Encuesta del Día


Aparte de temas económicos, ¿tiene sentido alargar la edad de jubilación?


  • no (70%, 309 Votos)

  • si (24%, 104 Votos)

  • no tengo criterio (6%, 26 Votos)

Total Votos: 439

Cargando ... Cargando ...

El Dios de las pequeñas cosas se aleja

Mario Conde - Escrito el 5 de junio de 2009

victoriano

Os adjunto un texto que me envía Victoriano Fernández

En la campaña de las elecciones europeas Jesús Quijano, catedrático prestigioso y líder del PSOE de Castilla y León, en una charla  informal con empresarios pequeños de Santa Eufemia del Arroyo, ante la insistencia de ellos sobre la necesidad de inversiones e ideas para evitar la despoblación de Tierra de Campos, vino a decir algo así como que MIENTRAS EL ALFOZ DE VALLADOLID (un anillo de unos 7 km alrededor de la capital ) no se ocupe y desarrolle será muy difícil que llegue inversión al resto de la provincia, y casi imposible a los 180 municipios de menos de 500 habitantes que existen.

Esta opinión de alguien con peso en las decisiones de Castilla y Leon y de España, me parece que refleja la distancia que tienen nuestros gestores con respecto al mundo real en el que vivimos. Pienso que mientras no cambie esa forma de entender el desarrollo, será imposible tomar las decisiones que el planeta tierra necesita y de las que depende la supervivencia digna de millones de ciudadanos.

Frente a esa idea desarrollista basada en el crecimiento cancerígeno de las ciudades, propia de la mentalidad de los capitanes de la industria y el comercio del XIX, que sin duda han servido para impulsar la tecnología y han permitido generalizar ciertos servicios a una parte de la población mundial, se impone una reflexión alternativa, en beneficio de todos, incluso de aquellos que vivimos en el hemisferio norte y tenemos más posibilidades de mantener ciertas posiciones de privilegio en el peor de los escenarios imaginables.

Porque, incluso entre nosotros, los niveles de estrés que hemos de soportar a causa de ese modelo claramente en crisis, son cada día más negativos para nuestra calidad de vida.

Esta nota pretende impulsar ese debate sobre las alternativas, y por ello, he buscado entre los diferentes autores que explican la evolución de nuestras sociedades desde ópticas críticas con nuestro modelo, y aun con la cultura subyacente al modelo.

http://es.wikipedia.org/wiki/Arundhati_Roy

Esta arquitecta y activista – continuadora de otros hindúes universales – plantea en su libro mas conocido todas las contradicciones de ese modelo. Y el gran mérito de su crítica es que está hecha desde la mirada de los niños, de esos niños que vivirán en el siglo XXI con todos los desgarros producidos por el crecimiento cancerígeno y destructor del capitalismo salvaje.

Toda la novela es un cántico a la vida regida por el Dios de las pequeñas cosas : el juego, la amistad, el amor, el trabajo, la confianza… frente al TERRITORIO DE LOS GRANDES DIOSES Y LAS GRANDES FABULAS: EL ÉXITO, LOS NEGOCIOS, LAS GRANDES INFRAESTRUCTURAS, LA OFERTA, LA DEMANDA…

Es relevante el capitulo titulado TERRITORIO DE DIOS. Lo toma prestado de una urbanización turística que esconde con unos carteles un antiguo río que ha muerto a causa de la construcción de una presa. El hotel aislado del río y sus olores fétidos por vallas, enredaderas y aromas químicos se llama así.

Y dice la autora: “la presa regula la entrada de aguas saladas provenientes de las marismas que se abren al mar de Oman. Así que ahora tenían dos cosechas al año, en vez de una: UN POCO MAS DE ARROZ POR EL PRECIO DE UN RIO.

¿cabe mejor definición en menos palabras?

Hace unos treinta años, en mi búsqueda de fuentes que me permitan mirar el planeta con ojos no estrictamente europeos, mis amigos Claes Linden y M’ buy  Kakunda (congoleños amantes de África) me recomendaron una lectura parecida 

TODO SE DERRUMBA de  http://es.wikipedia.org/wiki/Chinua_Achebe

La lectura del libro de Chinua Achebe debería ser libro de texto en las enseñanzas medias de todo el mundo, como una forma amena de comprender los efectos colaterales del colonialismo, que se esconde en las palabras del dirigente del PSOE del que yo hablaba al principio, y quizá de todos nosotros, cuando miramos el mundo rural que se va, sin que hayamos construido alternativas viables.

Pero para no hablar solo de literatura en este texto que pretende abrir debates, y para no cansaros en exceso os pido una mirada más técnica, antes de dejaros frente a los desiertos de España, que a mi modo de ver, son todos los territorios, todos los que están un poco más allá de ese borde del que hablan todos los dirigentes de todos los partidos existentes…

La mirada que, en mi opinión, mas ayuda a entender que si queremos recuperar el Dios de las pequeñas cosas, antes hemos de combatir contra esos grandes dioses que nos llevan irremediablemente al holocausto humano generalizado, es la de James Lovelock. Este autor británico, creador de la HIPOTESIS GAIA I y II, explica muy bien como la campiña inglesa, aparentemente natural, es hoy, de hecho una especie de cloaca parecida al TERRITORIO DE DIOS de arundati roy…

 

Lovelock propone la energía nuclear como salida del desastre, pero hace algo tan terrible, porque da por perdida  más de 9/10 partes de la población mundial. Yo no soy tan pesimista. Pienso que aun hay tiempo, por eso escribo este texto. Pero no queda mucho tiempo.

Ortega y Gasset en los años 20, Skinner en los 50, Bill Mckibben , Petra Kelly y otros en los ochenta… y millones de indígenas hoy en todo el mundo, Por ejemplo lo que se denominan ABUELAS DEL MUNDO POR LA PAZ, nos vienen avisando de que el tiempo del Dios de las pequeñas cosas se aleja… y se aleja en perjuicio de todos los humanos.

¿Conseguiremos que ese Dios vuelva sus ojos y nos ayude?. Como una plegaria del niño que fui en el territorio casi virgen que era Santa Eufemia del Ahogaborricos en los 40 os envío estas líneas, espero que sirvan para el debate.

Gracias

Victoriano Fernández

Alcalde de un territorio en extinción

, , , , , ,

  1. #1 > Socrates > 5 de junio de 2009 06:53

    Filius Hominis, hijo del Hombre, como Él se llamaba. Victoriano, escucha a PilatoEcce Homo-: ¡Ahí tenéis al Hombre!, y vuelve tu mirada a Cristo. ¡Qué cerca lo sentirás ahora, amigo mío!

    Él es Emmanuel, «Dios con nosotros».

    Un saludo.

  2. #2 > JM > 5 de junio de 2009 07:15

    Lo esencial, a veces es invisible a los ojos de la humanidad y visible a los de la Humanidad.

    Gracias por el texto Victoriano.

  3. #3 > Fernando > 5 de junio de 2009 08:58

    LLevo tres años analizando y buscando soluciones entre el progreso y modelos más humanos y todavía no visualizo la solución. Es un tema de una tremenda complejidad si queremos hacer una transición ordenada y no traumática de las sociedades industriales a la sociedad del conocimiento. La sociedad del conocimiento tal cual la entienden muchos hoy es tan sólo pasar de unas tecnologías a otras y con un modelo parecido al industrial, pero tiene que abarcar muchos más factores, sobre todo el poner al ser humano y al planeta como centro.

    Poner las bases de un modelo social verdaderamente holístico es la clave que nos toca para esta década que viene.

    Si bien lo que se tiene que hacer holístico de forma prioritaria es la mente humana.

    Los retos que tenemos para este siglo son enormes y tremendamente complejos.

     jtamames Respuesta:
     

    @Fernando, En esa transición que comentas, Fernando, Jorge Carvajal ha apuntado alguna vez la importancia de dignificar el ocio. Cada vez disponemos de más ocio, lo que en teoría nos da un campo enorme para desarrollar nuestra parte más elevada. Sin embargo, hay la sensación de que ese ocio en gran medida se dilapida en actividades que en vez de formar el carácter de las personas, lo destruyen. Si yo reduzco mi jornada de trabajo y las horas ganadas las lleno de telebasura, poco avanzaré como persona. Aquí hay un factor que afecta a la responsabilidad de cada uno, y respecto del cual no se debe exigir responsabilidad a los demás, sino exigírnosla cada uno de nosotros a nosotros mismos. Una vez que hayamos asumido cada uno nuestra propia responsabilidad, creo yo, esos retos serán más tratables.

     Fernando Respuesta:
     

    @jtamames,

    Willis Harman tiene libros interesantes al respecto. Yo creo que iremos hacia un modelo social parecido al que proponían Kropotkin y Castoriadis como base, luego claro, lo que haga cada uno con su vida es su propia responsabilidad.

    Harman tiene cosas interesantes sobre el colapso del mercado de trabajo y el incremento del paro, muy actual esto, y sobre como esto nos dirige hacia una sociedad del ocio.

    Eso que apuntas es una oportunidad y un peligro, el ocio nos puede llevar a convertirnos en una sociedad más desarrollada humanamente o que pasemos a Matrix si la gente se empieza a idiotizar más de lo que andamos. El sistema ya sabemos que apunta en la segunda dirección, a ver si sabemos revertir la tendencia y si, es cierto que sólo es posible si cada ser humano se empieza a responsabilizar de su propia vida y fundamentalmente haciendo un profundo cambio en la educación. La clave está en la educación, si no se produce este cambio, nos estamos lanzando al precipicio.

     Alcyon Respuesta:
     

    @Fernando,

    Comparto y opino totalmente lo que aqui decis Fernando y J Tamames.

    Pero para despertar como conciencias, se necesita llegar a un «Nivel de Necesidad» a desearlo profundamente.

    Y me pregunto se crearan condiciones sociales externas, o condiciones internas a nivel individual, que permitan este despertar.

    Sino la Matrix la tenemos asegurada.

    Yo erre que erre, deseo que esta tierra sea de Hombres Libres, y no de esclavos.

    La Vida que Somos y tenemos, merece un mejor destino.

    Tenemos que hacer este Cambio esta Transformacion como sea, y como se pueda, pero hacer algo.

    Deseo y quiero que los que participamos aqui, gocemos haciendo y consiguiendo estas cosas.

  4. #4 > Ricardo > 5 de junio de 2009 09:08

    Victoriano,cuando los políticos dejen de pensar en política,podremos empezar a pensar juntos.
    Lovelock , se equivoca,por un lado aún no se ha solucionado el tema de los residuos nucleares,principal peligro de las centrales : Donde los guardamos? , por otro lado no está claro de donde nos proveeríamos de plutonio.En españa hay algunos yacimientos,pero no es igual que una mina de hierro.

     victoriano Respuesta:
     

    @Ricardo,

    Hola;

    De lovelock me interesa sobre todo la tesis sobre que la tierra es un sistema que «responde» a las agresiones.

    Tambien su descripcion de la campiña inglesa aparentemente viva, y , si el no nos engaña, totalmente artificial y dependiente de la química.

    Su apuesta por las nucleares contiene todos esos riesgos que tu señalas.

    Pese a las partes que no comparto pienso que su libro es necesario para formarse un criterio y sus ideas sobre que los ecologistas, o al menos algunos de ellos, no han hecho bien las cuentas sobre el desarrollo «sostenible» tambien son dignas de tenerse en cuenta

    Saludos

    Victoriano

     Ceropuntocero Respuesta:
     

    @victoriano,

    No he leido a Lovelock. Tampoco tengo previsto hacerlo, a pesar de que me lo han recomendado unas cuantas veces. Sin embargo, siempre me ha llamado la atención que la vegetación que ha sufrido agresiones se muestra más agresiva con el hombre: un bosque respetado durante varios cientos de años es un lugar transitable y ameno, una superficie recientemente arrasada por un incendio -si no se encuentra irremisiblemente desertizada- se puebla espesamente de aliagas y arbustos espinosos y hostiles que cierran el paso a los humanos. Casi que en el grado de hostilidad de un paisaje, uno llega a percibir cómo ha sido tratado últimamente. Sin embargo, ¿qué puede esta respuesta? El hombre es capaz de desertizar hasta donde se proponga. Después no podrá vivir en ninguna parte, claro, pero no hay en la tierra defensa eficaz contra el daño que le puede infligir.

  5. #5 > krista > 5 de junio de 2009 09:25

    Victoriano, hay muy pocas politicos que hagan politica por ayudar, la mayor parte de ellos se suben encima de la silla y se creen alguien, cuando en realidad son uno con la ayuda del resto.
    Yo soy conocedora de que eres un tipo estupendo, trabajador, comprometido con tu pueblo y tremendo SER HUMANO, eso es lo que me llega de la politica y de quienes gestionan el destino de los demás.
    Hay algo que he escuchado desde los tiempos HAZ TU TRABAJO CON DIGNIDAD Y COMPROMISO y los otros que hagan el suyo.
    Hace años que conozco ese pueblo, muchos años y cada vez que camino por sus calles, siento que en cada rincón de una tierra perdida en la nada, hay MUCHO AMOR.
    Felicidades amigo, tira palante que el compromiso y la dignidad ES LA MISMA VIDA.
    Saludos

  6. #6 > Iñigo Gómez Bilbao > 5 de junio de 2009 10:44

    De lo que nos cuentas, quiero quedarme Victoriano con el imponente concepto del Dios de las pequeñas cosas (las verdaderamente importantes pues de ellas se deducen las grandes). No quiero referirme a la obra de Arundhati Roy. Nada de Kerala. Nada de los conceptos que la obra recoge sobre el comunismo o las castas. Tampoco de la relación que existe entre los gemelos en ambos momentos de la vida.

    No, quiero referirme al Dios de las pequeñas cosas. Al Dios real. Al Dios que reside en cada uno de nosotros y que cuando lo dejamos actuar conseguimos obras de indescriptible belleza humana. Me gustaría reflexionar con vosotros sobre la capacidad del ser humano de hacer el bien, de ocuparse de los demás, de servir al prójimo, día a día, hecho a hecho.

    Ahí reside Dios. El Dios de las cosas pequeñas, el que verdaderamente nos hace distintos.

    En este blog detecto a menudo luces divinas. El afán de servicio y de comunidad que se desprende denota que queremos escucharnos, comprendernos y ayudarnos. Eso es Dios. Nada más que eso.

    Me quedo con la frase de Krista: «Haz tu trabajo con dignidad y compromiso» y dejadme que os añada otra frase que mi padre me dijo el día que juré mi profesión: «Ama tu trabajo de tal manera que el día en que tu hijo te pida consejo sobre su destino consideres un honor para ti proponerle que sea abogado». Ese pensamiento me acompaña junto a los otros nueve mandamientos de esta profesión: estudia, piensa, trabaja, lucha, sé leal, ten paciencia, ten fe, olvida y ama tu profesión.

    Me gusta el Dios de las pequeñas cosas. Me gusta cuando los hombres nos hacemos conscientes de que llevamos un trocito de Dios dentro de nosotros con el que podemos obrar verdaderos milagros humanos.

    Buen día amigos. Gran texto Victoriano. ¡Gracias!.

    IGB

     jtamames Respuesta:
     

    @Iñigo Gómez Bilbao, Me siento muy identificado con este post, Iñigo

     Iñigo Gómez Bilbao Respuesta:
     

    @jtamames, Gracias Joaquín.

     Esencia Respuesta:
     

    @Iñigo Gómez Bilbao,

    Después de leer tu comentario, solo decir que comparto cada palabra.

    Un cordial saludo.

     Justine Respuesta:
     

    @Iñigo Gómez Bilbao,

    Comentarios como el suyo, Íñigo, hacen que confie un poquito más en el Ser Humano.

  7. #7 > Toñi > 5 de junio de 2009 11:21

    Hola Victoriano.

    Yo también creo que estamos a tiempo de arreglar muchas cosas y seguramente lo conseguiremos.

    Puede que no en la medida deseada por eso es importante, ya que se habla del dios de las pequeñas cosas, el empezar por esos «tamaños».

    Comenzar con metas alcanzables para no desmoronarnos en el camino si no vemos resultados. Y aún así estar preparados para remontar en caso necesario.

    Sería saludable a nivel humanidad, sociedad, grupal, individual que se transmitieran, como tu haces, los valores que deben primar en esa nueva sociedad que buscamos por ser necesaria y siempre empezando desde casa, escuela, entorno…

    Y aún sería más saludable por el hecho de que nos repercutiría a todos, que todo lo que tu nos propones a la sociedad se le plantara como obligación de cargo a los partidos políticos.

    Que tu ejemplo fuera parte del currículo de los políticos, a cumplir a raja tabla o lo más cercano a ello.

    Espero que consigas todas tus propuestas puesto que son un bien holístico.

    Saluditos y un abrazo.

     victoriano Respuesta:
     

    @Toñi,

    Hola;

    Aprovecho este texto de Toñi para agradeceros a todos los buenos deseos para los proyectos de Santa Eufemia.

    «actuar local, pensar global» esa debería ser la conducta de los responsables, por ahí van las cosas. Y para actuar local se necesita saber que otros nos ayudais, con vuestra mirada holística, sin duda…

    Saludos

    Victoriano

  8. #8 > Felipe > 5 de junio de 2009 11:47

    Victoriano, en un post que te he dejado en otro artículo concluía con lo bueno y malo del PER. Ahora que he leído este artículo, te digo otra cosa buena del PER: ha logrado que muchos pueblos no queden abandonados y se pierda otra manera de vivir en sociedad.

    Recuerdo que cuando estudiaba con los jesuitas, hablando con un padre, amigo de mi familia, sobre el cumplimiento de los mandamientos, yo le decía es que son muchos y algunos muy difíciles, eso es solo para los santos que son muy pocos. Él me dijo que era todo más simple y sencillo, todos los mandamientos se resumen en uno sólo: no molestar a los demás. Si cada uno de nosotros no molesta a su compañero de pupitre, a su hermano, a sus padres, a su profesor…verás como el mundo será mejor. El Dios de las pequeñas cosas…y tan grandes y verdaderamente difíciles de llevar a cabo.

    Gracias y salu2,

     victoriano Respuesta:
     

    @Felipe,

    Hola;

    Te he respondido en el texto de las clases, sobre el PER, sin duda algo muy positivo del PER ha sido mantener habitados pueblos que de otra manera se depoblarían aun mas aprisa…

    Pero hablando hoy, en tiempos de crisis, superando las corruptelas del PER, habría que escuchar la propuesta de RAMIRO PINTO en su libro la PERESTROIKA DEL CAPITALISMO = RENTA BASICA DE CIUDADANIA.

    Pero la propuesta de la Renta Basica exige una mirada muy diferente sobre lo que entendemos por Renta y lo que entendemos por SALARIO.

    Ramiro, que procede del ecologismo radical y vive al borde de la pobreza por coherencia con su compromiso, defiende que esa Renta Basica sea «no condicionada». Muchos le queremos hacer ver que por ahí puede colarse un camino a la vagancia.

    El suele responder con algunos argumentos muy cercanos a los que tu ulitzas, con eso de no molestar. Si cada uno tuviera asegurada una renta mínima, quiza esas cosas pequeñas que permiten vivir «a lo grande » en lo que importa: amigos, familia, creatividad… estaría mas cerca.

    Los libros que he citado y la corriente central de los ecologistas no andan muy lejos de los mandamientos, tomados en serio. y si los tomamos todos en serio, no son tan dificiles de cumplir.

    En fin seguiremos hablando.

    Saludos

    Victoriano

     Felipe Respuesta:
     

    @victoriano, Hola. Gracias por dedicar parte de tu tiempo a «charlar» conmigo. Espero no molestar ja,ja.

    Solo una pregunta sobre el libro que me comentas. ¿Quién pagaría la renta básica y cómo se calcularía?

    Salu2,

     victoriano Respuesta:
     

    @Felipe,

    Hola;

    Buena pregunta, Hay un economista de Leon que ha escrito algo sobre la financiacion.
    Creo recordar que este economista defiende la idea de que todos los impuestos han de desaparecer y en su lugar quedaría un solo impuesto, una especie de Iva de nuevo tipo

    Ramiro explica en su libro algunas ideas sobre la financiacion.

    Lo que dice está en linea con el economista y sus relfexiones van en la direccion de que ahora hay un monton de ayudas que´podrían subsumirse en la nueva Renta Basica.

    En el parlamento en la primera legislatura de ZP crearon una subcomision con la promesa de estudiarlo, pero como a los grandes estas cosas no les interesan, creo que ahora está todo eso parado.

    Creo que Jordi Sevilla tambien ha escrito sobre el tema.

    Quien mas ha profundizado es Van Parirjjs un economista de la universidad de Lovaina.

    Yo no puedo decir mucho mas.

    Saludos

    Victoriano

     Felipe Respuesta:
     

    @victoriano, No sé si este es el sitio adecuado para seguir con este tema, pero me surgen muchas dudas.

    Dices que la idea de algunos es eliminar todos los impuestos y dejar uno parecido al IVA…¿se eliminarían los impuestos directos? Es decir, el sistema se financiaría con impuestos que gravan el consumo, ¿qué tipo de gravamen? ¿De verdad que esto está estudiado así? Un impuesto sobre el consumo no soporta la actuación de ninguna Administración, salvo que se reduzca de manera considerable su dimensión, por los vaivenes de la actividad económica. Fíjate ahora con la crisis, con la reducción de los ingresos por impuestos producida básicamente por la caída de la actividad económica y del consumo.

    Soy liberal y defiendo un menor peso de las AAPP, pero entiendo que siempre debería existir, al menos, un impuesto directo y otro indirecto que se complementaran entre sí para sostener una adecuada financiación de la cosa pública, por muy pequeña que ésta fuera.

     victoriano Respuesta:
     

    @Felipe,

    Hola Felipe;

    Creo que ya he dicho que en economía yo no soy liberal, je je
    Por eso algunas de esas ideas sobre el impuesto para financiar la RB, me sorprenden y mi debate con quienes la defienden es permanente desde que me incorporé con ellos.

    Pero son gente seria, comprometida . Si quieres entrar en relacion con ellos creo que desde google pinchando ARENCI, Asociacion para la defensa de la Renta Basica, te darán la direccion del economista que mas ha trabajado el tema por Leon.

    Hay un catalan mas a la izquierda, que no se hasta donde comparte lo que dice el de Leon, y en medio está Ramiro pinto que viene de los Verdes.

    Lo que si creo es que precisamente en la crisis este debate merece la pena y por eso creo que es conveniente leer a Van Parijjs, aunque alguna de sus ideas «rechinen» a los liberales por liberales y a los marxistas por marxistas.

    Saludos

    Victoriano
    P/D si al fin nos encontramos en octubre por Tierra de Campos, es posible que Ramiro Pinto se nos incorpore, él tiene muy claro lo de la RB

     Felipe Respuesta:
     

    @victoriano, Perdona Victoriano que te responda aquí pero no me daba la opción en el último comentario.

    Ya me dí cuenta que no eres liberal, por eso te lo ponía porque no me cuadraba tu explicación. Con los años sigo siendo liberal pero con matices: menos liberal en lo económico y más en lo político y social.

    ¿Cómo una persona de izquierdas como tú podía defender la eliminación de impuestos y dejar únicamente un impuesto al consumo? Aquí falla algo jajaja.

    Por eso te preguntaba cómo se financiaba y se calculaba la RB.

    En estos temas, sinceramente, prefiero que el dinero esté en el bolsillo del ciudadano que en manos de los políticos. Así que mientras menos dinero de todos tengan en sus manos, mejor.

    Oye y lo de Tierra de Campos ¿qué es? ¿se está organizando una reunión?

  9. #9 > Xana > 5 de junio de 2009 12:23

    Benedetti lo dijo con palabras mucho más bellas, las hago mías…

    LA CONCIENCIA

    «Las causas en las que he creído y creo han sido derrotadas, pero yo no me
    siento derrotado en cuanto a mis creencias, en cuanto a mis posiciones ideológicas y seguiré luchando por ellas. Sin éxito, eso sí. Mientras pueda dormir tranquilo, no me consideraré un derrotado total».

  10. #10 > cadogan > 5 de junio de 2009 12:51

    Run rabbit run
    Dig that hole, forget the sun
    And when at last the work is done
    Don’t sit down
    It’s time to dig another one
    Pink Floyd

  11. #11 > Rosa Maria > 5 de junio de 2009 13:25

    Victoriano, a la gran mayoría de políticos les trae sin cuidado nuestro planeta, para ellos solo cuenta el PODER, lo anteponen antes que cuidar de un bien que nos pertenece a todos y que ellos utilizan en beneficio propio.

    La Tierra, nos da avisos de que las cosas no funcionan bien, prueba de ello es la cantidad de terremotos, inundaciones, y un largo etc.…., dan la culpa al cambio climático, pero quizá deberíamos pararnos a pensar quien es el responsable, para mi esta muy claro, el único culpable es el hombre.

    Creemos, equivocadamente que construimos un mundo bello, cuando la realidad es bien distinta, nos cargamos un mundo que antes era bello para convertirlo en algo feo.

    Ponemos cemento, y quitamos naturaleza, somos así de inteligentes.

    Espero que el Dios de las pequeñas cosas, se vaya acercando en vez de alejarse porque si no, vamos listos.

  12. #12 > AUXI > 5 de junio de 2009 14:11

    Buenas Tardes

    No es dios que se aleja de las pequeñas cosas, somos nosotros que cada día alejamos a dios, le exigimos lo que nosotros con nuestra manos somos incapaces de hacer, es el hombre que destruye y construye.

    Dios es la fuerza interior y si la pierdes lo pierdes a el.

    Buen dia

     victoriano Respuesta:
     

    @AUXI,

    Hola Auxi;

    Claro que no es Dios quien se aleja.
    Pienso que es muy explícito en todo el libro que tomo como referencia. Ese libro – rio en toda su profundidad, como explica muy bien Iñigo, por cierto Iñigo un lujo tu manera de resumir las ideas de Arundaty y de elegir una entre ellas.

    Es muy explícito en el libro, pero yo pienso que tambien en lo que he escrito, como material de reflexión sobre nuestro alejamiento de los rea y de la naturaleza.

    Pero lo que plantean todos esos pensadores que cito, es, hasta donde, en un mundo plural, todos los humanos olvidamos lo más sencillo, lo más «divino» en palabras de los creyentes.

    Si ponemos en primer término CRECER … tendremos mas arroz… pero ¿SEREMOS?

    Esa es la cuestión ¿renunciaremos a un poco mas de ARROZ, para recuperar esas riberas por las que pasear y vivir de acuerdo con el Dios de los pequeño?

    Y si estamos algunos dispuestos a esa renuncia ¿cómo animar a los demas? ¿cómo hacerles ver lo que ven los gemelos de la novela de Arundaty, cómo animar a todos a descubrir lo pequeño y evitar que los Velutas sigan muriendo en nombre de las grandes palabras?

    Saludos

    Victoriano

     AUXI Respuesta:
     

    @victoriano, Por eso es el hombre quien construye y destruye, el hombre que ama a dios, se ama a el, por lo tanto quiere lo mejor.

  13. #13 > Denacorima > 5 de junio de 2009 16:05

    El hombre,sólo el hombre, puede salvar al hombre. No el hombre escrito con mayúsculas o entre comillas,sino el hombre singular,el hombre que cada uno de nosotro es…Por ello,la batalla principal de este sistema tiene que darse en un solo frente:eliminar resistencias y multiplicar necesidades.

    Sería muy triste despertar y descubrir «a este paso»que no tenemos lugar en el mundo,y que estar en el es una farsa. (esperemos que no sea así).

    Buen estreno victoriano y…la esperanza es el otro puente que nos permite proyectarnos hacía el futuro. Lo que deseamos ser,lo que seremos.

  14. #14 > Sananda > 5 de junio de 2009 16:38

    ¡Hola Victoriano !

    Con mucho gusto participaré comentando para éste artículo suyo, que me interesa muchísimo.
    Lo haré mañana, por motivos de «tiempo» como siempre.
    Mañana ….. para poder «deleitarme» más ……
    Aunque lo que usted expone, no és lamentablemente, como para deleitarse.
    Sino por lo verdadero del contenido, deseo y necesito algo más de tiempo del que hoy dispongo, para poder «inmiscuirme» en el asunto, como se merece.

    ¡¡ Gracias, hasta mañana y saludos a todos !!

  15. #15 > Daniel Vargas Lallament > 5 de junio de 2009 17:51

    Los pueblos no se extinguen, se eliminan y destruyen sistemáticamente, porque en un pueblo suceden relaciones humanas, algo que en la ciudad se ha extinguido. La masa está formada por individuos, fuera de un entorno colectivo, fuera del pueblo, de la tribu. Se crean artificios que falsifican aún más las relaciones y el consumismo es la gran patología. ¿Se escucha en una ciudad el canto del mirlo al amanecer? ¿El ulular de las palomas a la mañana? ¿Los grillos al anochecer? Y en los pueblo cada vez menos, ni las ranas se escuchan y cuando alguna canta molestan. Esa sensibilidad es la energía que necesita la inteligencia para funcionar, el pensamiento, la conciencia. La cual está ocupada por mensajes que lanza y colocan las tecnologías de la conciencia, la publicidad, en todas sus versiones. Principalmente política. ¿Por qué no siembre, señor Victoriano, bosques? Que los hubo en esa Castilla arbolada. Luego castrada, que para suplantar su vida natural tuvo que ir a conquistar el mundo y destruir y destruir… nadie volverá a un pueblo para nada, a la nada. Pues hace falta una base material, que permita colectivizar una parte del dinero y repartirlo para sentar las bases de la libertad. Y lo demás vendrá por añadidura. Señor alcalde, usted tiene en sus manos su pequeña revolución. Cada uno de nosotros y, sin embargo, siempre esperamos que vengan los ángeles o la nueva conciencia, como que bajaran del cielo.

  16. #16 > vermeer > 5 de junio de 2009 18:05

    Hola Victoriano! Muchas gracias por tu artículo y comparto tu preocupación por el futuro de nuestros pueblos, en este caso de Santa Eufemiana, que son relegados de los proyectos de desarrollo de nuestros políticos, y que abocan a los habitantes a seguir emigrando a las ciudades, algunas ya monstruosas, y que han demostrado que no son la solución para las sociedades del mundo. Simplemente con algunas inversiones, proyectos de desarrollo sostenible, estas pequeñas comunidades sobrevivirían y las ciudades se descongestionarían. En Aragón también conocemos bien la despoblación de tantos hermosos pueblos, cuyos habitantes tuvieron que emigrar a las ciudades en busca de mejores condiciones de vida, ya que en los pueblos carecían de las mínimas infraestructuras y servicios para vivir. Cuando los visitabas la sensación de abandono te sobrecogía.
    Me encantó el libro del que hablas de Arundhati Roy, que compré hace algunos años, y que valora las cosas sencillas porque quizás ellas son las más importantes para los seres humanos aunque no cuenten nada para el progreso.
    Victoriano, me devuelves la confianza en la gente de la política ya que veo que luchas por tus ideales con honradez y gran corazón, y por ello tienes mi admiración. Un fuerte abrazo,

  17. #17 > atati > 5 de junio de 2009 20:01

    Vaya, amigo Victoriano, el final de tu interesante artículo me ha descolocado un poco. Dices: «¿Conseguiremos que ese Dios vuelva sus ojos y nos ayude?». Bueno, más que descolocar, me ha hecho pensar.

    Supongo que como buen marxista, y acaso leninista aunque ahora seas más bien un poco ácrata, opinarás que no hay ningún Dios que nos ayude, que la ayuda debe de partir de nosotros mismos, primero concienciándonos de los problemas existentes, después buscando alternativas a esos problemas, organizándonos, convenciendo a la sociedad de nuestros presupuestos, para finalmente conseguir el suficiente poder que permita materializar nuestras alternativas.

    En todo este proceso no hay ningún Dios, si exceptuamos para los creyentes la fortaleza interior que su creencia pueda transmitirles. Sólo está el sencillo humano y un esfuerzo titánico para obtener las diversas fases del proceso descritas en el párrafo anterior.

    Y curiosamente, esta sintetización de cualquier proceso revolucionario realizada desde el materialismo dialéctico, coincide plenamente con la sintetización de las antiguas enseñanzas Vedantas plasmadas en el Bagabad Gita, o en Pantanjali, o en Raja Yoga.

    Es curioso cómo la más antigua filosofía del espíritu y la moderna filosofía materialista coinciden en lo fundamental. La primera cuando habla del proceso personal de crecimiento espiritual y amoroso, y la segunda cuando habla del proceso social de crecimiento democrático y solidario.

  18. #18 > CSantos C > 5 de junio de 2009 20:59

    Victoriano, MAESTRO, sólamente mi testimonio a tu artículo, que me aceptes como amigo, para mi, sabes que es un honor.
    Voy a intentar entrar en dos partes-
    1ª No me va lo política, únicamente, te dije en cierta ocasión, que si los politicos de hoy dia, ganaran al mes lo que ganas tu como Alcalde, seguro que habría pocos, pero buenos. ¡¡Y con las horas que le echas¡¡
    2ª El problema de los pueblos, no es de ahora, todo el mundo quiere mejorar, los que quedan, me refiero la gran mayoria labradores, tienen su tractor, con calefacción, aire acondicionado y algunos hasta con TV. Posiblemente, con eso de la crisis, algunos volveran otra vez a lo que fueron, pero sinceramente, confía en los que se van jubilando, ahora cada dia mas jóvenes, y vuelven a terminar de vivir unos cuantos años, por amor a su pueblo y a su juventud. Creo que tristemente es así. No esperes mas, porque las nuevas generaciones, se marcharan, la mayoría por consejo de sus padres, quien no quiere que sus hijos sean mas, de lo que ellos han sido.
    Siempre serás un defensor de cosas nobles, pero posiblemente imposibles y no es querer desanimarte.
    En este caso, recibe mi consideracion mas distinguida

  19. #19 > MIGUELRIS > 5 de junio de 2009 21:19

    Victoriano: las ciudades se han desarrollado de forma cancerígena por culpa de la especulación atroz, pero no voy a dirigir mi texto por esto último. Cuando antes tardabamos mas de una década en realizar un plan parcial,( un barrio de nueva construcción de pisos), ahora los realizabanos en 18 meses, construyendo nuevas ciudades adosadas a las antiguas. bloques de pisos, colonias de unifamiliares, y a continuación otro plan parcial, no se habían terminado las obras de urbanización y se empezaban a levantar nuevos bloques de pisos. Todo iba demasiado deprisa .Estas viviendas, en parte, han sido habitadas por jovenes que comenzaban su futuro profesional en estas ciudades provenientes de los pueblos de alrededor. Me parecia todo tan artificial. Los jovenes se hipotecan hastas la cejas, viven en ciudades creadas artificialmente, sus hijos juegan en parques infantiles que huelen a caucho y pintura, de colores, de diseño. Al lado los padres de pie, con ojeras provocadas por el exceso de trabajo y el estrés, hay que pagar demasiadas facturas. Los fines de semana excursiones al centro comercial, como borregos, dando vueltas por otro paraje antinatural creado para el ocio y el consumo. La vida nos vuelve prisioneros de la vida. ¿somos así felices? hemos tenido otra opción. Luego me relajo y traigo a mi mente recuerdos de mi infancia siempre relacionado con la naturaleza, jugabanos en las orillas de los rios Zujar y Ruecas, subiamos a la sierra de Rena, que nos son parajes naturales maravillosos, pero eran nuestro mundo y ahí si eramos felices. Comiamos pan de pueblo y chorizo de pueblo, que rico. No habia mucho para el ocio, pero éramos felices. Me gusta llevar a mis hijos a estos sitios y explicarles que yo de chico jugaba alli, y les encanta y me hace feliz, no existe el estres, no hay agobios, alli se para el tiempo y el aire consigue entrar hasta el fondo de mis pulmones. Me relajo, me convierto o mas bien, vuelvo a ser quien era antes de dejar de serlo que diria el Sr. Conde. No me quiero extender, intento transmitirte un sentimiento, pero lo mio no es la literatura, no se si, por lo menos en parte lo he conseguido. Un saludo: Miguel Angel

  20. #20 > Justine > 5 de junio de 2009 21:40

    ¡¡¡Ay, Victoriano!!!

    ¡¡¡Que parte de España más bonita!!! Entiendo que estés tán orgulloso de tu tierra y la quieras mantener. Y no a cualquier precio, lo que es más meritorio todavía.

    Si bien es cierto que, a nivel de infractructuras, está de pena. Y claro, no puede haber infractructuras si no hay más habitantes, pero no habrá mas habitantes si no hay infractructuras. La serpiente que se muerde la cola.

    Mas, si algo pude comprobar, es que hay mucha gente joven que hace mangas con capirotes para no tener que irse. No quieren irse. Es su tierra, es su vida. Y luchan por seguir, aun pudiendo irse.

    Espero, de corazón, se consiga que tu pueblo no sea un pueblo en extinción.

    Recibe la mejor de mis sonrisas, y que el Dios de las Pequeñas cosas nos escuche.

    Un gran y afectuoso saludo,

    Justine

    pd. Como siempre, tomo nota de los autores que recomiendas. ¡Me van a echar de casa si sigo metiendo papel en ella!

  21. #21 > Constantino Carenado > 5 de junio de 2009 21:44

    Sr. Victoriano. Llevo poco tiempo visitando este blog en que he observado que participa muchísimo. Ahora empiezo a comprender la razón.

    Leyendo comentarios suyos en artículos de Mario ya noté algo. Me daba en la nariz, me olia, que usted es uno de esos políticos que usa la ética para gobernar su pueblo.
    No sé su ideología ni me importa, no se ofenda.
    Este artículo me provoca y no puedo dejar de usar mi estilo, un poco agresivo pero jamás mal intencionado.

    Vivo en un barrio de Sevilla. Esto se parece mucho a un pueblo. Frecuento casi siempre el mismo bar porque busco a los mismos vecinos en ese entorno ,al que llamo «la cocina de mi casa». Y lo llamo así porque voy con mucha frecuencia a desayudar o a cenar ; y también a las dos cosas.
    En dicho entorno ,donde siempre hay compañia,me siento muy comodo ; al igual que muchos vecinos habituales y , a efectos prácticos, buenos clientes del bar.

    Puedo garantizarle que en el bar existe el Dios de las pequeñas cosas.Y en mi
    caso solo me falla la confianza en esos vecinos a los que aprecio ,pero en los que no confio. Siendo sincero tengo que aclarar ahora ,y aqui, que siempre he sido desconfiado.Quiero aclarar esto último antes de continuar mi comentario. Soy desconfiando porque mi padre se ha esforzado en que lo sea ; por ello no espero nada de nadie y lo que me encuentro, me encuentro.
    Porque…
    ¿Que es la confianza?
    ¿Que los otros te den lo que tu quieres?
    ¿Seguro?
    Es un concepto del que me gustaría charlar con usted, o con quien se preste,algún día.
    Un ejemplo: tenemos la mala costumbre de que cuando rompemos la relación afectiva con otra persona la mayoría dice ,o piensa:
    ¡Ojalá se muera! ¡Que le dén! etc…
    ¿Eso fue amor? ¿Eso fue confianza? ¿Que era antes de la crisis interpersonal? ¿Era un mojón?
    Disculpe Victoriano , me esoy alejando del tema…

    En el bar de mi barrio el Dios de las pequeñas cosas existe. Y entre mis amigos y familia directa también.
    Y ese Dios de las pequeñas cosas lo valoro gracias a mi amigo ,entre otros, Pepe Visiedo. Un misionero de Africa jubilado.

    La cuestión Victoriano, según mi perpectiva de chimpancé con pelo, es que el Dios de las pequeñas cosas pasa desapercibido en donde vivo.
    Está sin estar.
    Se siente sin sentirse.
    Parece un fantasma que juega en un segundo plano.
    Pero este Dios ,con toda franqueza:

    ¡Debería ser más evidente!

    Hay que decir que la mayoría de las preocupaciones y problemas de mis vecinos provienen de las grandes cosas que no han hecho, que no les han permitido, que les hace sentirse fracasados, que les obliga a beber un poco más de la cuenta, que les agobia…

    No puedo negar el Poder del Dios de las grandes cosas .Básicamente es el que hace que muchos nos sintamos fracasados, o mal con nosotros mismos.
    ¿Cómo va a tener exito todo el mundo?
    ¿Nos hemos fumado un porro o algo así?
    ¿Todos queremos ser Nadal?
    ¿Todos queremos ser Felipe Gonzalez?
    ¿Todos queremos ser el mejor vendedor de todos los tiempos?
    Es absurdo pero nos afecta y nos hace sufrir tontamente.
    Es muy difícil librarse de su influencia. Tremendamente difícil y, ocasionalmente, tormentoso.
    Pregúntele a mi querido padre cuando con el título de magisterio ,y FP2 de Electrónica, me fui ,durante nueve meses, a la fresa y a la naranja. Lo pasó fatal y yo estaba bien porque necesitaba un cambio.
    Y no le cuento ahora que estoy en el desempleo dedicando todo el tiempo posible a escribir…nuevamente soy un fracasado para las personas a las que les importo.
    ¿Sabe Por qué?
    Porque la mayoría de los que escriben no viven de eso.Si intentasen vivir de eso (produciendo textos y textos) probáblemente estarían en la miseria porque el éxito (si no no se come) no les llega a todos los que escriben por variopintas razones…(este asunto complica mi comentario-haga como si no lo hubiese leído o escrito-).

    Volviendo a los compañeros de «la cocina de mi casa»; osea el bar.
    Sabe, Sr. Victoriano, como compensan esa sensación de fracaso algunos vecinos (gracias a Dios no todos son así);pues diciendo de sí mismos que son los mejores, que son unos máquinas, que saben de todo.Se engañan a sí mismos y estan convencidos de que es una buena opcion al hacerlo con perseverancia.

    Tendríamos que hacer que el Dios de las pequeñas cosas :
    Se hiciese presente.
    Se hiciese palpable.
    Se hiciese visible.
    Se hiciese importante.Sin perder su naturaleza.

    Y ,discúlpeme Sr.Victoriano, la condescendencia en la moderación verbal ( es decir la diplomacia) no sirve. Y ,siento decírselo, me parece usted demasiado diplomático.
    Demasiado moderado. Incluso leí, de refilón, que habia cambiado de actitud con el tiempo.
    ¿Que actitud?
    ¿Cambiar a los demás políticos? (esto es pura especulación -no se enfade-)…
    ¿Ha enfrentado un halcón contra una ratón?
    ¿Quien se come a quien?

    Sinceramente, Sr. Victoriano tengo esperanza. El Dios de las pequeñas cosas persistirá. Solo me preocupa una idea…

    ¿Cuando tiempo durará la falsa sensación de que El Dios Grande es fuerte y no de paja (su auténtica naturaleza)?

    ¿Cuando percibiremos que en realidad no es un halcón?
    Si no ,un estercolero que nos está salpicando a todos con su «m».

    Alguíen debería despertar la conciencia dormida usando procedimientos dialécticos rodeados de ética.

    Alguién debería provocar al Dios Grande que tenemos en la mente, el Dios Grande que nos han vendido para mantener el sistema neoliberalista de «m».
    Alguién tendría que provocarlo para que viése que está equivocado.
    Muy equivocado.

    Sr. Victoriano.
    Tengo la esperanza de que despertaremos pronto ,sin violencia física, ni catástrofes. Que despertaremos al Dios de las Pequeñas cosas…

    ¡Haga evidente el Dios de las pequeñas cosas!
    ¡Seguro que sabe como hacerlo con su experiencia!
    Le veo capacitado.
    Y si necesita ayuda pídanosla.
    En este blog es usted muy citado (pienso que hasta querido).
    Seguro que son buenas razones las que hacen eso posible.

    Un saludo sincero.
    Alberto Real, el chimpancé sin pelo o con pelo, como prefiera.

     victoriano Respuesta:
     

    @Constantino Carenado,

    Hola Alberto Chimpancé sinpelo;

    Su texto me parce una buena guía para contiuar el camino que Mario y otros llaman navegación.
    Ayer en las cabezas de muchos de nosotros bullían, muchas de las preguntas que nos haces…

    Los que estuvimos en el acto sencillo de la presentacion, mientras tratabamos de poner cara a nuestros nicks y cambiar los nicks por nombres, luego en los corrillos que fuimos haciendo buscabamos eso que tu y otros expresais DESPERTAR EN NOSOTROS LAS PERSONAS, todas y cada una en el nivel de las cosas sencillas que importan.

    Pienso que todo lo deayer puede resumirse en una de las palabras que tu citas: CONFIANZA confianza de unos en otros, que no nos pedimos nada y no pedimos TODO…

    Dices que yo tengo experiencia y estoy capacitado, bueno…
    Tengo experiencia en vivir breves espacios de tiempo – isla como el de ayer.
    Islas en medio de océanos de DESCONFIANZA EN LA PELEA POR LAS GRANDES PALABRAS, LOS GRANDES CONCEPTOS QUE SE NOS ESCAPAN CUANDO QUEREMOS HACERLES OPERATIVOS.

    En la cena que hubo con posterioridad a la firma de los libros y a la firma de los pactos de confianza entre todos y cada uno, seguimos dando vueltas al mismo tema, con diversos nombres.

    Ahora con mi cabeza aun confusa, mezclando caras, nicks e ideas, pienso que el denominador comun es una pregunta:

    ¿cómo damos el salto desde una humanidad que se ha regido por conceptos como COSA PUBLICA, GOBIERNOS, INFRAESTRUCTURAS, PRODUCCION, CARRETERAS, UNIVERSIDADES… para colocar todo eso a la altura de los humanos que viven como tu nos describes?

    El debate está vivo, no están dichas todas las palabras y muchas de las que decimos aun son divergentes, pero al menos en los corrillos que en los que yo estuve, pienso que hay cierto consenso sobre que esos grandes conceptos han permitido a ese chimpancé con pelo como tu nos defines, VIVIR MEJOR EN MUCHOS ASPECTOS y mucho de lo conseguido a través de esos conceptos es como un andamiaje del que muchas piezas sirven.

    Pero en la cabeza de todos y cada uno de nosotros hemos de diseñar, y ejecutar con parsimonia, modificaciones que conviertan el andamio en paseo por el que los humanos caminemos con confianza… yendo unos al encuentro de los otros, en vez de defendiendonos unos de los otros.

    No es fácil, pero somos conscientes de las dificultades.
    No existe una alternativa, pero sabemos mucho de lo que no queremos, y no tenemos prisa.

    Al final me he alargado mucho mas de lo que quería, prueba de que aun no he encontrado la forma de una comuncacion adaptada a ese camino que estamos contruyendo.

    Espero que en mis divagaciones haya algo de lo muchos que ayer «robé» a todos con los que hablé.

    Quizá ese sea otro de los conceptos claves del futuro: TOMAR UNOS DE LOS OTROS, LAS IDEAS QUE LOS OTROS NOS DAN Y pulirlas y convertirlas en PEQUEÑAS COSAS IMPORTANTES

    Saludos

    Victoriano

     Constantino Carenado Respuesta:
     

    @victoriano, A/A Victoriano.

    Me alegra un montón que muchas personas sientan la necesidad de compartir las pequeñas cosas que importan en el día a día.
    Coincido en que hay que despertar LA PERSONA que llevamos dentro.
    ¿Sabes por qué? Victoriano.
    Sencillamente porque esa persona esta dormida; y solo despierta cuando se relaciona con personas en las que confía…un padre, una madre, un buen amigo (como ustedes durante la presentación del libro y después)…Es presumible que deberíamos aplicar esos principios de franqueza con que tratamos a los que queremos y nos importan. O aquellos con los que compartimos buenas y sanas intenciones para los demás; para los otros.

    Una primera clave para el SALTO está, a mi entender, en algo muy sencillo. Es tan sencillo que hasta me da miedo. La clave del Salto empieza por la franqueza y la autenticidad…porque los gobiernos y la producción (por ejemplo) se amparan en la falta de transparencia y la mentira. Incluso la Hipocresía.
    Un ejemplo: ¿Cuántas empresas están usando “la crisis” para reducir costes; en lugar de “por una necesidad real”?
    Otro ejemplo: ¿Cuántos gobiernos se olvidan de que representan la soberanía de los que los votaron? Y cuantos políticos solo ven que su situación es una oportunidad para aprovechar su ventajosa situación (o sea solo se ven su ombligo)…

    Hay una total y absoluta falta de franqueza y sinceridad.

    ¿Cómo hacer el salto hacia una humanidad que ame el dios de las pequeñas cosas?
    Pues haciendo real la franqueza y sinceridad en las argumentaciones públicas.
    ¡No más mentiras! Victoriano.
    ¡Ídolos con menos factor “dios del éxito”; y más factor “hombre realizado”!
    Ni mentiras interesadas ni no interesadas.
    ¡La verdad a todas partes!

    Una segunda clave para el SALTO se tiene que apoyar en que el conocimiento circule.
    Y esto provoca mucho miedo. Incluso terror.
    Cuando surgió Internet pensaba que el conocimiento iba a estar en la red. Era demasiado optimista.
    ¡Eso es una falacia!
    El conocimiento que interesa que esté en la red, está en la red.
    Control, control, control,…y control.

    Una tercera clave para el SALTO esta relacionada con esa necesidad de ir unos al encuentro de los otros; como tu bien dices. Una actitud de apertura relacionada con la confianza, prima hermana de la franqueza y de la autenticidad.

    Una cuarta clave para el SALTO la resumo, amparándome en tu comentario, en esta frase: Las ideas están ahí para olerlas, cogerlas y saborearlas. Y ese placer es de todos los humanos. Es y debe ser un placer compartido; así pues las ideas, querido Victoriano, son de todos. Llevamos miles de años pensando en que nos pertenecen las cosas, las personas, las ideas, los proyectos….Victoriano…Las ideas de uno surgen de las ideas de otros. A veces da la sensación de que algunos tienen ideas más brillantes que otros…Es cierto pero creo, Victoriano, que eso es suerte en el encuentro de la auténtica “vocación”de uno (“sustancia” que nos hace ser únicos y que coincide, por azar o destino, con una tarea en que destacamos tras el esfuerzo). Dentro de cada uno de nosotros, a mi entender, duerme la genialidad.
    Demasiadas veces queremos hacernos propietarios de cosas imposibles… Estamos obsesionados con la propiedad. El concepto de propiedad que nos ha enseñado el DIOS DEL ÉXITO amparado en la costumbre; el Dios de los grandes proyectos; de los proyectos gigantescos.

    Es un placer dialogar contigo. Buen destino. Seguiré viniendo por aquí. Comienzo a encontrarme como en mi casa.

    Un abrazo del chimpancé sin pelo o con pelo, como prefieras llamarme.

    Posdata: Ojalá despertemos pronto como PERSONAS.

     victoriano Respuesta:
     

    @Constantino Carenado,

    Gracias amigo;

    Has despertado muchas ideas con tu respuesta.
    Muchas coincidencias. Quizá si vienes en octubre a un encuentro que estamos preparando y del que hablaremos pronto en un espacio que nos van a dejar a un grupo de «organizadores» podamos ampliar esas coincidencias.

    Respecto a la propiedad de los proyectos por ejemplo. en la práctica, a veces si se tiene excesiva confianza en quienes se unen a un proyecto, el proyecto naufraga, por exceso de confianza, en la situacion de crisis en la que se desenvuelve la sociedad, desde al menos principios del XX, cierta prudencia – desde mi experiencia – es necesaria.

    Encontrar el equilibrio entre la idea de PROPIEDAD QUE NOS INCULCAN y la necesidad de continuidad en los proyectos puede ser una de las fórmulas para salir de la jaula en la que estamos.

    Saludos

    Victoriano

     Constantino Carenado Respuesta:
     

    @victoriano, No dejo de reconocer que la prudencia es necesaria.
    Suerte en la busqueda del equilibrio ,y suerte en los proyectos.
    Puede ser que nos veamos en octubre;estaré por este mundo virtual.
    Un abrazo y hasta pronto.
    Que las musas te inspiren…

  22. #22 > Toñi > 6 de junio de 2009 00:17

    Hola.

    Sin dudarlo el post de Mario «Amor carnal, Amor divino» es totalmente complementario al de Victoriano, o viceversa.

    Trasladamos el Amor carnal al Amor a la Tierra; ella nos ofrece todo a cambio de practicamente nada, sólo pide respeto, ni tan siquiera nos obliga a dárselo. Cuando sabemos que esa carencia que repercute directamente en ella nos vuelve retornada con la fuerza de un bbomerang a nosotros.

    Trasladamos también el Amor divino al Amor a la humanidad. Ese amor abstracto que abocamos sin medida, corrijo, que algunos abocan sin mesura por el bien del vecino, del alumno, del amigo…

    Como vemos el Amor existe de forma palpable y sentida en el trabajo que algunos realizan en el día a día de sus vidas: protegiendo su pueblo, su barrio, su casa, la cual sería capaz de compartir con cualquiera que la necesitase.

    Hagamos lo que nos indica Victoriano, «cuidando una rosa mejoraremos el rosal que repercutirá en el jardín y así sucesivamente.

    Jamás podremos gozar de bellas ciudades si destruímos los pueblos pues ellos nos servirán, siempre si-em-pre, de ejemplo.

    Saluditos.

  1. No hay trackbacks

Los Comentarios están cerrados