Archivo de Categoría Colaboraciones

La venganza (Ranchal)

Ranchal_imagenPienso que no debería otorgarse ningún cargo, público o privado, a nadie que no se dedicara a recoger basura ajena por las calles, al menos, un día al mes. Recoger basura cuando doy un paseo por el monte, se ha convertido para mí en una lamentable costumbre. No es que me esté ofreciendo para ocupar ningún cargo (además, no sabría cuál) y es una costumbre lamentable, no por el hecho de recogerla, si no por el hecho de su existencia, de su existencia y cantidad. Sé que además es un trabajo inútil. Bien es cierto que la que yo recojo, ya está recogida, pero la marea de desperdicios aumenta exponencialmente cada año, sobre todo después de algún puente festivo o, como ahora, tras el verano. ¿Por qué? La más básica educación cívica (o la más básica pose educativa), pasa por el aprendizaje de no ensuciar plazas ni avenidas. Existen ordenanzas municipales para aburrir. Seguro que ése padre que tira una botella de plástico a unas matas, reprende a su hijo si tira algo al suelo allá, en su ciudad. Bueno, seguro no es, pero creámoslo así. ¿Dónde está el origen de esa indiferencia? ¿Falta de civismo? No. Pienso que no. ¿Nula concienciación? Tampoco lo creo.

Leer el resto de este artículo…

, , ,

81 Comentarios

Personas humanas y el Diablo personificado (Sócrates)

Imagen 1Cómo habéis podido percataros, el anfitrión de este magno foro gusta con fruición de utilizar la expresión “persona humana”. Esta expresión tiene más de una acepción, la que entendemos como la que se relaciona con “seres humanos” pero, hay o pueden haber más significados…

A decir verdad, el hombre moderno debe hacer un gran esfuerzo para antropomorfizarse, es decir, para espiritualizarse, si es que quiere llegar a humano en el sentido más amplio del adjetivo. Porque en el mundo del espíritu todo es forma, intención, movimiento, finalidad y plan. Todo consiste en figura y sustantivo, todo está personificado. La esencia de lo real no es la idea ni la materia. Yo lo concibo por una estructura de fuerzas y conjuntos dinámicos, anteriores a toda forma material, a toda idea que podamos elucidar. Este dinamismo muy particular… lleva el nombre tradicional de El Diablo.

Ese Diablo no ha surgido de ninguna serie de textos más o menos auténticos o venerables. Es una emanación permanente de la realidad humana tal como la vivimos cuando la vivimos auténticamente, en nuestro estado de criaturas libres, es decir, situados constantemente ante la alternativa de la elección, en la contradicción y la existencia del Bien, y de algo distinto al Bien (también, llamado el Mal). Porque, de no ser así, ¿cuál sería la disyuntiva de la elección, de la tragedia, de la libertad? Cuando el No-Bien, cuando el Mal toma su sentido exacto lo denominamos Diablo; y Yo acepto el apelativo… ¿Alguién más está de acuerdo?

Leer el resto de este artículo…

146 Comentarios

Siete… envidia (Azulius)

Azulius_imagenSegún la Real Academia de la Lengua Española, envidia es el pesar o la tristeza por el bien ajeno o el deseo o emulación de lo que no se posee.

Si tomáramos la definición y la diseccionáramos, nos encontraríamos con ese individuo que siente dolor acompañado por tristeza por los bienes materiales o inmateriales que otros poseen o él cree intuir que los poseen.  Y no por los bienes en si mismo sino por el placer o la felicidad que el otro pueda sentir al poseerlos, lo que a su vez genera otro sentimiento mucho más complejo y demoledor, el resentimiento. El resentimiento que coarta cualquier posibilidad de que seamos felices y nos genera la angustia de que el envidiado lo sea, deseándole cualquier mal que aminore nuestra desdicha.

La otra alternativa, o acepción sería la lucha o el deseo de poseer lo que creemos que el otro posee, con lo que dejamos de envidiar al poseedor y nos centramos en el objeto poseído, que suele ser más material que intelectual, ya que este último no cuadraría con el sentimiento de la envidia en sí misma. Un ser inteligente no siente envidia, siente respeto, siente admiración pero nunca envidia, ni siente el deseo de poseer lo que otro posee llegando al extremo de caer en las más vejatorias acciones con tal de obtener el objeto deseado. Ya ni que decir si se entra en la disputa por sentimientos que afecten a lo más intimo del ser humano.

Leer el resto de este artículo…

, ,

149 Comentarios

UN BLOG CON ESTRELLA

estrellas-orionEL BLOG CUMPLE UN AÑO
Y LO CELEBRAMOS CON UNA ESTRELLA

En este tiempo han pasado tantas cosas… De una idea de escribir a un blog personal, con algunos usuarios al principio, aumentando en número considerablemente, y convirtiéndose en algo grande, posiblemente más grande de lo que podemos imaginar, con la colaboración de todos.

Hoy son 3.000 usuarios registrados, 225.000 páginas vistas al mes, 65.000 usuarios distintos que nos visitan cada mes, y una progresión media de aumento de usuarios registrados, visitas y páginas vistas del 25% mensual.

Con motivo de esta celebración, los usuarios han decidido poner una estrella al Blog.

Han realizado el registro de una estrella en la constelación de ORION, y la han bautizado con el nombre MARIO CONDE BLOG en el Registro Global de Estrellas (GLOBAL STAR REGISTRY) para siempre.

Se incluyen adjuntos el documento de posición y el certificado de registro. Se puede hacer click en cada documento para verlo a tamaño real.

Leer el resto de este artículo…

242 Comentarios

UN AÑO MAS

esperanza-de-ano-nuevo12 OCTUBRE 2009
EL BLOG CUMPLE UN AÑO


MANIFIESTO DE USUARIOS DEL BLOG


Gracias por este año


Hay momentos en la vida en que uno comprende mejor el vínculo que une a los hombres. Es un vínculo que puede ser sagrado.

Vivimos separados, y en nuestra individualidad, pensamos que somos nuestro nombre y apellidos, separados del otro, que también tiene su nombre y apellidos. Nos miramos, nos relacionamos, manteniendo las distancias: yo soy yo, tu eres el otro.

La vida sin embargo nos manda de vez en cuando destellos de que quizás no somos la individualidad que pensamos ser, sino parte de un todo mayor, parte de un tronco común, de una humanidad que sin embargo nos abruma en su capacidad de hacer mal y que nos emociona en su capacidad de hacer bien.

En el segundo caso notamos en nuestro interior correr una energía distinta, renovadora, que puede manifestarse de muchas formas, y que en nuestra estructura física en la materia nos lleva a buscar el contacto, la comunión, el abrazo, con el otro.

El contacto, la comunión puede también hacerse sin contacto físico. No requiere necesariamente estar de acuerdo con el otro, pero si supone entenderle como alguien como tu, requiere mirar al otro como a ti. Te lleva a bajar las armas, a mirar a los ojos, con otra mirada.

Surge entonces la posibilidad de buscarse, y también de encontrarse. Y en ese encuentro la humanidad avanza.

Leer el resto de este artículo…

97 Comentarios