Archivo Etiquetas Banesto

Caso Garzón. Conexión Banca/Justicia. Lo que faltaba....

nueva-foto-blogDos noticias de diferente textura han ocupado ayer, y siguen haciéndolo hoy, la atención, no se si de las ciudadanía, pero cuando menos de los periodistas y los medios de comunicación social, que no siempre caminan hermanados el mismo sendero de la atención. Me refiero al caso Haidar y al caso Garzón. De ambos tuve oportunidad de comentar breves minutos en el programa de TV de Intereconomía. Conviene reflexiona de nuevo aqui.

Garzón es un juez singular. No utilizo ahora la palabra con segundas. Solo con primeras. El descubrimiento de las cartas que le dirige a Botin, Presidente del Banco de Santander, es cuando menos un espectáculo poco edificante. Un Juez en activo de la Audiencia Nacional, Tribunal en el que podrían juzgar hipotéticos delitos cometidos por el Santander, -como así sucedió en las cesiones de crédito, por ejemplo- no debe, creo que no puede, mantener esos tonos de familiaridad y amistad que parecen evidenciar, no sólo el hecho epistolar, sino el encabezamiento (“querido Emilio”) y la despedida mediante un “gran abrazo”. No es baladí ni anecdótico. Hay momentos en nuestras vidas en los que la anécdota asciende al plano de la categoría. Leer el resto de este artículo…

, , , , , ,

95 Comentarios

Los bancos mas grandes son los que mas riesgo crean para una comunidad; eficiencia económica y eficiencia social. ¿Se entiende lo del valor social del crédito?

nueva-foto-blogRecuerdo bien aquellos trémulos días. Un hombre llamado Sánchez Asiain, presidente del entonces BB o banco de Bilbao, se convirtió de la noche a la mañana en abanderado de una doctrina financiera consistente en la conveniencia de las fusiones para conseguir la eficiencia y la solidez de estas instituciones. Yo tenía apenas 39 años cuando escuchaba con asombro de juventud macerada por experiencia en el mundo industrial, aquellos postulados doctrinarios. Sabía que parte de la doctrina derivaba del intento del Gobierno de entonces de controlar Banesto, que por obra y gracia de dos imberbes como nosotros, parecía salirse de un diseño meticulosamente calculado. Asumía que Asiaín tenía que argumentar en vacío cosas como aquellas para justificar la primera opa hostil en la geografía financiera española. Pero aún así me interesaba saber a ciencia mas o menos cierta -lo de la certeza es un exceso verbal- qué se escondía detrás de aquellas reflexiones de teoría con pretensiones de universalidad. Leer el resto de este artículo…

, , , , , , , , , , , , , , ,

126 Comentarios

Condenan a Banesto por instinto de venganza. ¿Puede un banco tener instinto de venganza?

nueva-foto-blogEl asunto tiene consistencia. Va mas allá de una sentencia de un juzgado concreto y determinado. Es todo un..¿cómo decirlo?….¿un síntoma, quizás?. No sé. La muy deteriorada imagen de la banca en el cuerpo social derivada de su papel en el origen y mantenimiento de la crisis, tal vez se encunetre en el fondo de estas resoluciones judiciales. Lo que me molesta es que se trate de Banesto. habría prefrido que fuera otra entidad. Pero las cosas vienen como vienen.

La pregunta puede parecer estrambótica. ¿Puede un banco ser titular de instintos de venganza?. Semejante espécimen de la fauna de emociones parece destinada en exclusiva a los humanos, y no a esas ficciones legales a las que llamamos personas jurídicas, entre las que se encuentran los modelos societarios que visten a los bancos. Pues no lo entiende así, al menos no absolutamente, un juez para quien «a una persona jurídica no pueden imputársele con la misma facilidad que a las personas físicas las debilidades tan características del ser humano», pero añade que sería «ingenuo» descartar que un banco no pudiera albergar deseos de venganza, toda vez que, a fin de cuentas, cualquier empresa está en último término constituida por personas. Leer el resto de este artículo…

, , , , ,

105 Comentarios

Conducta, siempre la conducta

Imagen 1Me parece un espectáculo triste. Es la palabra que mejor encaja. Podría utilizar esperpéntico, pero sería filtrear con el insulto, y no se trata de eso. Triste, como vocablo, es unívoco en el resultado y multívoco en la causa. Así que puede funcionar.

Me refiero al espectáculo de lo que sucede con las Cajas de Ahorro. La pelea entre Esperanza Aguirre, de un costado, Gallardón, de otro, y  Rajoy, del tercero, suscita múltiples sentimientos. A mí me provoca tristeza. Es, según todas las apariencias, una pelea de poder. El funcionamiento de la institución financiera, la profesionalización de su gestión, los intereses de los depositantes y receptores de su créditos y demás productos financieros, los miles de trabajadores afectados, las consecuencias derivadas de una posible anormalidad en el funcionamientos de una institución financiera capital….Todo eso parece que se relega a segundo plano, o a tercero o a cuarto. Y creo que acordes con el postulado de somos nuestra conducta, esa conducta indica mucho mejor que los miles de palabras que consumen a diario, el verdadero talante y fondo de las personas que la observan

Estoy de acuerdo con el editorial de El País en sus líneas argumentales esenciales Leer el resto de este artículo…

, , , , , , , , , ,

64 Comentarios

Solchaga critica a Zapatero y se olvida de sí mismo

solchaga esteponaEn 1.988, cuando llegué a la Presidencia de Banesto, el titular del Ministerio de Economía era un hombre al que yo no conocía: Carlos Solchaga Catalán. Permaneció en ese puesto hasta 1.993. Con ello quiero decir que durante esos años, entre 1.988 y 1.993, tuve muchas oportunidades de experimentar el talante de Carlos Solchaga, el modo y manera con el que ejercía su poder en el Ministerio de Hacienda

Viene a cuenta esta aclaración porque cierta prensa, impulsada por El País, han aireado una entrevista que Solchaga ha concedido a la revista Vanity Fair dirigida por Lourdes Garzón. No cabe duda de que para esa revista y su directora tanto aire constituye un éxito, por la publicidad que implica.

Pero lo curioso, o no tanto, es que lo mas importante de esa entrevista, al menos para la prensa que la destaca, parece ser la crítica que Carlos Solchaga dedica al Presidente del Gobierno, a Rodríguez Zapatero, acusándole de lindezas como esta: “concentrar la actuación política en su persona, minusvalorando de manera implícita el papel del Gobierno y de la Administración pública como parte de los instrumentos de gobernación de un país”.

Ignoro si es cierto lo que afirma, aunque tiene aspecto de serlo, pero suponía yo que lo importante residiría en que expusiera las líneas económicas equivocadas en la actuación del Gobierno, que sin duda las hay. Pues no. Lo que cuenta, al menos para esos medios, es que critique de esa manera a Zapatero.

No hay que confundirse: Solchaga es un hombre bien formado, intelectualmente muy capaz, tenaz como pocos, y un muy mal enemigo cuando lo tienes enfrente. Lo digo por experiencia. Con una muy buena cabeza y una mas que respetable formación, Carlos Solchaga fue un hombre profundamente equivocado. En su haber el seguidismo a tres conceptos de potencial depredador: la riqueza financiera, la eficiencia económica y que España era un país de servicios y en el largo plazo incapaz de gobernarse a si mismo con lo que él llamaba “ortodoxia económica”. Sus políticas fueron sencillamente letales. El país quedó abrasado. España, me refiero, porque el diario quedó fortalecido. Leer el resto de este artículo…

, , , , , , ,

53 Comentarios

Las “buenas noticias” del Fondo Monetario Internacional

nueva-foto-blogConfieso que mi aproximación a lo que el Fondo Monetario Internacional representa, y sobre todo, a sus actuaciones concretas durante el período de tiempo en que anduve por la presidencia de Banesto, y sus áreas colaterales, ha sido una cautelosa y preñada de interrogantes.  No estoy muy seguro de que sus recetas no se edificaran exclusivamente sobre ese concepto tan peligroso al que llaman eficiencia económico-financiera, y peligroso porque, como he dicho muchas veces, el objetivo no es eficiencia económica sino eficiencia social, y de esto no estoy seguro que el FMI entienda excesivamente, o, cuando menos, que lo sitúe en sus prioridades.

Me da la sensación de que el FMI, como tantos otros, consideraban que la eficiencia económica se traduciría automáticamente en eficiencia social. No hay, sin embargo, evidencias de ese automatismo. Mas bien todo lo contrario. Y los errores de este tipo se pagan en  términos de convivencia lastrada de seres humanos. No es materia adecuada para experimentos de laboratorios de doctrinarios de macroeconomía. menos aún para que sus postulados dogmáticos se convierten en principios inexorables de políticos en funciones.

Acaba de dar su informe de coyuntura. Al menos eso dice El País en una noticia colgada en su versión digital.

Uno se siente optimista al leer que, según ese diario, “el Fondo trae buenas noticias”. Claro que al seguir ejerciendo esa misión lectora la cosa ya no brilla con idéntico destello porque la “buena noticia” consiste en lo siguiente: “menores pérdidas para los bancos: 3,4 billones de dólares, frente a la estimación anterior, de 4,1 billones.”. Pues sí que es buena la noticia. La buena nueva reside en que en lugar de perder 4.1 billones ya solo pierden 3.4, es decir, una diferencia de 0.7 billones. No me extraña que me intervinieran Banesto porque a pesar de tantos años, unos seis mas o menos, dirigiendo esa entidad financiera, no soy capaz de entender que eso es una buena noticia.De entrada casi no entiendo en términos reales la diferencia entre 3.4 y 4.1 billones. En números sí, claro, pero como no se cuánto dinero son uno y otro, como carezco de una imagen para imaginarlo, pues mi torpeza se agudiza.

Leer el resto de este artículo…

, , , , , ,

131 Comentarios

¿Quien es el “desairado”?

No paran ahí las cosas: el jueves presentó Memorias de un preso el otrora banquero y ahora sublimado pensador, Mario Conde. Nada de particular si no fuera porque el que fue presidente del intervenido Banesto refiere con todo lujo de detalles una conversación telefónica –supuesta conversación– con D. Juan Carlos en la que éste le manifiesta su indignación ante la inminente decisión del Gobierno de Felipe González de hacerse con Banesto. Corría diciembre de 1993. En abril de ese año había fallecido D. Juan de Borbón en la Clínica Universitaria de Navarra de un cáncer de laringe. Mario Conde pasó muchas horas en aquellas dependencias sanitarias y estrechó lazos de afectos con la familia real. Sin embargo –violando una convención democrática elemental- desvela ahora una conversación que deja desairado al Rey quien, además, ni puede ni debe responder, puntualizar, confirmar o desmentir la versión de Mario Conde”


REYMC

Estas palabras las firma JA Zarzalejos en el confidencial. com. Ignoro quien es ese señor y no tengo idea de a qué titulo escribe. Ruego disculpas sinceras por ambas ignorancias y cualquier cosa pretendo menos ofender con ellas. No se si es periodista, pero me temo que ese tipo de comentarios, la forma de redactar y la penuria argumental, traslucen el estilo propio de los dictados.  Pueden ser emociones. O quizás simplemente que su textura humana es así.


Pero tiene su cosa el comentario. Prefiere utilizar, en lugar de la expresión “intervenir Banesto”, que es la usual, la corriente, la que se maneja oficialmente, otra mas expresiva. “la decisión de hacerse con Banesto”. Demasiado, demasiado fuerte. No se trataba tanto de hacerse con Banesto como deshacerse de Banesto, entendiendo por tal lo que en ese momento representaba y era esa casa, esto es, un centro de opinión independiente, un poder financiero no alineado, un poder industrial que representaba el 1 por ciento del PIB y una presencia mediática nada despreciable. Se quiso deshacer eso. A estas alturas del curso si alguien quiere dudarlo, está en su derecho. Los hay que dudan  de la existencia de la Antártida y no pasa nada.


Ahora asegura el comentarista que existe una “convención democrática elemental”. ¿Cual es?. ¿En qué código se localiza?. ¿Fabrica convenciones de democracia el que escribe?. Ignoro en qué consiste y dónde se encuentra redactada la norma. Claro que existen personas que no creen la Antártida, pero que se amarran a dogmas de fabricación casera que si no son respetados al pie de sus letras consideran a los violadores como reos de traición a sus ideales y suelen encender hogueras, preparar celdas o limpiar fusiles para el tratamiento de semejantes indeseables. No es el caso, supongo y confío, de quien escribe, pero puede dar la sensación de algo raro.


En todo caso eso de  “desairar”.. Así que el Rey quedaría desairado por decir  algo tan elemental como que normalmente en el mundo Occidental a un banco si tiene problemas es mejor ayudarle. Dijo mas cosas el Monarca en aquella mañana pero no hacen al caso. El rey expresó una opinión que se ha convertido en la conducta de todos los gobiernos occidentales en la crisis financiera que nos asola. Lo que tal vez no sería agradable es relatar que el Rey hubiera dicho al presidente del Gobierno que está muy bien eso de decidir políticamente “hacerse con un banco privado” sin mas razones que hacerse con él.  Creo que el comentarista no ejerce cargo público ni ostenta forma alguna de poder, porque de lo contrario…No creo que eso de hacerse con cosas privadas desde el poder político pertenezca a algún código democrático de corte singular y privado.


Aquella decisión fue tomada por pocas, muy pocas personas.  Las cosas acaban siendo conocidas. En la mente de muchos españoles se encuentran nombres propios.  Esas personas serían, en su caso, las desairadas por el comentario del Rey porque si no atendieron a algo elemental, a algo que la experiencia, como digo, ha convertido en norma de conducta de todos los gobiernos del mundo, esas personas, quizás si quedan desairadas


¿Por qué le molesta al comentarista que se relate una opinión tan sensata del Rey que en lugar de desairarle le convierte en avanzado de como tratar una crisis -real o supuesta, por cierto- de instituciones bancarias de importancia?.


No se. Quizás deba favores a alguno de los que quedan desairados con esa posición tan sensata del Rey en su día. No se. Si supiera el curriculum ideológico o de intereses, la explicación de a quien se debe el comentarista, tendríamos quizás un poco de luz para escribir de semejante guisa, como dicen los castizos. O a lo mejor es que eso es todo lo que le ocurre, sin mas.


Me lo imagino, me lo imagino, pero es temprano, hace buen día aunque falta agua, y mejor dedicarse a menesteres mas reconfortantes para el cuerpo y el alma.


Claro que si alguno sabeis algo de este señor y merece la pena, en el sentido de que esclarece el motivo de fondo del artículo, podríamos comentarlo en día 24, al presentar el ilbro, pero, claro, no por él, por el que escribe el comentario, sino porque a lo largo de mi vida casi nunca contesto a nada de lo que dicen, pero casi siempre lo hago cuando se trata de mis relaciones con D. Juan de Borbón y D. Juan Carlos. Norma de la casa.

, ,

84 Comentarios

“La contabilidad da y quita vida a los bancos”, según quiera el Banco de España

mc-portada-2Sinceramente el artículo de El País de ayer,  miércoles 15 de Julio de 2009, es un verdadero monumento y no tiene desperdicio. Su propio titular, al expresar sin el menor recato que “El Banco de España alivia al sector al reducir las provisiones obligatorias”,  nos alerta de que vamos a encontrarnos con una práctica que no porque anticipáramos en este blog que indefectiblemente se produciría, deja de ser nítidamente expresiva de algo que tiene un nombre muy concreto y muy temido por los amantes de la seguridad jurídica: la arbitrariedad.

Bueno, a fuer de sinceridad, quizás temido por los juristas, pero consentido por todos los que habitamos por aquí, por esta piel de toro, porque cuando la arbitrariedad afecta a otros procuramos mirar para otro lado, por miedo, desidia o ese magnífico cajón de sastre para justificar interiormente, en un cinismo malabar,  estos comportamientos nuestros,  al que designamos con esa bella palabra: “lo conveniente”.

No imaginaba yo, por mucho que mi imaginación se forjara en una vida extrema, que el autor del artículo, quien se hace llamar Iñigo de Barrón, iba a sentirse tan seguro en su medio, en su gigantesca máquina de escribir, como decía el abogado granadino Matías Cortés, con esa sutileza que le caracteriza, como para escribir una frase lapidaria que destruye, que convierte en papel mojado -a pesar de la sequía de agua y valores-  todas las teorías oficiales, monumentos de cinismo político,  referidas a la intervención de cualquier banco, Banesto, claro, incluido. Y que explica, aclara, ilumina mucho mas que eso. Que ciertamente desnuda todo un centro de poder y su modo-de-comportamiento

Leer el resto de este artículo…

, , , , , ,

123 Comentarios

Un almuerzo ayer y una cena hoy

marioAyer almorcé con un nutrido grupos de periodistas españoles a requerimiento de uno de ellos con quien mantengo una vieja relación de amistad desde hace años. Hablamos de muchas cosas. El compromiso era y sigue siendo off the record, es decir, que no se trataba de una entrevista ni de la emisión de opiniones a ser publicadas. Se suele respetar bastante este tipo de acuerdos. Tocamos de este modo los asuntos que nos son conocidos en este blog.

Curioso: alguna periodista preguntó, a propósito de mi idea del valor social del crédito, por qué opinaba ahora de esta manera y antes no. Le sorprendió que dijera abiertamente que el crédito debe considerarse como un activo social que no puede quedar al albur de decisiones tomadas por financieros que buscan fines diferentes a la creación de riqueza, al suministro de dinero al sector real de la economia. Estuvo de acuerdo, como todos los asistentes, pero expresó su sorpresa por la “novedad” de mi pensamiento. Uno de ellos, sentado a mi derecha, dijo antes de que yo pudiera responder:
-“Estas ideas las tiene Mario desde siempre. Yo se las oí cuando era Presidente de Banesto. Lo que pasa es que entonces no querían oírlas..”.

Leer el resto de este artículo…

, , , , , , , , ,

113 Comentarios