Archivo Etiquetas Siendo

Materialismo espiritual

j-leon

No seríamos capaces, desde una perspectiva amplia y sincera, de ser hacedores y jueces a la hora de valorar qué es o no es espiritualidad. Cada uno vive esa experiencia desde lo interno, y sería difícil decir que este es más o menos espiritual por leer a tal o cual autor o por practicar tal o cual rito. Ocurre lo mismo con la religiosidad, término diferente al primero y que requiere de un análisis antropológico para definir, según la cultura y el tiempo donde se inserte, qué es religioso y qué no lo es. Sin embargo, la espiritualidad, a diferencia de la religiosidad, parece un término más sutil. No estamos hablando de un salto ingenuo a eso que los filósofos antiguos, para aclarar de una forma sencilla la diferencia entre el más allá y el más acá dieron por llamar infinito, en contraposición de nuestro finito más inmediato. Estamos ante un fenómeno totalmente individual y subjetivo en el que vale la pena indagar.

Leer el resto de este artículo…

, , , , , , , ,

264 Comentarios

La misión del río es el Océano

Hay instantes en los que sientes que la vida se estrecha. Quizás sea mas comprensible la idea si utilizo la vieja palabra castellana y aseguro que en momentos la vida se angosta. Es posible que ese sentimiento sea el resultado del encuentro simultáneo en nuestra mente de la vida y la muerte.

En febrero de 1.996 falleció mi padre. Lo enterramos en Galicia, en Tui, en el pequeño panteón de granito que duerme en un cementerio abierto a la desembocadura del Miño, convertido casi en un símbolo del retornar propio del morir. En esas fechas mi perra argentina parió cachorros. Por la noche me acerqué a su caseta, a la que nadie se atrevía a llegar con la perra recién parida, que custodiaba a sus cachorros con fiereza . A mi me dejaba acercarme. Me metía dentro del cubículo, con ella y sus nueve supervivientes del parto que recorrían mi cuerpo sin apenas luz en sus ojos. No pude dejar de pensar mientras los sentía en mi cuello, en mis piernas, en mis brazos, en mi pecho,  en la simultaneidad de la vida y la muerte.

Leer el resto de este artículo…

, , , , ,

254 Comentarios

El mal como producto humano

Ayer, como inciso final, planteaba la cuestión del origen del mal, o, mejor dicho, si la noción de mal, su existencia entre nosotros, conduce a la conclusión de encontrarnos ante un producto esencialmente humano, exclusivamente humano. Obviamente lo planteo en el terreno de la abstracción, sin referencia a personas o situaciones concretas.

Es cuestión que desde siempre me ha atraído pero confieso que de modo especial en los años en los que me tocó vivir muestras de crueldad, quizás sea mas exacto escribir maldad sin matices, de parte de determinados seres humanos que gozaban de poder de decisión en torno a mi vida y, por derivada, de quienes formaban parte de eso que llaman mi entorno. Comprobé en mis carnes decisiones que, alejadas de lo que podría entender como racionalidad, solo encajaban en un propósito de daño. A eso, aunque no sólo a eso, llamaba entonces maldad. Y no paraba de preguntarme por qué. Sufrido el mal, lo que mas me interesó fue su comprensión, su origen, la razón de su existencia.

Leer el resto de este artículo…

, , , , , , ,

191 Comentarios