Palabras de Santos ( C G Jung)

Una vez vi a un verdadero santo. Lamentablemente no puedo darle detalles biográficos mas precisos. Durante tres días hablé con él y me hundía cada día algunos metros en mi naturaleza pecadora y en mi imperfección. En la noche del tercer día ya quedaba muy poco de mi persona.

A la mañana siguiente vino a consulta su mujer. ¡Ahí recibí otra imagen de todo ese esplendor! Volvía a remontar los catorce estados en que me hallaba enterrado bajo tierra y me recompuse completamente. Estaba harto. Comprendí: “sí, esto es lo que ahora se llama santidad”

Naturalmente que existen santos muy respetables, eso lo acepto sin problemas” (Sentimientos, 61)

Anoche leí este fragmento de C.G. Jung en “Sobre el amor“. He subrayado en negrita la palabra hablé, que en el texto leído viene como una palabra mas. Para mí no lo es. Por esa vieja frase de que no creo en las palabras de los hombres. Ni siquiera en sus actos heoricos aisldados. Solo en sus conductas.

Un hombre puede hablar durante tres días como si fuera santo. Y puede convencer de su santidad incuso a personas inteligentes. Pero, al tiempo, puede no serlo. Depende de lo real. La palabra no es la cosa. Lo real es la conducta

No se es santo por hacer cosas santas, sino por hacer santamente las cosas del ordinario vivir.

51 Responses to “Palabras de Santos ( C G Jung)”

  1. Bertlt Brecht:
    “Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles” y, añado… y a estos habría que hacerlos Santos.
    Efectivamente la conducta es lo único que vale pero hay conductas que sólo se pueden comprobar en situaciones límite o en circunstancias muy complejas. Es fácil ser santo en un ambiente cómodo, pero… ¿en un ambiente hostil o cuando todo va mal? En esos momentos se van depurando o reculando las divinidades y se van dejando de hacer santamente las cosas ordinarias…
    Gracias por el artículo.

  2. ¡Amén!

  3. Ya, pero ayuda bastante si ademas de su conducta,de su actos y haceres, lo acompaña con buenos pensamientos,palabras y escritos.
    Pero claro esto de los Santos…supongo que cada uno situará el listón a la medida de su congruencia.
    Saludos cordiales

  4. Buenos días.

    No puedo estar más de acuerdo con usted. La palabra no es la cosa. Los hechos son los que catalogan, si eso fuera posible, a las personas.

    Nada es lo que parece, y hablamos tanto.

    Gracias por este escueto y profundo artículo, da para mucho. Sobre todo para reflexionar, sobre uno mismo.

    Saludos y buen día para todos.

    Aloe.

  5. Elena Enriquez Alcina 15 noviembre 2010 at 10:46

    Estoy de acuerdo.

    Ni las palabras, ni los actos aislados definen quien es cada uno. Es su conducta a lo largo de la vida la que nos muestra el interior de cada uno. Por eso es tan importante observar, escuchar y no dejarse llevar por lo superficial, lo efímero, lo de moda.

    Todos erramos, aceptar ese error, disculparnos antes los que hemos dañado e intentar superarlo marca una diferencia de conducta, son actos valientes, humildes, honorables.

    Por eso considero que el mejor instrumento de la palabra son los actos, la conducta. Ella dota de razones esas palabras pronunciadas, las cargará de significado o por el contrario, las vaciará de él.

    Las palabras mientras que no estén sustentadas con una conducta consecuente, solo serán signos gráficos sin significado.

    • Buenos días Elena.

      Estoy de acuerdo con tu comentario, pero que haríamos sin ellas. Son de gran importancia incluso para matizar esa idea que has expresado.

      Las palabras hay que utilizarlas, no desgastarlas. La palabra es el medio más importante que dispone el ser humano para comunicarse… El ser humano las piensa y las nombra o las escribe, las conductas dan valor a las palabras, el justo…? No siempre es así; eso pasa con muchas cosas… tal vez la palabra sea la más vistosa, la más evidente, la peor tratada. Existen otros actos que también dejan al descubierto al ser inhumano, son actos abstractos que se perciben por otros sentidos, y tampoco son la cosa. La comunicación gestual acompaña mucho, dice tanto como la palabra.

      Saludos.

      • Elena Enriquez Alcina 15 noviembre 2010 at 11:34

        Hola Aloe,

        Yo puedo decir cosas muy bonitas, y sin embargo actuar como una verdadera necia.
        Si uno no es consecuente con sus palabras a través de una conducta adecuada a ellas, esas palabras pierden su significado.
        Solo tienes que fijarte en nuestros políticos, o en nosotros mismos.

        La palabra es un instrumento de comunicación. Expresan una idea realizable, esta idea solo significa algo mediante un acto que la materialice. Hablar es fácil, pero llevar a cabo esas palabras que representan ideas, no lo es.
        Decimos hay que hacer esto, aquello, criticamos por que oímos demasiado pero vemos poco de lo que oímos, que fácil sería todo si hiciéramos todo aquello que decimos. No habría malos entendidos, no tendría cabida el cinismo, la mentira. El mundo sería un lugar mucho mejor, porque palabras hay muchas buenas y malas, pero sin embargo las buenas conductas no abundan.
        Una frase que debería servirnos de referencia sería “más hechos que apoyen las palabras y menos palabras carentes de significado, por falta de hechos”. Si todos hiciéramos examen de conciencia comprobaríamos cuantas de nuestras palabras significan algo.

        • Pues sí, uno puede ver el vaso medio lleno o medio vacío.

          No siempre las palabras indican lo contrario de lo que manifiestan.

          Por supuesto, las acciones, la conducta continuada reflejan al individuo… “tampoco siempre”.

          Respetando tu opinión, no todas las palabras son tan malas, ni las conductas tan auténticas, hay expertos en representaciones. Lo contemplamos cada día.

          Un saludo .

          • Elena Enriquez Alcina 15 noviembre 2010 at 12:04

            Pero aquellos que representan no tienen una buena conducta, tarde o temprano se ve.

            Por eso pienso que las palabras solo por decirlas no representan nada más que un sonido. Es el hecho el que la significa.

  6. Fijaos en estas sendas traducciones del Evangelio según San Mateo, del Sermón de la montaña de Jesucristo: “Sed santos como vuestro Padre celestrial es Santo” y “Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto” (Mt 5, 48) Daos cuenta de la diferenciación o analogía entre “santidad” y “perfección”. ¿Creéis que se pueden homologar ambas? Yo creo que no. Sabed que, éste es uno de los versículos pertenecientes a la crística Antítesis de la Ley de Moisés que ya se expresará en el Levítico de esta manera contrapuesta -o complementaria-, según la capacidad análitica, santidad y/o perfección de quién la valore: “Habla a toda la congregación de los hijos de Israel y diles: “Santos seréis, porque santo soy yo, Jehová, vuestro Dios.” (Levítico 19, 2) y “Porque yo soy Yahvé, vuestro Dios, santificaos y sed santos, pues yo soy santo. No os haréis impuros con ninguno de esos bichos que se arrastran por el suelo” (Levítico 11, 44)

    Moraleja: Creo que Cristo minusvaloró el poder maligno de la Serpiente que serpentea nuestras impuras vidas non santas.

    P. S.: Creo que la santidad y la perfección son caminos constatables, no metas alcanzables.

    • Yo sí creo que son alcanzables. Es más, creo que cuando asumimos nuestra condición de Hijos del PADRE, estamos asumiendo nuestra naturaleza espiritual que se proyecta desde lo efímero hacia lo eterno a través del camino que irremisiblemente nos habrá de llevar a ser como Él.

      En el mazdeismo/zoroastrismo, se dice que la buena mente y el recto orden crean el Reino. Zarathushtra lo llama: el buen reino de la elección. El REINO IDEAL. El proceso de permitir que los principios primordiales de la vida vengan a reinar en nosotros y nuestras vidas de tal manera que, el tener una mente benévola, ser recto, sereno, etc… se conviertan verdaderamente en nuestra forma de ser; nuestra nueva naturaleza, transformándonos por la renovación de nuestras mentes en aquello para lo que fuimos creados: criaturas semejantes a Dios.

  7. Es que las cosas son lo que son y no lo que parece o queremos hacer que parezcan.

    Un saludo

  8. Fernando Santos 15 noviembre 2010 at 11:19

    Debemos mantener una conducta acorde y serena, ajena de aquellos que desean ser sombra de su vanidad, víctimas de su hipocresía y esclavos de todo su egoísmo.

    Muchas veces, nos dejamos convencer para no caminar por la senda de la dificultad y el esfuerzo. Aún a costa de los demás, nos imponemos como verdaderos tiranos, sin importarnos ni el cómo ni quien, con tal de conseguir nuestros objetivos.

    Somos humanos, sí, pero sujetos a nuestros condicionantes, pues, a veces, no sabemos ser más dignos como Personas. Con todos sus valores y sus deficiencias, con sus anomalías y todas sus cualidades, únicas e individuales.

    Posiblemente, estemos muy lejos de ser unos Santos, -quizás tampoco es que lo pretendamos- pero sí debiéramos, cada día, facilitarle la Vida a nuestros prójimos. Sin esperar NADA a cambio, sin buscar o conseguir su favor, tan sólo, por el hecho de ser merecedores de su agradecimiento pues TODOS somos iguales.

    Es tiempo de conducta, no es suficiente con la voluntad también debemos ser fieles a NOSOTROS mismos.- F.S.

  9. Buenos días,

    ¡Uf! Para ser lunes lo dificil que poneis algunas cosas 😉

    Hablar de ser “santo” se me hace cuesta arriba cuando yo a lo único que aspiro es a ser “buena gente” …si consigo llegar a eso luego intentaré ser “bueno”. Pero ¿santo? eso me parece mucho ‘hablar’.

    Aunque está muy claro que la palabra no es la cosa … yo soy santo, ¡hala! ¡Ya está! Si fuera tan fácil como decirlo ya lo habría conseguido, pero no, que va ¡¡Con la de camino que me queda!!

    salu2

  10. YO REALMENTE CREO QUE EL BUEN PAÑO EN EL ARCA SE VENDE.

    EL VERDADERO SANTO NO CREO QUE LO VAYA PREGONANDO….ES MI HUMILDE PERSPECTIVA.

    *BESOS*

  11. “Do more, talk less (and only talk after you do)”. Es lo que dicen los de habla inglesa frente a la expresión “walk the talk” = predica con el ejemplo. En la gestión de personal se habla de “Talk the Walk” = Actua primero, habla después y entonces podras exigir. Lo aprendí hace poco.
    Saludos.

  12. Tienes razón, la palabra no es la cosa, creo lo tenemos bien aprendido.
    Tenemos un estupendo ejemplo en la Madre Teresa de Calcuta, ella demostró su amor hacia el prójimo durante toda su vida. Y nos dejó máximas tan maravillosas como esta:
    “La vida sin amor no vale nada; la justicia sin amor te hace duro, la inteligencia sin amor te hace cruel, la amabilidad sin amor te hace hipócrita, la fe sin amor te hace fanático”

    • Elena Enriquez Alcina 15 noviembre 2010 at 12:59

      Qué palabras tan sabias.

      Palabras dichas y cargadas de significado con su conducta en vida.

    • Palabras muy afortunadas dices,todo un complejo vitamínico para el alma.Gracias.

  13. Cuando las palabras no van acordes con lo que realmente creemos el lenguaje no verbal nos delata. Podemos predicar mensajes divinos, de bondad, ect., pero si no concuerda con nuestro auténtico acto… Las palabras no son más que eso. Una pieza más de la comunicación. En su conjunto una persona es mucho más de lo que dice. Están sus gestos, sus acciones, su mirada, su silencio…

  14. Ni en sus actos heróicos aislados, ni en un momento de cobardía. Si en sus actos, cuando no estan llenos de cotidiana cobardía. un saludo

  15. Aun entendiendo que la expresión viene sugerida por el contexto ¿ qué significaría “hacer santamente las cosas”?: ¿quizás hacerlas con honesta intención, con autenticidad personal, asumiendo virtudes y defectos, propios y ajenos?

    • @ juanarmas

      Además de la intención y de la asunción, es posible que para hacer las cosas “santamente” sea preciso estar tocado (ya sea temporalmente) por “la gracia de Dios*”, porque esa fuera la única manera de que a la intención a la que usted se refiere se le sume el éxito -por la bondad resultante- de la acción.

      *entiéndase “gracia de Dios” como concepto universal, no como patrimonio cristiano pese a su origen

      • Pues estoy de acuerdo,por eso hay que luchar tanto contra nuestra suciedad,para obtener la limpieza de Dios y hacer santamente o extraordinariamente lo ordinario.

      • Cierto. La “gracia de Dios” también pudiera ser entendida como actuar en sincronicidad con ese misterioso orden de Dios, a veces aparentemente caótico, al que se refería Einstein y sus dados.

  16. Muy buenas.
    Buena reflexión para un lunes, como dice “kefas” en su comentario.
    La verdad es que en nuestra sociedad, desgraciadamente, me atrevería a decir que ocurre que, cuanto mejores son las palabras, más desconfiamos del individuo y más necesidad tenemos de conocer aspectos de su conducta.
    Estoy de acuerdo con la reflexión, gracias por el articulo. Un saludo a todos.

  17. Uf, me parece que Jung estuvo poco hábil para reconocer a quien tenía delante. Ese era un santurrón. ¡qué mal trago le hizo pasar!¡Librenos Dios!

  18. Os cuento una historia verdadera, de verdad, de palabra, y con palabras…

    Hace unos días nació Mathias, primer hijo de mis amigos Carlos y Erika… lo estábamos esperando hace tiempo, parece que no quería ver la luz, alarmado de tanto follón en este mundo… Pues bien, de regalo, por su nacimiento, le escribí una carta de bienvenida para que se la leyera su padre ahora, y dentro de unos años él mismo… En uno de sus párrafos centrales le escribía:

    “Mathias, un día de estos, más adelante, te contarán historias sagradas. Una de ellas comienza en un pueblito en el Medio Oriente; un lugar hermoso, de dulces amaneceres, que por desgracia hace siglos está contaminado, enfermo, de odio y violencia. Allí nació un niño como tú, de una belleza conmovedora; todo él luz y bondad… Dicen que unos magos de Oriente leyeron en las estrellas el anuncio de su nacimiento y de inmediato se pusieron en viaje para admirar aquel extraordinario ser recién nacido. Llevaban con ellos tres ofrendas especiales, como para un rey: incienso, mirra y oro… En realidad era un niño dios; mira qué bendita sorpresa. Y él les regaló una sonrisa divina ––qué menos para compensar la fe y la generosidad de los magos viajeros… Regalar es un gran placer, Mathias… no lo olvides.

    Te voy a contar un secreto, el primero, sobrino… Yo soy mago, además de viajero, y del oriente mediterráneo, para más señas. Yo también vine a Oaxaca, al Etla, para adorarte… te presentía incluso antes de saber de ti y de tus padres. Mi magia es blanca, terapéutica, es pura alquimia de palabras que sanan, enamoran, hacen felices a quienes las leen… Te quiero regalar palabras, Mathias, en tu primer día entre nosotros; acaso las palabras más decisivas de los diccionarios…

    La primera es AMOR, que es algo más que un sentimiento especial de cariño que tenemos hacia otras personas o el esmero que se pone en una obra… AMOR es todo, es la vida en su plenitud, el motor del universo, la energía que mueve al mundo y lo hace imparable, constante, indeterminable… Sin AMOR no hay vida, o la vida se haría insoportable…

    La segunda es LIBERTAD… esa facultad natural del ser humano que nos hace actuar de un modo u otro, nos impulsa a elegir sin miedo, y ser responsables de nuestros actos. Acaso es la condición humana más deseada, la que con más ahínco el ser humano ha luchado por conquistar o mantener a salvo… Sin LIBERTAD, la vida no vale nada…

    La tercera es IMAGINACIÓN. Dicen que es la capacidad de nuestra mente para crear imágenes y representaciones de personas, cosas e historias, reales e irreales, y sentirlas como realmente vividas o por venir… Es la imaginación creativa la que inventa realidades por existir con las que compensamos nuestra humana, demasiado humana, insatisfacción existencial frente a la realidad que nos ha tocado vivir y sus previsibles daños colaterales de vez en cuando… La IMAGINACIÓN es la mayor virtud del artista, los creadores, tus padres Carlos y Erika, por ejemplo…
    Con estas tres palabras vengo, Mathias, a adorarte en San Agustín Etla…

    Cuídalas y mímalas entre tus deditos, niño Mathias… y hazlas crecer en tu corazón mientras creces de talla y dimensiones con el tiempo. No las cambies por nada; ni las vendas por todo oro del mundo. Son tus talismanes. Te pertenecen de nacimiento… Cultivarlas te hará feliz y con ellas harás feliz al mundo entero, que no es poco”…

    Un saludo sin más palabras, bajo el volcán…

    Pau Llanes

  19. Esta historia real y realmente escrita, como leéis, os la regalo como una parábola… (curiosamente la palabra “palabra” procede del latín “parabola” y a su vez del griego “parabolé”, que significarían “comparación”,”símil”, “poneral lado para comparar”, “alegoría”…

    Entiendo tus palabras, MC… quiero entender tus intenciones…

    Somos lenguaje… a veces elocuentes, otras sólo locuaces… Silencios y palabras que dicen de algún modo…

    Ojala pudiéramos combatir, cambiar, algunas conductas con solamente palabras… Sembrar palabras y recoger sus frutos en modos de ser y estar en el mundo, hechos y realidades tan útiles como las piedritas de Pulgarcito…

    En mi caso, para poder crear, debo creer en las palabras… (propias, ajenas, qué más da, no tengo miedo a las palabras).

    Las palabras pueden ser benditas (biendichas) o malditas (maldichas)… en todo caso curar o contaminar, mostrar y enseñar en el camino, o simplemente entretener o confundir…

    Qué responsabilidad decir, escribir, ciertas palabras… Topic: “uno es esclavo de sus palabras tanto como dueño de sus silencios” (y viceversa, añadiría yo)…

    Es curioso… los presos suelen ver rebajadas sus penas por buena conducta… también a los que sufren se les puede aliviar con buenas palabras… (palabras dichas al oido o cara a cara o escritas en la distancia o leídas en ausencia de su autor). En todo caso palabras-creatura.

    Salud-os… Pau Llanes

    • Hola Pau,
      Este artículo de hoy lo leí por primera vez sobre las dos y media de esta tarde (hora peninsular), pero no me dió tiempo a presentar un comentario por mi parte.
      De camino a casa iba “entretenida” con el contenido del artículo, y reflexionando sobre esta parte de “las palabras que solo son palabras…”, y pensaba poder formular más tarde para mi comentario, algo al respecto, ya que yo pienso, que las palabras en muchas ocasiones sí son solo “viento”….
      pero no siempre se puede, ni es justo condenar esto de “las palabras” como algo independiente de los hechos y conductas, sino que son una verdadera gui ilustrativa de la conducta, o manifestación de la esencia de quién las pronucie, son la antesala de la realidad.
      No siempre las palabras son solo palabras, o que las palabras no sean la cosa……. No siempre.
      Ahora al entrar y leerle, ya no siento la necesidad de escribir sobre lo que pensaba, sobre todo esto; sino que me sumo a su comentario, y le agradezco haber podido leer estas PALABRAS.

      Cordialmente.

    • Una carta-regalo muy bonita, sobre todo por el valor de su contenido, si el destinatario a partir del momento que pueda decidir por sí mismo, decida servirse de ello, y sacarle partido.

      Saludos.

  20. Ayer recibia en mi correo, esta carta de una buena amiga mía. Deseo compartirla con Vds.copio y pego en su integridad:
    “Ayer Sábado y tras algunas dudas acerca de la materialización real de la puesta en libertad por parte de la Junta Militar Birmana de la líder de la oposición de ese pais, Aung San Suu Kyi, saludó a sus numerosos seguidores en el exterior de su residencia en la capital de Myanmar, actual nombre para Birmania.
    Fué una enorme alegría para todos cuantos hemos seguido su duro caminar por la lucha democrática en su pais por la que tuvo que renunciar a una confortable vida junto a su esposo y sus 2 hijos en Gran Bretaña.
    Se ponían así fin a unos largos años de cautiverio domiciliario y que se extienden a lo largo de los últimos 20 años, desde que en 1990 la lider opositora birmana ayer liberada, ganase unas elecciones que no fueron acreditadas por la dictadura militar de su pais que siguió en el poder, y todavía lo hace con puño de hierro.
    A pesar de que al año siguiente obtuvo el Premio Nobel de la Paz y su reconocimiento mundial, el represor régimen de Rangún no cedió un ápice en su aplastamiento de las libertades en ese pais.
    Queda, en mi opinión, la figura de la carismática líder birmana como un ejemplo de lucha, valentía, coraje, dignidad y elegancia, ya que no sólo ha seguido luchando por sus ideas en su solitario confinamiento domiciliario, sino que en el año 1999 su esposo de nacionalidad británica y enfermo terminal de cáncer quiso visitarla para su último adiós y no se lo permitieron los militares. La Dama, aunque tenía permiso para visitarlo a él y a sus 2 hijos en Inglaterra, temiendo, justificadamente, no poder volver a entrar a su pais, tuvo que tomar una dura y dificil decisión de no visitarlo y no verlo jamás en vida porque falleció poco después. Eligió el solitario y arduo camino de la lucha, a pesar de que en Inglaterra poseía un buen nivel de vida y tenía a su familia allí y en Myanmar vivía aislada del mundo familiar.
    Internacionalmente tampoco se podía relacionar mucho ya que estaba vigilada por la dictadura birmana y hace pocos años sufrió un endurecimiento de su reclusión al recibir la visita de un ciudadano norteamericano que accedió a su vivienda nadando en las aguas que rodean su hogar.
    No es casualidad de que la opositora birmana haya declarado que sus ídolos son Gandhi, Martin Luther King y Nelson Mandela que, de esta forma han inspirado y han dejado su huella en su alma luchadora de puño de hierro en guante de seda de la elegante y digna lider asiática.
    Vemos, una vez más, como se pueden conseguir nuestros sueños si ponemos todo nuestro empeño, determinación, fuerza y lucha, tal como afirmó, en 1963, el afroamericano Luther King en las escalinatas del Monumento a Lincoln, en Washington, durante la marcha por el trabajo y la libertad y que fué un momento crucial para la lucha de los derechos civiles en Estados Unidos: “… I have a dream …”.
    Pues bien, de la misma forma que se pudieron ver finalmente conseguidos los sueños del reverendo Luther King y tantos otros activistas civiles, finalmente se ha materializado la puesta en libertad de nuestra admirada y digna Aung San Suu Kyi, a la que tantos hemos seguido y sufrido por su duro batallar en post de la democracia en Myanmar.
    Seguramente, no me cabe ninguna duda al respecto, dentro de no mucho tiempo, la gran Dama también será citada por mucha gente como ídolo de las personas en pos del sueño de las libertades políticas en contra de la opacidad de las dictaduras y regímenes opresores.
    Al mismo tiempo, pienso que se podría considerar a la ejemplar y admirable lider birmana, sin duda alguna, una de las mujeres más destacadas en todo el mundo en el período que va de las últimas décadas del siglo XX hasta inicio del siglo XXI y creo que será un modelo a seguir por muchas mujeres y su lucha dará sus frutos algún día en algún lugar del mundo.
    Es el inicio y aún queda mucha travesía en el desierto por recorrer, pero la verja de la cárcel de oro se ha abierto, por fín, para ella.
    Desde aquí nos congratulamos y nos alegramos por ella, su familia, sus compatriotas y por los seguidores que tiene en todo el mundo, entre los que me incluyo.
    Va por tí, Dama con Alma y Ademanes Suaves y Carácter y Objetivo Férreo, con nuestros mejores deseos para el futuro.”
    Tras leerla, y leer el articulo del foro, solo me surje una pregunta cuya respuesta se encuentra escrita en la historia:
    ¿En cual de los cambios evolutivos humanos no ha habido una mujer, su fuerza, su paciencia, su sufrimiento, sus renuncias, …en definitiva su poder, aun siendo ignorado, ocultado, enterrado,…?.
    Saludos.

    • Verdaderamente es una gran mujer la lider opositora birmana Aung San Suu Kyi y muchos hemos seguido su confinamiento solitario en su hogar de Rangún y su imbatible coraje y fuerza en estos últimos años frente a la dictadura militar que gobierna Myanmar, Birmania.
      Es un motivo de alegría mayúscula el levantamiento de su arresto domiciliario el Sábado, para mucha gente que la admiramos desde hace tiempo.
      Hoy, la Señora decía en una entrevista a la BBC que deseaba una revolución pacífica, no violenta para su país y que cabía la posibilidad de que volviera a ser arrestada por la Junta Militar.
      También, ha comentado que, a pesar de que conocía la existencia de los teléfonos móviles, ella nunca había utilizado uno con anterioridad y era una sensación nueva para ella. No tenía, al parecer, acceso a Internet, ni a telefonía móvil, con lo cual estaba bastante aislada del exterior.
      Gracias y un abrazo.

  21. Atrayentes, seductoras, encantadoras o repelentes y desagradables..Interesantes las palabras, siempre, estén bien o mal dichas.

    Confieso mi rotunda admiración por las palabras, no sólo por la carga afectiva/emocional/mental que atesoran, sino también por el poder que tienen de ser espejos que proyectan la luz o la sombra del que las dice.

    Uno debería saber la responsabilidad que tiene cuando “lanza” palabras al vacio porque siempre habrá alguien que las pueda o necesite leer e, incluso, que las quiera hacer suyas.

    No quiero silencios, prefiero las palabras…las justas.

  22. Cierto. Somos nuestras conductas. Y hay muchos que aún teniendo una conducta constante, correcta y trabajada y, santificando cada paso que dan, intentando ser personas coherentes, un día, se ven cometiendo actos incompatibles con sus pensamientos y enseñanzas. Con sus afirmaciones y con sus negaciones. Y es que además de conducirse con coherencia, hay que estar muy atento para no confundirse. Las palabras pueden ser trampas, pero también pueden ser amor y consuelo. Los actos pueden esconder detrás poses de encantamiento, pero tambien pueden reconducir barcos a la deriva y curar corazones golpeados. Y las conductas… bueno, las conductas también pueden cambiar después de un eclipse. Solo los silencios, aunque también en ocasiones inútiles y dañinos, son la esencia mas cercana a la santidad. Si es que existe.

  23. No hables a los santos, porque ellos no necesitan de las palabras para saber. Ni necesitan que te auto engañes a sus pies.

    Charles Thomson Rees Wilson, dijo:
    “Nuestra conducta es la única prueba de la sinceridad de nuestro corazón”.

    Por ello sabemos que al amor lo engañan las palabras y le son fieles los actos.
    Buenas tardes!

  24. Hola a todos,
    Yo creo que el fallo de Jung en este relato suyo, fué empezar diciendo que una vez vió a un VERDADERO SANTO, para después continuar con la narración de su experiencia respecto a esta persona, en la que demuestra que la santidad sobre ella, era tan cuestionable……
    Si su descubrimiento fué el que relata, ¿para qué lo presenta como a un verdadero santo?
    ¿para ironizar sobre ello?…….

    Ya sabe todo el mundo que en todo los tiempos y lugares, hubo “vestigios de santidad” alrrededor de algunas personas, y esto en tantos casos, la supuesta santidad, o se hacía “visible” de forma
    intermitente, o puntual, y frecuentemente más legendaria que otra cosa…..
    Algunos habría colaborado personal y conscientemente a dar esa imagen a los demás de sí mismos, y otros no lo hicieron ni voluntaria ni conscientemente, pero por sucesos ocurridos a partir de su caracter, conducta y proceder….
    los demás le colgaron el cartel de -Santo- si que el supuesto santo, fuese “culpable” directo de ello…….
    Yo creo que la Santidad es la verdadera Esencia Divina, reflejándose o filtrándose (por intentar explicarlo de alguna manera), a través de un alma concreta -también- en un momento dado.
    Esta visibilidad hecha más patente a los ojos de los demás, ocurre por los méritos evolutivos de dicha alma, y dependiendo de la continuidad y capacidad de mantenerse el alma y/oo espíritu del ser en concreto, en un grado de pureza tal, como para que la Esencia Divina pueda ser capatada incluso por los que rodeen a esta persona.
    La Esencia Divina (Santidad) se capta a través de la sabiduría que del indivíduo fluya al exterir, por medio también de reflexiones, y otros acontecimientos de los que solemos enumerar con la palabra “milagro” ……

    No es culpa solo del que voluntaria o involuntariamente, entra en esta atmófesra de santidad, con la falta de algunos requisitos para que esta Santidad se visibilice en nuestro “campo”. Creo que és cylpa también, de los que creen y/o exigen que deber de ser así, cuando el “ambiente” aún no sea lo suficiente idóneo, como para que ello ocurra con la naturalidad con lo que normalmente ocurre…….
    Y luego muchos se siente “engañados” o “timados”
    por que no sea así…..
    ¡mira a ver si lo consigues tú, y esto ya es suficiente para empezar!
    ¡¡No pierdas el tiempo en buscar lo que otros hayan o no hayan conseguido en este Santo tema…!! …Y si no te lo demuestran….entonces
    la “indignación”……..

    En granada se conoce a Fray Leopoldo de Alpandeire, hermano capuchino, como su apodo dice de Alpandeire (Málaga).
    la segundad mitad de su vida, casi 50años, se desarroyó en Grananda, donde yacen sus restos “mortales” en el mismo convento capuchino donde pasó toda su larga vida de limosnero para el convento en Granada.
    Era pequeñín, y tan humilde de caracter como su propio físico, y humilde en conocimientos culturales “oficiales”, como todo su ser, en todos sus aspectos…….
    Y cuando la gente le perseguia por los milagros aque a través de su persona, la Santa Esencia Divina, se complacía en “derramar”….
    fray Leopoldo sufría, porque era tan humilde que hasta se avergonzaba de que la Divina Esencia se fijase en el para ello.
    Ésta fué segun dicen todos lo que le conocieron, una de sus “cruces”………..
    A pesar de su ignorancia, acudian a él personajes de muy reconocido “postín” tanto dentro de la iglesia, como de otros ambitos, como gobernadores etc, pero acudía a él para consultar sobre algo concreto. Solo que el era tan humilde, y sabido por ellos, que para conseguir su opiníón, en general tenía que “arracársela” con mucho disimulo, poorque el no era nuna “nadie” segúnél para ello, ni para muchas cosas…..
    Un día un compañero del convento, que habiendo estudiado varias carreras, en un ataque de ira o celos, se encaró con él y le reprochó a gritos
    ¿porqué tú, porqué tú? ¡que eres un ignorante!
    se refería el compañero a porqué Dios se fijó en él más que en otros, para que a través de él permitiese obrar de la forma que tanta gente ya habían experiemntado a nivel personal.
    Ël dijo lleno de verguenza, por lo que otros presenciaron, que eso sería porque Dios quizás haya decidido que viva en la humillación, ya que el sabe que es el último de todos, y no se considera digno de que Dios actuase por medio de él. Y Dios le obliga a que cargue con ello…..
    En su tiempo le conocian como el varón Santo, y el rehuía de esas palabras como del diablo…..

    Hizo mucho por los pobres, y se que muchos casos de enfermedad muy graves fueron sanados totalmente por medio de sus “peticiones”.
    Y hasta hoy aún quedan testigos directos sobre algunos de estos “casos”. Testigos de familiares y médicos. Son muchísimas las personas que durante 50 años se cruzaron con él en sus trotes por la calles granadinas y alrrededores, en su labor de limosnero. y aunque murió a finales de los años 50, aún queda gente que le conoció personalmente. Yo conozco algunas de esta personas, y lo que vivieron respecto a él.
    Hace un mes largo, fué “beatificado” en Granada, por una ceremonia precedida, por la Santa Sede, a travez del representante más directo del Papa, de nombre italiano que ahora no recuerdo…..
    Dá igual si sus “meritos” han sido “reconocidos”, por el vaticano, al margen de esto, toda la gente que le conoció, le persiguió por la Santidad que a través de su humilde persona y ser translucía.
    Su palabras eran buscadas por todos.
    En la revuelta antes de estallar la guerra civil , por “precuación”, los hermanos capuchinos, como todos las demás ordenes, fueron obligados por sus superiores a ir por la calle vestidos de civiles para su protección.
    Pero el pequeño fray de la barbas blancas, se negó a ello…..
    se paseaba por la calle como siempre con su alforja al hombro y su hábito raído, y los piés hechos polvo por las caminatas….. y cruazaba las calles de la capital, cuando nadie, ni siquiera los civiles se atrevía a pisar la calle, por la palpable inseguiridad que había……
    de entre las figuras republicanas (o rojos como se les llamaban)más revelante, se sabe, que un día uno le dijo a otro:
    “¿Y éste qué? se pasea todos los días por la calle, como a él le dá la gana….
    Ah…. le contestó el otro, de más “rango”….
    éste lo dejamos en paz…..”
    ” ya fueramos todos como él….”

    ————————–

    Cuando presencié por TV, su reciente “beatificación” como he dicho, y viendo todo el “tinglado” magestuoso que aquel domingo del pasado septiembre para el acto, se montó, en el antiguo aeropuerto militar de Armilla (Granada)
    yo me reía un poco…. porque me acordaba de su biografía, y de su caracter….
    y pensé:
    “Como Fray Leopoldo esté viendo todo este “lio” al que ha dado lugar, con su imagen y sus barbas blancas, asomando en propociones descomunales, por toda Granada capital…….
    y miles de personas congregadas para reconocer y alavar a este personajillo….
    Y una vez más como el tantas veces decía:
    ¡¡todo por su culpa!!…..
    con lo humilde que él era…..
    ¡¡que mal lo estará pasando…!!
    Señor…. ¡¡¡¡ Que mal….!!!!

  25. Buenas tardes:

    Ha escogido un precepto usted, muy bonito, pero muy muy difícil. No sabría como enfocarlo, bueno, en realidad sí.
    Mentiría si dijera algo acerca del autor de Jung, pero como las palabras como usted dice no son lo importante sino la conducta, la mía hoy ha sido saber algo más de este autor.
    Es un tema muy interesante el que tanto él como Freud han tratado a lo largo de toda su vida. Me gustaría señalar el párrafo en el que Freud rompe su relación con Jung:
    “Su alegato de que trato a mis seguidores como pacientes es evidentemente falso…. Es una convención entre los analistas que ninguno de nosotros debe sentirse avergonzado de su propia neurosis…. Pero uno [refiriéndose a Jung] que, mientras se comporta anormalmente, sigue gritando que es normal da sustento a la sospecha de que le falta asumir su enfermedad. En consecuencia, propongo que abandonemos nuestras relaciones personales enteramente.”

    Casualmente en este trocito se reúnen una serie de palabras para poner fin a una amistad, que quizá sea la conducta más bonita que puede cultivar el ser humano. Pero bueno, somos seres humanos no¿? y por tanto imperfectos…

    **Nuestra conducta es la única prueba de la sinceridad de nuestro corazón.**
    Charles Thomson Rees Wilson

    Un saludoO!

  26. Cada uno es lo que es, puedes engañar a los demás, pero luego tienes que quedarte a solas contigo ¿podrías engañarte? Seguramente seas el juez más duro que tengas…

  27. Al final,las únicas palabras que realmente escriben algo en nosotros mismos,son las del diálogo que mantenemos con Dios,lo demás es confusión,miedo,ruido…El nos dicta sus palabras para que las transportemos al corazón,en ese espacio pactamos con nosotros mismos,dóciles o rebeldes,inquietos o serenos en busca de su aprobación,de una nueva paz que nos visite haciéndonos saber que estamos en lo cierto.No importan las palabras que decimos,importa como somos capaces de escucharnos a nosotros mismos ,los retos del corazón.

  28. Carlos Gustavo Jung fue un gran sabio, un Maestro y un erudito, pero tuvo tambien como todos los Maestros su bajada a los infiernos. En su caso consistió en abrir las compuertas que separa el inconsciente, y adquirir una esquizofrenia muy grave, lo que le impulsó a estar durante 3 años contando las piedrecitas de un río, acompañado de su mujer y de algunas amantes/discipulas. Pero independientemente de su vida, su obra es excelente, en concreto todo lo que trata sobre el mundo de los sueños, los símbolos, los arquetipos, el inconsciente colectivo y todos sus estudios sobre las religiones comparadas, donde demuestra la raíz común a todas las religiones, mensajes hacia los seres humanos para su elevación moral y su conocimiento personal. Me alegra que cite a Jung, uno de los psicólogos/psiquiatras que más han buceado en el alma humana y que más han aportado para el conocimiento de la psique, sobre todo en su enfoque del inconsciente.

    • Sí Dª Ángeles, y un Gran Hijo de la Viuda, y un contrastado admirador de Adolf Hitler y de Benito Mussolini. Buenos días.

      P. S.: A su vez, y como me imagino sabrá, por ser Vd. una contrastada y veterana profesional de la Psicología, aceptó dirigir la Zentralblatt fur Psychotherapie (Revista de Psicoterapia). Tanto la sociedad como la publicación tuvieron marcada filiación nazi y antisemita. En diciembre de 1933 -ya con Führer en el poder- la Zentralblatt fur Psychotherapie publica la declaración de principios que regían a la Sociedad Alemana Médica de Psicoterapia escrita de puño y letra de su presidente; nada menos que por el psiquiatra M. H. Goering, primo del ministro de Aviación Hermann Goering, el hombre más importante del régimen nazi, después de Hitler en aquella época.

  29. alicia gonzalez 16 noviembre 2010 at 0:22

    Las palabras han de ir avaladas por los hechos o conductas para que no resulten palabras huecas de sentido o contenido. Hay ocasiones en que las palabras resultan casi salvadoras: cuando el corazón está a punto de perecer por desolación, unas palabras amorosas son un alimento casi divino… Una palabra amable puede hacer florecer una sonrisa… Es posible que una palabra, impregnada de amor y solidaridad, traslade a quien la reciba estos nutrientes tan necesarios para la vida… Claro que, en todas estas ocasiones, las palabras están llenas de un alimento que enriquece tanto a quien lo recibe como a quien lo ofrece.
    Por el contrario, cuando las palabras son hirientes, son insinceras, están llenas de odio, de soberbia…, a quien primero dañan es al que las pronuncia y, sin embargo, pueden dañar o no a quien las recibe, dependiendo de que las haga suyas o no. Estas palabras también tienen contenido aunque sea de otro signo y pueden dejar una estela de negatividad.
    Pero cuando de temas políticos, sociales y de crecimiento personal hablamos, lo que cuenta son los hechos: las palabras se las lleva el viento…
    Y es que santos, lo que se dice santos, siempre estamos en proceso de llegar a ser, si es que se llega… Y no sé si Jung llegó a ser una excepción, más allá de sus aportaciones a la humanidad.
    Al menos, eso me parece hoy.

  30. Eliseo de Bullón 16 noviembre 2010 at 0:37

    ¿Pero qué era un santo para Carl Gustav Jung?

    ¿Qué es ser un santo para un católico?

    Catecismo de la Iglesia Católica.
    “195. ¿Qué otra significación tiene la expresión «comunión de los santos»?
    La expresión «comunión de los santos» designa también la comunión entre las personas santas (sancti), es decir, entre quienes por la gracia están unidos a Cristo muerto y resucitado. Unos viven aún peregrinos en este mundo; otros, ya difuntos, se purifican, ayudados también por nuestras plegarias; otros, finalmente, gozan ya de la gloria de Dios e interceden por nosotros. Todos juntos forman en Cristo una sola familia, la Iglesia, para alabanza y gloria de la Trinidad.”

    http://www.vatican.va/archive/compendium_ccc/documents/archive_2005_compendium-ccc_sp.html

    El que es santo ya está unido a la eternidad. Y ya es santo, ya está en esa dimensión espiritual, hable o no hable. Hablar ya no sería la palabra del hombre, sino la palabra de lo eterno.

    La palabra no es la cosa. A no ser que la palabra sea la Palabra. La palabra de Dios.

    ¿Escuchaba Carl Gustav Jung la palabra de Dios?

  31. Sinceramente, yo creo que no se trata de hablar como santo, sino de hacer, de actuar.
    Las palabras son fáciles, quizás lo difícil es demostrarlo.
    Y quien así actúa, quien es coherente entre sus palabras y sus actos, no lo pregona, no es necesario, con qué objetivo hacerlo? las cosas no son de cara a la galería.

  32. El santo es aquel que su espíritu está en acción, evoluciona y se auto-actualiza constantemente.

    Como somos seres totales, si en ese evolucionar, también entra el verbo, la palabra; entonces podremos considerlo santo. De lo contrario, si se aferra a un dogma inamovible será(como muy bien dice Tata) un santurrón.

    Un fuerte abrazo.

  33. “hacer santamente las cosas del ordinario vivir”

    Segun Calvino eso ocurre cuando se gana dinero. Segun Escrivá de Balaguer y Albá vale cualquier acto concurrente.

  34. Que bien lo has explicado no se es santo por hacer cosas santas.

    Recuerda es santo también el que hace el bien en el corazón de los demás, dejando en estado de gratitud y felicidad, así sea su pena incurable.

  35. Racionalmente hablando puede que tenga un concepto idea o un algo bastante ambiguo de quien pueda o no ser un santo…El santo ¿diría que es santo? La persona “buena” ¿diría que es buena? La persona que puedas depositar su confianza diría a las primeras de cambio….¿todos podeis confiar en mí? Y menos aun se va a poner tres dias enteros a hablarte para que te “wervas” loco…antes que una “charla” predicaría su silencio”…que se convenza ello, que crea en ello y que mire hacia dentro

    El santo, ser bello…lo que fuere si es bello no tendria necesidad de demostrar nada, escucha la voz obra a traves de ella y se guia por el curso de las cosas…