Pensiones públicas y Seguridad Social: unas reflexiones sobre su futuro

José Gómez Blanco

Desde hace meses estamos asistiendo a un amplio debate sobre la reforma de pensiones de la Seguridad Social: declaraciones del Presidente del Gobierno y ministros; debates en las Cortes Generales (utilizando las pensiones como arma arrojadiza entre unos y otros); remedo de huelga general por parte de los sindicatos mayoritarios; reuniones del “Pacto de Toledo”; informaciones y debates en la prensa escrita, televisiones, etc.

Mientras tanto, los ya jubilados (sin revalorización de las pensiones para el año 2011, y ya veremos), y los que –con suerte– tengan acceso a ellas en el futuro, asistimos mudos a estos debates, pues no tenemos representación en los órganos decisorios y los partidos políticos ignoran nuestras reivindicaciones. Para justificar la necesidad de reformar el sistema de pensiones y que éste pueda ser viable en el futuro, hay que –según ellos y los estudios actuariales de los que hablan– ampliar el plazo de cómputo (20 o 25 años) y elevar la edad de jubilación hasta los 67 años. Pero nadie habla de las miserables pensiones a las que van a tener acceso nuestros jóvenes, que serán determinadas por los escasos años de trabajo que van a reunir durante su vida laboral y las mileuristas retribuciones y bases de cotización. ¿De qué estamos hablando? Con ese panorama futuro, ¿va a ser deficitaria la Seguridad Social? Lo dudo. Sólo las clases privilegiadas, políticos sobre todo, son los que van a poder disfrutar de pensiones máximas o, al menos, decentes. ¿O ya no pensamos que el paro actual se pueda corregir en el futuro? ¡Paro o empleo, ésa es la cuestión! Antes de tomar medidas, habría que diseccionar nuestro sistema de pensiones para saber las prebendas que disfrutan determinados colectivos. No se podrán modificar a la baja las pensiones ya reconocidas, salvo que sean fraudulentas, pero al menos servirá para evitar que en el futuro haya grupos privilegiados y, por tanto, que el reparto sea más justo, equitativo.

Las noticias que se están produciendo están causando alarma en el colectivo de pensionistas, pues nadie puede asegurar que las pensiones actuales y las que accedan en el futuro las viudas, no vayan a ser mermadas. Con nuestros gobernantes actuales no está nada asegurado. Debo recordar –la realidad es ésa y no otra– que fue el Partido Socialista (en el Gobierno), el que perpetró los mayores ataques al sistema de pensiones. En el año 1985 –hago uso de la memoria– una ley amplió el plazo para su cálculo: se pasó gradualmente de 2 a 15 años. En el año 2007, otra ley (la 40/2007) convirtió el cómputo de 15 años naturales, en años efectivos, es decir, contemplando únicamente los días de trabajo efectivo, y se pasó de 4.700 días a 5.475 días. En el dictamen de la Ponencia intervino –representando al Partido Socialista– la señora López i Chamosa, muy de actualidad debido a sus limitaciones gramaticales, puestas de manifiesto en las discusiones del Pacto de Toledo. En aquella ocasión, refiriéndose a las pensiones de viudedad y a la propuesta del Partido Popular de elevarlas al 70% de la base reguladora, criticó las manifestaciones de los representantes populares y refiriéndose en concreto al Sr. Martínez Pujalte, pronunció la siguiente frase (textual):

“Podemos hacer un discurso pensando en ellos (aclaración: se refiere a los jubilados y viudas) pero se han tirado ocho años reclamando al Partido Popular, que fue el que creó la diferencia entre los anteriores a 2002 y los demás, que lo arreglara y no lo arregló. ¿Quién lo va a arreglar? Un Gobierno socialista. ¿De acuerdo con todo lo que quieren? No, seguramente no vamos a hacer todo lo que ellos quieren, pero sean 60 o sean 65 euros lo hará este Gobierno, no ese ni ningún otro”. Los hechos y la situación actual han desmentido rotundamente a la parlamentaria socialista. ¿Qué podemos esperar de este tipo de representantes políticos?

En esa misma ley fue negada la revisión de aquellas pensiones que sufrieron descuentos entre el 7% y el 8%, por cada año de edad entre los 60 y 65 años. Las reclamaciones que se hicieron fueron rechazadas sistemáticamente por la Seguridad Social, pues sólo contemplaron aquellos casos de jubilados anticipadamente, cuya causa de baja o jubilación en la empresa no fuera voluntaria, cuando todos sabemos que las prejubilaciones pactadas y supuestamente voluntarias fueron, en la mayoría de los casos, una imposición de las empresas, con el visto bueno de los gobiernos de turno. ¿A qué viene esa postura negacionista? Pero aun así, no se tuvieron en cuenta para nada los años cotizados que excedían de los 35 reglamentarios. Estos trabajadores, con más de 35 o 40 años de cotización, no pudieron tener acceso a una pensión del 100% de su base reguladora, sino la determinada por la aplicación de los coeficientes reductores. Estas situaciones, en las que no se tuvieron en cuenta los años cotizados de más, ¿no sería justo que la Seguridad Social devolviera al trabajador jubilado las cotizaciones de esos años excedidos? En cualquier caso, las cuotas empresariales de los años excedidos compensarían el coste de las prestaciones de la Seguridad Social entre los 60 y 65 años. Sería lo justo, teniendo en cuenta que a nuestros parlamentarios les llegan 7 años para acceder a la pensión máxima. ¡Un escándalo!

Otra amenaza que tiene nuestra Seguridad Social es el coste de la atención médica y farmacéutica, que habrá que racionalizar. Con cargo a su presupuesto –debido a la política de “buenismo” que practica nuestro Gobierno– no se puede seguir atendiendo al último que llega con cargo a la misma, ni consentir intervenciones quirúrgicas de alto coste a no residentes, ni tampoco al gasto que ocasionan residentes comunitarios, que no han cotizado en España, no estando nada claro que estos gastos sean reembolsados por sus países de origen. Ni que nuestros políticos –en campaña política personal– vayan repartiendo tarjetas de sanidad a residentes españoles en países americanos. Por otra parte, las pensiones no contributivas siguen pagándose, en mayor o menor medida, con cargo a fondos de la Seguridad Social, cuando se había acordado desde hace años que tendría que hacerse con cargo a otra partida de los Presupuestos del Estado. Es urgente disminuir la factura farmacéutica, racionalizando la dispensación de medicamentos, ajustando, en lo posible, prescripción y medicamento a consumir (contenido del envase), o se impondrá, de forma general, el copago en la Seguridad Social.

Volviendo a las jubilaciones, recientemente el diario El Mundo ha publicado en distintas fechas de este mes una serie de informaciones que resumo a continuación:

08.12.10. Una carta de un jubilado (08.12.10), titulada “Jubilados en el Pacto de Toledo”, en la que el autor se lamenta de que no haya ningún representante de los jubilados en esa Comisión y reclama una asociación civil para “defender nuestro patrimonio y nuestro futuro”.

13.12.10. Un estudio sobre las prebendas que van a tener los nuevos funcionarios en la Seguridad Social, entre ellas la no cotización por desempleo, además de poder jubilarse a los 60 años, si cotizan 35 años, con el 100% de la pensión, y contribuir a la Seguridad Social con una cuota muy reducida.

17.12.10. Un artículo John Müller, titulado “Prejubilaciones indecentes”, que califica así las prejubilaciones anunciadas por las Cajas de Ahorro como consecuencia de su reestructuración, utilizando dinero público (FROB). Sobre las prejubilaciones publiqué en el mes de septiembre del 2003, en El Correo Gallego, un artículo titulado “Apariencia y realidad. Prejubilaciones bancarias: una falacia contable”, en el que ya denunciaba este problema, que empobrece, como no, a la Seguridad Social.

Mientras esto ocurre, nuestros Sindicatos oficiales y subvencionados no hacen nada para denunciar los peligros que se ciernen sobre nuestra Seguridad Social, no sólo (acentuado, a pesar de las nuevas normas ortográficas), en el tema de las pensiones (que es su monotema reclamatorio), sino la vertiente asistencial que se va deteriorando lentamente, sin pausa, debido entre otras cosas –como ya dije más arriba– a esa política de “buenismo” de nuestro Gobierno y a la sobrecarga económica de prestaciones que debían ir a otras partidas del Presupuesto nacional. Una de las mejores instituciones que heredamos del régimen anterior –ahora tan denostado, pero hay que decirlo— y mejorada por los gobiernos democráticos, empieza a hacer aguas en la época actual y, si no lo evitamos la sociedad civil, el naufragio será inevitable. El traspaso de estas competencias a las Autonomías fue un gran error. Ni la Seguridad Social, ni la Educación, debieron cederse.

¡Bienvenida sea la Fundación Civil, propiciada por D. Mario Conde!

23 Responses to “Pensiones públicas y Seguridad Social: unas reflexiones sobre su futuro”

  1. Pues comenzando por el final del artículo, nunca debieron cederse la educación y la SS a las autonomías, el hecho ha propiciado una serie de injusticias basadas en el clientelismo y la inoperancia de nuestros políticos.

    Para continuar y en primera persona relatar que en mi situación de prejubilado, después de más de cuarenta años de cotización OBLIGATORIA a la SS he sido dado de baja de la misma, negándoseme toda asistencia médica por los cauces normales.

    Parece ser que el hecho es propiciado porque tengo fijada mi residencia en autonomía distinta a la que radica mi empadronamiento y que los ayuntamientos de mi residencia han decidido pasar los padrones municipales a la SS, que de manera automática ha decidido dar de baja a todos aquellos que no figuren en el padrón de la autonomía.

    En este caso me refiero a la Comunidad Valenciana lugar de mi residencia y a la de Catalunya lugar de mi empadronamiento.

    Siguiendo con la educación, tengo tres hijos dos que han hecho sus carreras universitarias en la Comunidad foral de Vizcaya y otro en Catalunya, la diversidad de la enseñanza recibida unos en euskera y otro en catalán, los separa hasta tal punto que se consideran ciudadanos de países diferentes.

    NI que decir tiene que he instado sendos procedimientos contenciosos-administrativos contra las tres autonomías y el Estado Central basados en el secuestro por parte de los políticos de mis derechos civiles como ciudadano y padre, aunque sin muchas esperanzas de que prosperen en el sentido que me gustaría, que no es otro que la devolución de la educación y la SS al lugar de donde nunca debieron salir.

    Del despropósito referente a las pensiones acaso tiene sentido que con las fusiones de las cajas de ahorros –que no es otra cosa que un reajuste de plantillas, para sanear balances y que no aborda el verdadero problema financiero- se prejubilen una masa ingente de trabajadores con cargo al erario público y por otro lado se esté hablando de alargar la edad de jubilación hasta los 67 años, demencial, o las prejubilaciones de oro, iniciadas en otra época de trabajadores de Telefónica por citar dos casos que ilustren los hechos.

    O la sociedad civil abandona la creencia iniciada en el tiempo de la dictadura y continuada en esta mal llamada democracia, de que el estado dará solución a sus problemas, o de otra forma continuaremos con la dictadura política donde las manos muertas –los políticos y sus adláteres- continuaran viviendo a costa de los que nos lo hemos “currado”.

    Buenos días amig@s del foro.

    • Evergetes, es una verguenza, tanto lo que cuenta, que es verdad, conozco más casos como cuando se termina el paro o cualquier prestación por desempleo se pierde el derecho a la asistencia sanitaria gratuita, hay que solicitar una tarjeta sanitaria de recursos insuficientes para poder asistir al médico. Esto hay que hacerlo cuando uno no se pueda incluir en la cartilla sanitaria de sus padres, esposo/a o algún familiar directo. Mucha gente eso no lo sabe y más de uno se ha encontrado con la sorpresa de ir al médico, no tener la tarjeta sanitaria de recursos insuficientes y llegarle a casa la factura.

      • Ante el desmán cometido y reconociendo que tengo derecho a la prestación sanitaria, mi tarjeta de prestaciones es una de transeúnte, que caduca a los seis meses.

        Un saludo.

        • Ese mismo caso lo he sufrido en mis carnes obligándome a empadronarme en mi lugar de residencia (Madrid) cuando por razones particulares quería seguir empadronado en mi comunidad de origen (Castilla y León).

          Siempre estaba en estado ‘transeúnte’ como Vd claramente dice y al necesitar algún especialista en varias ocasiones no me tocó otro remedio que empadronarme en mi lugar de residencia.

          De vergüenza, siendo todas comunidades de un mismo estado.

  2. Vaya Evergetes, no sabía que en Valencia siendo de otra comunidad, no te atendían. Estaba bien que no lo hicieran a los extranjeros (de otros países), pero al ponerse como se ponen con el nacionalismo, lo que tenemos es un gran caos de atención al ciudadanos, a la vez que un gran despilfarro económico.

    No soy economista, ni soy política, pero ¿hasta qué punto se podría prescindir completamente de los políticos? ¿Son necesarios?.

    En un Ayuntamiento, por ej. el secretario y el interventor, llevan el peso y la organización del Ayuntamiento. El Alcalde solo lleva el peso de gastar y malgastar el erario público. Si prescindiéramos de ellos, cerraríamos el grifo del gasto, gasto que por otra parte, no suelen pagar, y hacer quebrar a empresas que colaboran adelantando el dinero.

    Y en cuanto a las Autonomías, abonan el 40% del gasto farmacéutico, y se habla de que en Valencia no hay dinero para cubrir todo el gasto.

    Esto se está cayendo, y nadie lo arregla, al contrario, se siga estropeando cada vez más con la inoperancia de unos, el egoismo a ultranza de otros, y el pasotismo de la mayoría de los ciudadanos, cansados y hastiados de su clase política, que solo se ponen de acuerdo para subirse los sueldos…

    Algo tenemos que hacer, de manera pacífica, por ej. hablar, comentar, animar a que las personas sepan que en nosotros está la solución, no en los políticos. Pero hay que organizarse de alguna manera, dar ideas los que las tengan, y al mismo tiempo formación, es que esto se está cayendo por tantos lados, que ya no sirve una rehabilitación de este edificio, necesitamos uno nuevo.

    Deseo que este nuevo año, nos traiga nuevas ideas, nuevos impulsos, nueva claridad mental, nuevas ganas de ayudar a los demás, nueva solidaridad, y que entendamos que nos salvamos todos, o todos nos hundimos.

    Que este nuevo sol que nos ilumina traiga una nueva luz para que podamos ver más allá de la materia, más allá de lo que se cae, y podamos ver lo que podemos construir, lo que puede venir, lo que podemos hacer. Que tengamos confianza en nosotros y en nuestra sociedad, es lo que deseo…

    • Pues Ángeles, en la calle Pelayo de Valencia con motivo de mi traslado de residencia me requirieron un montón de documentación emitida por el servicio catalán de salud, para finalmente asignarme el ambulatorio de la plaza de Nápoles y Sicilia, lugar donde después de ser atendido en dos ocasiones a la tercera me comunicaron que no tenía derecho a la prestación sanitaria por haber sido dado de baja en la SS.

      MI versión es que: Las autonomías han dilapidado tanto y tan mal que ahora “se la cogen con papel de fumar” por no tener dinero para afrontar el gasto, sin embargo a la madre de un rumano –que vive y reside en Rumania- y al que yo empleo como peón, le han intervenido quirúrgicamente de una delicada operación de cadera con prótesis incluida, operación de mucho dinero y eso a costa de la SS, como tu bien mencionas un desbarajuste.

      Con respecto a los entes locales mientras el Interventor y el secretario sean los funcionarios que obtuvieron la plaza por oposición las cosas funcionan relativamente bien, la duplicidad de funciones aparece cuando a un alcalde “mandón” no le cuadran estos profesionales, por las notas de ilegalidad que ponen en sus decisiones y entonces busca a uno de “su cuerda” al que le monta una oposición “AD HOC” y relegan al profesional de carrera al sendero de los elefantes, teniendo que soportar los contribuyentes los dos salarios y unas administraciones sobredimensionadas, pues estos a su vez, cuando viene otro color político como ya son funcionarios y no se pueden despedir, pues a engordar el gasto de la nomina, conozco el caso de una administración donde hay cuatro interventores de los cuales solo uno ejerce la función propia y la oposición como antes fue poder pues haciendo la “vista gorda” haciendo bueno eso de que “entre perros no se muerden”.

      Un saludo.

      • Estoy de acuerdo contigo, hay un gran desbarajuste.

        Y sobre todo en los grandes Ayuntamientos y en las grandes instituciones, igual que en las grandes empresas (Movistar, Vodafone)… Es un “sálvese quien pueda”, donde cada uno va a salvar su trabajo, su piel, su comida, su…su…su, lo que no nos damos cuenta, que estamos en un barco que se hunde, y esto o lo arreglan los mejores (no entre todos), quitando a los políticos ya que han demostrado que no saben manejar el Barco, o nos vamos a pique…

        • Cada vez que leo expresiones del tipo “quitando a los políticos” o parecidas en la misma línea, amiga Ángeles, no sé exactamente qué quieren decir, o más bien, cómo sería posible.

          Así a bote pronto sólo se me ocurren tres maneras de “quitar a los políticos”.

          a) Una sería mediante la configuración de un partido político o agrupación electoral que consiguiera una mayoría absoluta en el Parlamento, por medio de la cual legislara unas nuevas maneras de organizar la vida política y en consecuencia procediera a abolir el actual sistema político para sustituirlo por otra cosa aún sin definir, pero que se encargara de la dirección política del país. ¿También desaparecería la agrupación electoral en el poder, o sería ella sola la encargada de gobernar para siempre? ¿Quiénes gobiernen se llamarían políticos? ¿En realidad no sería más que un cambio de unos políticos muy malos muy malos por otros muy buenos muy buenos?

          b) Mediante la creación de un contrapoder popular o ciudadano que organizara a la sociedad, ahora sociedad civil, a la manera de los soviets, y que lograra literalmente expulsar del poder a los actuales políticos para sustituirlos por otras personas que se supone lo harán muy bien, se llamen así mismos políticos o servidores de la sociedad o del pueblo, por poner un ejemplo.

          c) Y la última que se me ocurre es la clásica de toda la vida que unas cuantas veces se ha hecho en España, como es un golpe militar donde unos generales una vez obtenido el poder proceden a quitar a los políticos y se ponen ellos en su lugar para ejercer el gobierno en ausencia forzada de partidos y políticos por lo malos que han sido y lo bien que lo harán ellos.

          La verdad, amiga Ángeles, que agradecería se me explicase cómo crees posible de realizar ese “quitando a los políticos ya que han demostrado que no saben manejar el Barco”. Un saludo a la espera despejes mis dudas.

          • Hola Atati. Cuando hablo de prescindir de los políticos, me refiero a una casta especial, que no ha trabajado en su vida, que no sabe las necesidades de los ciudadanos, y que solo están en la vida política para medrar y ganar dinero.

            Hay muchas más fórmulas para dirigir y organizar la vida ciudadana, y están en nuestra imaginación, esperando ser despertadas, y no seguir viviendo de los andrajos que esta sociedad nos está dejando.

            La palabra dictadura y la palabra democracia, son palabras huecas, sin sentido, o bien cargadas emocionalmente, pero vacías de eficacia, pues una dictadura puede ser muy buena y una democracia pésima.

            Te pondré un ejemplo: En Irak había una dictadura, y estaba Sadam Hussein, que controla el país, y controlaba a su manera (tambien hubo matanzas de kurdos), la violencia por religión que tienen las minorías de ese país. Pero era un país que funcionaba: los niños iban al colegio, había escuelas, los museos de Bagdad (con cantidad de maravillas, estaban ahí), había mercados, la gente iba por las calles, y muchos a la manera occidental, llevaban el tipico traje de chaqueta y corbata que los diferenciaba del resto de indumentaria (lo cual no es esencialmente significativo, sino meramente anécdotico).
            En fin, era un país que funcionaba, más o menos bien, pero funcionaba en paz (con algunas revueltas que eran sofocadas al instante) bajo el peso de la bota de Sadam (cosa que no me gusta, pero es mejor que funcione que estar completamente destrozado).

            Por obra y gracia del enviado de la democracia internacional, demócrata absoluto y con la misión indiscutible de llevar la democracia a todos los países que están sometidos a una férrea dictadura, como todos sabemos, y con la excusa de encontrar a Bin Laden (ex socio petrolero suyo), bombardeó ese país de Irak, no dejando piedra sobre piedra. Que en nombre de la democracia se realicen semejantes atrocidades, es algo inaudito, lo cual me indica que las palabras están huecas, y solo las obras de las personas las colorean, les dan sentido, constructivo o destructivo, y me da igual que se llame democracia o dictadura.

            Hoy en día , después varios años, ese país continua destruido. Todo ello porque se decia que Irak tenia “armas de destrucción masiva”, y en virtud de derrotar al eje del mal y al terrorismo, se realizaron infinidad de asesinatos, crímenes, muriendo miles o millones de personas. ¿Como se llama ese acto de una democracia que ha pretendido salvar al mundo en diferentes países, de sus gobernantes propios y autóctonos, de su propia idiosincrasia, interfiriendo en su propia forma de organizarse?. Pues yo lo llamo democracia destructiva, y a algunas dictaduras las podría llamas dictaduras constructivas, porque construyen, y por supuesto no están a favor de todos, sobre todo los que no piensan igual. No te pondría, ni quiero poner ningun ejemplo de
            dictadura constructiva, porque en general no me gustan las dictaduras, pero se me ocurre, y dicho por personas del telón de acero, ej. polacos, checos, húngaros, que en España tuvimos una dictadura constructiva. No lo digo yo, lo dicen ellos que sufrieron una de las peores dictaduras que ha tenido el mundo: la bota de Stalin, donde todos los disidentes eran enviados a Siberia. Pero el tema no es dirimir qué dictadura es mejor que otra, no son buenas, porque esclavizan, y no dejan manifestar lo que cada persona lleva dentro, pero nadie debe inmiscuirse en la vida de otro pueblo, porque tengan una dictadura, y quitarles su forma de vida, porque “a mí no me gusta”, igual que no voy a entrar en la casa de mi vecino porque va con malas compañías, según mi punto de vista. Lo podré hacer con mi hijo, y si es menor de edad, pero nada más. Hay que respetar. Este es un terreno muy delicado, y en general no solemos respetar, estemos en democracia o en dictadura como se ven en muchos foros públicos, no en éste que es una excepción.

            Cuando hablo de eliminar a los políticos, me refiero a que exista un gobierno civil, donde la sociedad civil se implica: ingenieros, abogados, constructores, obreros, economistas, y los mejores son votados . Que existiera una democracia participativa, civil, y donde se eligieran a los mejores técnicos, los mejores gestores. Organizar una vida personal no es facil, menos lo es organizar o convivir con una pareja, mucho menos con una familia, y muchisimo menos en un país, por lo que los gestores deben estar muy bien formados, estar al servicio de los ciudadanos, gozar de una ética intachable, y vivir una entrega por los demás, semejante a la madre Teresa de Calcuta, o a un Vicente Ferrer, que solo están para ayudar. SAbiduría y honestidad, eso le pediría a un político, que dejaría de ser político para ser gestor, organizador, administrador o como queramos llamarlo.

            Por ej. en este foro, y en las pestañas de arriba se dan o damos ideas de como organizar la vida pública, y se habló de a partir de las Asociaciones de Vecinos, elegir al propio representante, y éste que acudiera a las Asociaciones de Distrito, y éste que acudiera a las votaciones de Alcalde del municipio. El propio alcalde, elegido como el más capaz, el que más sabe, el mejor gestor, el que “por sus obras lo conocereis”, elige a su propio equipo municipal, y ellos se encargan de solucionar los problemas y de hacer la vida pública más amable, más enriquecedora y más humana, fomentando la creación de empleo, a partir de la creación de autónomos , pymes y demás tejido empresarial. Se vota a la persona y esa persona forma su partido o su grupo, enfocado en un programa político establecido de antemano.

            Dejar los mínimos puestos públicos, los suficientes para manejar el timón de los municipios y de la nación. Que se cobrara lo mísmo que cobra un funcionario, dependiendo de su dedicación y de su gestión, ni más que un funcionario ni menos, y que tuviera los mismos días para cobrar o no el desempleo, y las pensiones, iguales.

            Esto no importaría a los políticos futuros, pues todos tendrían su “modus vivendi” propio y todos son conscientes que estarán por un tiempo en la vida política y luego se irán. Y se irán muy bien, si lo han hecho bien, pues muchas empresas se los rifarán, y se quedarán en la calle si lo han hecho mal.

            Me refiero al sistema político que goza Finlandia (me lo pasó Ylex y ahora no lo tengo), donde los políticos son técnicos, gestores , al servicio de los ciudadanos, y si no lo hacen bien, no hay por qué esperar 4 largos años, pues cada año puede haber votaciones generales para ratificar la gestión, y pueden seguir o salir de ese puesto, según su gestión.

            Por ej. El PSOE nos prometió que nos sacaría de Irak, y de las guerras, a raiz de manifestaciones masivas que hubo en este país, con el el NO a la guerra en todas las ciudades. Pues ha seguido haciendo lo mismo que hacía el PP, enviar a los cascos azules como protección y ayuda a los ciudadanos de El Líbano, Irak, y ahora con Afganistan.

            Particularmente me parece una intromisión que vaya un ejército a un país, da igual que sean cascos azules o verdes, pero es mejor que vayan ciudadanos, ONGs a ayudar, a mezclarse entre la población, creando escuelas, tiendas, ambulatorios, etc. Esa es mi opinión.

            Bueno, Atati, no me extiendo más, y ya te he demostrado como debemos y podemos quitar a los políticos (todos), porque nos han demostrado una y mil veces que no saben manejar el barco: Nos metieron en Europa, a un precio muy elevado: quedandonos con menos tejido industrial, casi sin cultivos (en Valencia con la historia del ladrillo, no existe ya el campo, las naranjas, porque nuestros vecinos franceses ya se han encargado de cargarselo, primero tirándonos los camiones que entraban por la frontera y ahora con la Unión Europea y los planes de España ciudad de vacaciones europea), en fin nos hemos quedamos esquilmados, y tenemos que reconstruir este país. Es un problema de políticos, de directores de orquesta, pero un director de orquesta, por muy bueno que sea, si no tiene orquesta, no hace nada, por ello pienso que ha llegado la hora de la sociedad civil, la cual está dormida, y alguien debe decirle : Levantate y anda, porque si no andas, sucumbes en la ignorancia y en la miseria, que ya nos empieza a rodear.

            Como verás no tengo un programa político claro, pero por eso estoy aqui, para seguir enriqueciendome de otras aportaciones y entre todos hacer algo útil para la sociedad.

            En las pestañas de arriba, en “Iniciativas”, a propósito de la Vida municipal he participado con algunos cometnarios, al igual que otros muy interesantes, aportando cada cual lo mejor que se ve viable. No es fácil, pero mucho más dificil es dejarnos caer por el precipicio, por la desidia y la ignorancia de los políticos y de toda la sociedad que sigue votando al caballo grande (psoe o pp), ande o no ande.

            Un abrazo, Atati.

  3. Buenos días:

    El tema de las pensiones me parece complicadísimo encontrarle una solución para que los pensionistas actuales no vean mermados sus ingresos y los futuros, puedan o padamos tener derecho a una pensión mínimamente decente.

    Con la situación actual que tenemos de un alto desempleo y sobre todo un alto desempleo juvenil, es imposible mantener las pensiones porque el problema es que ese desempleo, al menos de momento, no hay posibilidades de que baje, crucemos los dedos para que no aumente de una manera exagerada.
    Además del alto desempleo juvenil, la actividad productiva está resentida y cuanto menos se produzca menos se recauda.
    Por mucho que se aumente la edad de jubilación como no se solucione el paro y la producción poco resultado va a dar.

    En cuanto al coste de la asistencia sanitaria, estoy de acuerdo en que hay que racionalizarlo por supuesto no bajando la calidad del servicio pero tanto en medicamentos como en visitas médicas habrá que tomar alguna solución.
    Estoy de acuerdo, en la medida de dar solamente los medicamentos necesarios y no cajas enteras para ir, las que no se tomen, a la basura, estoy de acuerdo en que habría que poner un coste por consulta, mínimo por supuesto y eso de sanidad gratuita para todos sean de donde sean, pues sinceramente no. Por supuesto, si hay personas en España que se encuentran enfermos habrá que atenderlos pero esos gastos tendrán que ser pagados por alguien, por ellos, por sus seguros médicos o por sus gobiernos pero no a cargo nuestro.

    • Buenos días Manuela.

      Felicité la Navidad a todos los integrantes de este Foro, pero hoy lo hago en especial.

      Un abrazo y Felices Fiestas “Manuela”.

      Bsa, Aloe.

  4. El problema de las Pensiones en un más en el desbarajuste de asuntos que nos invaden. Y es muy importante porque vemos vulnerada la seguridad que creíamos garantizada a cambio del esfuerzo. Y es que lo del esfuerzo ya no se lleva.

    Si nuestros jóvenes ven temblar su sistema futuro de pensiones, ¿es que están trabajando por su futuro? Una generación a la sombra del trabajo de sus padres, poco estudio, poco esfuerzo y poco interés e imaginación. Es probable que nosotros tengamos nuestra parte de culpa pero también son un problema que padecemos.

    ¿Quien es el privilegiado en este país? ¿Seguro que el que tiene trabajo, no descansa de sol a sol, y paga, no ya solo por lo que gana, si no por cada euro que mueve? Y resulta que luego quines tienen las “cosas fáciles” son los que acreditan la necesidad, no los que han trabajado porque “tienen medios”. Esto se llama discriminación negativa.

    Por cierto, respecto a lo de la pensión a las “amas de casa” que la reforma quiere incluir, yo también me apunto Espero cumplir todos los requisitos para su percepción, salvo que excluya a las que adicionalmente hayamos hecho compatibilizándolo otro montón de cosas.

    Lo cierto es que la riqueza futura solo vendrá a través del trabajo y el buen hacer presentes. Seguro que hay muchas fórmulas, pero estos ingredientes son imprescindibles.

    Un saludo a todos y gracias por el artículo.

  5. Buenos días.

    Creo que ese es uno de los grandes fraudes de este mal sistema llamado Gobierno de España.
    No entiendo cuando nos dicen: Es posible que trabajando hasta los 67 años y cotizando a la SS más de 45 años,su pensión esté en peligro.
    Me pregunto no es eso un “FRAUDE” cuando es obligatoria la contribución a ello.

    Es la segunda vez que la caja de las pensiones y las previsiones de incumplimiento de plazos ocurre, las dos con gobiernos socialistas…

    Estoy muy de acuerdo con Evergetes,hay competencias que jamás deberían haber sido transferidas, Educación y Sanidad. Los alardes de progresismo se pagan, y pagaremos lo de los aeropuertos y todos los parches que se pretenden colocar.

    Las pensiones de los diputados no sufren ninguna amenaza. Con dos legislaturas y hay que ver lo que cobran … y ahora en estado de Alarma y no regresarán a sus escaños hasta el día 25 de enero.
    Estamos ante una casta privilegiada, igual que en el AR, no se les puede juzgar como a todos pues están protegidos por su acta de diputados, se lo montan de miedo y ellos no son pueblo, “Viva la Restauración” olé.

    Saludos para todos. Buen atículo.

  6. Muchísimas gracias Aloe, un abrazo muy fuerte para ti y todos los tuyos.

  7. EStamos en una pescadilla que se muerde la cola: no hay dinero, y nadie se atreve a rebajar la Seguridad Social, mientras están haciendo ERES a mansalva, echando gente a la calle, que no va poder ser mantenida mucho tiempo.

    Propongo:

    – Rebajar la SS. de las empresas con problemas, al 50%, de todos sus empleados y de las nuevas empresas que se vayan a crear.

    – Rebajar a 100 euros el recibo de SS. de Autónomos, para que surja la economía sumergida. Hay personas que están cobrando 600 euros en negro, que no tienen para comer, y no pueden pagar la SS. de autónomos. Esto la ley no lo contempla. La ley dice que cualquier profesional tiene que estar dado de alta y pagar un mínimo de 250 euros/mes. ¿Y los que no llegan a la mínima cantidad para vivir?… Lagunas que nadie rellena.

    – Instaurar la subvención de 426 euros, que no se debió quitar, a cuenta de dejar de pagar el 50% de los fondos de pensiones a los prejubilados de oro. Hay que repartir, y tendrán que recibir menos,para que los que no tienen nada, puedan recibir algo.

    – Instaurar el copago sanitario y educacional: Abonar 5 euros cada vez que se acude al médico de cabecera o especialista, al mismo tiempo que se abonan 5 euros por hijo y mes, escolarizado. Estarán excluidos los que están exentos de realizar la Renta, dado que su nivel bajo de ingresos se lo impide.

    – Instaurar el copago en oepraciones, partos, y demás estancias en hospital, pagando un mínimo al día, así como un tanto por operaciones (de 50 a 100 euros). Lo mismo , los que no realizan la Declaración de Renta (muchos pensionistas, y bajos ingresos), quedarían excluidos, teniendo la seguridad social gratuita.

    Se pueden hacer muchas cosas que sigan ayudando a los ciudadanos, a la población, a los menos protegidos, y por supuesto, todos los políticos y demás asesores, que son innecesrios y nocivos en sus gestiones de malgasto y abuso de poder, despedidos de sus puestos, pues han hecho y siguen haciendo mucho daño a la ciudadanía…

    No podemos quedarnos callados frente a este´cáncer social. Está claro que habrán muchos que realizan bien su trabajo, pues no podemos meter a todos en el mismo saco, pero los que lo hacen bien, se están yendo ante el fiasco generalizado. Lo malo es que si los políticos se van a la calle, engrosarían la cola de parados, pues ¿A qué se dedicarían? ¿Qué saben hacer?… Si algunos no han trabajado de nada, que no sea maquinar, tergiversar y manipular a personas e instituciones.

    Este país necesita personas con ideas positivas, constructivas, que se puedan aplicar cuanto antes, dado que estos políticos están ciegos para lo que no les interesa. Aparte de gastar y gastar dinero, ¿saben ahorrrar como haría una simple ama de casa? Si gestionaran el dinero público como gestionan el suyo privado, seguro que no gastarían tan a lo loco.

  8. Afonso de Laxes 27 diciembre 2010 at 11:13

    Cuando ya había enviado el artículo para publicar, la víspera de Nochebuena tuve acceso a la siguiente información, que he incorporado como nota al mismo, y que transcribo por su interés: En el programa de Intereconomía, TV., “El gato al agua”, el parlamentario europeo del PP, D. Alejo Vidal Cuadras — cuando los que enviaban mensajes y los participantes en la Mesa, algunos, criticaron a los políticos por esa prebenda de poder jubilarse con 7 años, dos legislaturas— aclaró que esa condición de 7 años fue aprobada en su día para poder concederle una pensión a Santiago Carrillo y Dolores Ibarruri “La Pasionaria”. A mi no me convence la explicación, porque si querían darle una pensión a estas personas, supongo que habría forma de hacerlo sin necesidad de vulnerar las normas de las pensiones de la Seguridad Social. Pienso mal y creo que nuestros políticos aprovecharon la ocasión para favorecerse en su totalidad. Lamentable.
    En cuanto al comentario de “mjm”, yo también estoy de acuerdo de que, de una vez por todas, se reconozca derechos de pensión a las amas de casas, que en épocas malas, y también en las buenas en cuanto a empleo, dedicaron su vida al cuidado de sus familias, hijos y marido, y agregados. Es de justicia. ¿Tendrá que hacerlo el Partido Socialista, como sostiene la señora López i Chamosa? Lo dudo. Creo que el Partido Popular tendría que tomarlo en su programa electoral.

    • Estimado Alfonso, creo que me has malinterpretado con lo de las “amas de casa”, y te ruego releeas mi comentario.

  9. Buenos dias a tod@s;

    No creo que se esté enfocando el problema desde un punto de vista adecuado… o por lo menos el punto de vista adecuado nos los guardamos por que “no queremos verlo” o por que quizá esta demasiado relacionado con las ideas políticas que tenemos y la seguridad social (SS) es demasiado “peliaguda” para entrar en estos menesteres…
    Diré simplemente que la seguridad social Española es un mezcla “chapucera” de los dos sistemas clásicos de SS, el Bismarck y el anglosajón; Resumiendo muchísimo el Bismarck es un sistema creado por el canciller alemán de principios del siglo pasado para impedir revueltas sociales como las de Mexico y Rusia y que la masa trabajadora estuviese contenta; Es basicamente un sistema contributivo donde el estado paga unas prestaciones en función de los impuestos recaudados.
    El otro sistema, el anglosajón esta basado en el liberalismo económico y en una intervención del estado mínima comparada con el contributivo…
    En fin que no es el caso explicar aquí las diferencias, bajo mi punto de vista el caso es que la media de países desarrollados dedican un 25% de su PIB a la SS, y que dada la importancia del tema y lo sensible que se suele poner la gente con el mismo creo que lo importante es decidir como se debe gestionar ese dinero:
    Por la parte pública, dándole poderes sobre el desarrollo empresarial, el mercado laboral y demás a los politicos, apoyados por las empresas (solo las grandes), los sindicatos (solo los grandes), y demás asociaciones afines…
    O bien que dejando que esa parte pública intervenga en esto lo menos posible.

    Fíjense que esto me está recordando a un gran reportaje que les recomiendo vivamente (jon Sistiaga para cuatro, las armas en EEUU) donde lleno de razón un ciudadano del medio oeste americano le decía a la cámara sin pestañear algo así:
    -Que para que queremos las pistolas, pues sin ellas quien controlara al gobierno, o quien le defenderá si intentan robarle, la policía, jajaja!

    En fin, que creo que aquí en España y en toda Europa (sobretodo Francia) solemos ser más papistas que el papa y nos rasgamos las vestiduras ante tales comentarios y ondeamos la bandera de la libertad, igualdad y fraternidad, el himno a la alegría y todo eso… Creo que un afamado periodista le llamo a esto “LA EUROPA SOCIAL”, la Europa social es hasta que como en España ahora nos damos cuenta que esa misma SOCIALIDAD nos va a hacer trabajar MÁS y COBRAR MENOS…

    Un saludo y feliz día a tod@s,

    Diego L Senín

  10. El Sistema de la SS en España no era malo, no sé como fue el del Barón Von Bismarck pero y el de los Ingleses pues,,, el caso es que aprovechan sus vacaiones para ponerse las prótesis que en su país les resultan muy costosas y al parecer menos fiables. La sanidad en España hasta hoy “es muy buena”.

    El problema está en la tardía incorporación de la gente joven a la vida laboral y el bajo índice de natalidad , ya que todo se retrasa por mil razones.
    No es un problema el que hay que abordar son muchos unos originales y otros colaterales.

    El problema está en consentir tanto despropósito. En Francia e Italia la gente sale a la calle. Los estudiantes que ven peligrar o que ya han perdido los logros que les permitía estudiar se han revelado contra el gobierno.
    Eso no sucede en este país con nada, absolutamente con nada. La calle es de los sindicatos y otros grupos que no menciono, para que no me llamen xenófoba.

    Eso es , estamos como lo consentimos…

    Bsa, Aloe.

  11. Bueno perdón por el lapsus. quise decir “Rebelar” y no “revelar”.

  12. Las pensiones son la base de un estado del bienestar y no se deben de jugar con ellas,si para asegurarlas hay que aumentan los años de calculo, se hace incluso puede ser mas justo porque aunque normalmente cotizas mas en los ultimos años, hay gente que lo sucede lo contrario.
    Pero no se debe comentar ni de broma que desaparezcan las pensiones.
    Un saludo

  13. ¡Esto de las pensiones! Se solía sacar el tema de las pensiones en las confrontaciones electorales (por aquello del voto cautivo y del miedo). Ahora se dá un paso más y se trata de acogotar a todo el pais. Y es que todos,al menos los que conocemos hasta ahora,digo todos los estudios dicen que el problema de las pensiones se dará en 20 o 30 años ¡¡¡ ¿Entonces?.
    Me da en la nariz que se trata, una vez mas, de inculcar un temor o miedo en la población para dar valor a los olanes de pensones privados; en caso contrario no se entiende este fervor,estas prisas por acometer en estos momentos unos planes de reforma de las pensiones en el peor momento económico.
    Si las proyecciones a 20 o 30 años nos dicen que el sistema no es viable supongo que estarán realizados con proyecciones económicas.¿Pero cuales?. Las del último año,las de los últimos tres,las de la última década; o por contra las futuras. ¿Cuales? Tal vez las del próximo año,la de los próximos cinco o acaso las que se preveen en los próximos 20 años. Vamos a crecer al 0,9% al 2% al 3,5%.
    En fin,acojona que algo queda. ¿A quien?
    Pues a los Fondos,a los bancos,a los mercados…Por dios,ya vuelve a salir por aquí el concepto ¡mercado!
    Y todo quisqui haciendo la rueda. Lo dicho, el miedo es un gran aliado.
    Saludos cordiales.

  14. Inseguridad Social es como deberíamos denominar lo que actualmente tenemos en este país.
    Gracias por este artículo con el que estoy de acuerdo.
    Pero sigo preguntándome, acaso por una desacertadísima decisión como la cesión a las Autonomías en materia de Educación y Sanidad, tenemos que estar padeciendo esta aberración in aeternum?
    Hay tanto que cambiar…