Encuesta del Día


Aparte de temas económicos, ¿tiene sentido alargar la edad de jubilación?


  • no (70%, 309 Votos)

  • si (24%, 104 Votos)

  • no tengo criterio (6%, 26 Votos)

Total Votos: 439

Cargando ... Cargando ...

De cuando los políticos espían con nuestro dinero

Mario Conde - Escrito el 23 de enero de 2009

209PICANCIANA

Quizás muchos de vosotros tengáis conocimiento de que, al parecer, y debido a unas publicaciones periodísticas del diario El País, se ha descubierto que en el seno de la Comunidad de Madrid, en su intra-gobierno, y en sus relaciones con el Ayuntamiento de la capital, es posible que se produjeran nuevos casos de esa labor deleznable que consiste en que unos humanos espíen a otros humanos. Puede ser, según parecen apuntar esas informaciones, que semejantes prácticas deshonestas -como mínimo deshonestas- se deban a las aparentes rivalidades -el poder las genera de modo automático- entre los titulares del Gobierno de Madrid y su Ayuntamiento.

El diario en cuestión ha seguido una técnica muy común en su práctica con asuntos de orden político/mediático: inundar de páginas al lector. En ocasiones uno percibe con claridad que dicen lo mismo varias veces, que se trata de rellenar espacios. Así es. Un día, uno de sus dueños, me dijo una frase que no voy a olvidar: “Mario, la verdadera noticia, su importancia mediática, no reside en el fondo sino en la forma de presentarla”. Pues sí, se ve que en eso, a pesar del cambio de formatos de algunos medios, ciertos pilares de su modo de comportamiento siguen siendo válidos, aunque hemos de reconocer que en este punto todos, absolutamente todos, son practicantes de ese sistema
Bien, ahora le toca el turno a la Fiscalía porque parece que quiere abrir diligencias penales, y después a los jueces y, si todo sigue su curso, tendrán que decidir acerca de responsabilidades supuestamente delictivas. Mi pregunta es ¿tendrán memoria?

Digo esto porque yo fui víctima de un espionaje practicado desde el Gobierno cuando su Presidente era Felipe González. Es el famoso, al menos para algunos, Informe Crillón y se llama así por el hotel de París en el que la agencia Kroll, americana para mas señas, recibió el encargo y entregó los primeros borradores del informe. Curiosamente Lourdes, mi mujer, y yo nos enteramos de su existencia porque nos lo comentó el que entones era Ministro de Defensa, Julián García Vargas, cuya mujer era Director de la Fundación Banesto. Cenábamos invitados por él en su casa oficial de los nuevos ministerios y en un momento de la conversación me relató que Roldán, el que entonces era Director general de la Guardia Civil, y después uno de los hombres que mayor escándalo político mediático ha provocado en España, había encargado un informe privado sobre mis actividades y mi vida privada. Lourdes y yo, he de reconocerlo, nos quedamos confusos pero no preocupados. Nos escocía eso de que un gobierno se dedique a espiar a una persona privada, pero tampoco iban a descubrir nada. Como efectivamente sucedió, por cierto…….

Tiempo después, encerrado en Alcalá Meco, coincidí con Julián Sancristobal que fue Secretario de Estado de Seguridad y persona muy amiga de Roldán. En ese “confesionario” que es el patio de presos, me relató que fue él, concretamente él, quien recibió el encargo de Roldán y que fue él, concretamente él, quien propuso a una agencia de detectives extranjera para semejante labor. Y fue él, concretamente él, quien recibía el dinero de Roldán, lo entregaba a los americanos, recibía de ellos los papeles, se los daba a Roldán, este los remitía a Narcis Serra después de traducirlos al castellano y desde el despacho de Narcís Serra le llegaban a Roldán los dineros necesarios para esta sórdida actuación, dinero que, claro, eran fondos reservados del Cesid que controlaba Narcís Serra.

En Febrero de 1.995, creo recordar, capturado Roldán, declaró ante el Juez Garzón la historia de estos pagos y estos informes nacidos de una actividad de espionaje del Estado. Coincidía su relato punto a punto con el de Sancristobal, su amigo e intermediario. Por cierto, Sancristobal me relató otros “trabajos” de los americanos, pero es indiferente ahora.

Una vez en sede judicial, como dicen los juristas, el asunto ya no se paraba tan fácil. Creo recordar, aunque perdonarme si me falla la memoria, que el entonces Ministro Belloch, pidió al abogado Jesús Santaella, que colaboraba intensamente conmigo, que por favor dejáramos este tema para evitar que pudiera complicársele al Vicepresidente del Gobierno. No lo consiguió y nuestra denuncia derivada de esos hechos siguió su curso.
Dejaron de preocuparse a partir del momento en el que la denuncia llegó al Tribunal Supremo. Nuestro mas Alto Tribunal ni siquiera me permitió personarme como parte interesada. Se ve que el espiado no debe ser interesado en el espionaje……

En fin, llegó el gran día. 24 de Julio de 1.995. Auto 0890/95. Tribunal Supremo. Tres Magistrados Jose Augusto de Vega, Ramón Montero Fernández Cid, y un tercero, el Ponente, Jose Antonio Martín Pallin. En ese Auto se acordó “Archivar las actuaciones”, esto es, dejar el asunto y no investigar siquiera. Narcís Serra quedaba exento. Belloch, tranquilo.

¿Por qué dijo eso el Auto de Martín Pallín?. La verdad es que resulta difícil de entender que un Gobierno, use al Director General de la Guardia Civil para entregarle dinero de fondos reservados, esto es, dinero de los españoles, para que ese Director contacte con un intermediario, que curiosamente fue máxima autoridad de la “seguridad” del Estado, y ese hombre contrate, en nombre de una autoridad del Gobierno español como es su Vicepresidente, a una empresa extranjera, dejando de lado la organización policial y judicial española, para que esos extranjeros investiguen a una persona privada que nada tiene que ver con el mundo público, ni directa ni indirectamente, y que todo eso no sea delito… Es difícil, desde luego.
Pero a la vista está de que no es imposible. El Ponente Martín Pallín tenía sus ideas al respecto. Son en esencia las siguientes: “el empleo de fondos para investigar las actividades del Presidente de uno de los principales bancos de la nación con objeto de conocer posible irregularidades en la gestión que podrían provocar grades riesgos en el sistema financiero nacional”. Eso, según el Magistrado, es algo licito en nuestro ordenamiento jurídico. Comprendo que os parezca alucinante. Añade que “estimamos que existe cobertura legal para la utilización de fondos reservados en actividades que pretenden salvaguardar intereses públicos relevantes”. Ya comprenderéis que si esa doctrina se aplica sobre el Presidente de un banco sirve para todos los banqueros, constructores, empresarios de alto nivel, políticos de renombre, jueces, dueños de medios de comunicación, …lista interminable. Acababa de legitimar que el poder espíe a la sociedad…

Siento mucho que esta doctrina no se aplicara con mas profusión en el mundo y que los Gobiernos y los respectivos bancos centrales no se hubieran dedicado a contratar a Kroll o a otras agencias, que haberlas, como las meigas, la hay, y se hubiera espiado a los principales ejecutivos financieros del mundo porque nos habríamos librado de la que nos está cayendo encima, porque si un modesto banco como Banesto, modesto en el entorno internacional, podría afectar a la seguridad pública general, ¿qué decir de lo que estamos viendo?. Quizás es que la doctrina Martín Pallín no es compartida por juristas, políticos y Tribunales del resto del mundo, quizás es que en esos sitios sí les parezca delictivo lo que a el magistrado Ponente le parece perfectamente lógico….

Sencillamente incomprensible en el terreno jurídico, aunque perfectamente comprensible en el otro. ¿Uso alternativo del derecho?. Pues claro. Se trataba sencillamente de espiar a una persona que según ellos podría ser rival político. Eso es todo. Cuando fueron descubiertos trataron de negociar, Al no conseguirlo utilizaron el método de siempre, que para eso La Razón de Estado es concepto querido de algunos. Al Magistrado Martín Pallín entiende bien esa categoría jurídica que permite al Poder derogar el ordenamiento jurídico en casos concretos.

Bueno, pues ahora, sea quien sea el que haya espiado a quien, que ni lo se ni me importa, ni siquiera me interesa meterme intelectualmente en estos campos fermentados de bacterias malolientes, lo tiene fácil. Basta con apelar a este auto y ya está. Claro que es posible que el Tribunal Supremo cambie de criterio. Es posible. De lado mediático, si el supuesto autor o autora del espionaje tiene un poco de paciencia, le bastaría con acudir a las hemerotecas y comprobar lo que dijo entonces el diario El País a propósito del Auto de Martín Pallin y de su singular doctrina. Casi seguro que no coincide con lo que sostiene hoy. Sería bueno que ese diario explicara el cambio de postura, porque siempre es de sabios rectificar.

El Magistrado Martín Pallín dictó este auto sobre mi. Después fue el Ponente de la Sentencia del Tribunal Supremo que aumentó mi condena doblándola a 20 años, también con singular doctrina jurídica. Después fue el ponente del auto que, a la vista de que sus condenas sobre mi fueron anuladas por el Comité de Derechos Humanos de la ONU, dijo que no había obligación de cumplir ese mandato en España, a pesar de que firmamos y ratificamos el Tratado que nos obliga a ello, lo que es también singular en el orden jurídico dominado por aquel viejo adagio de “pacta sum servanda”, que traducido al roman paladino equivale q algo así “los pactos e hacen para ser cumplidos”.

Os cuento todo esto porque estas cosas convienen saberlas. No son agradables, pero son reales. Y la realidad es buena maestra para saber nuestra dimensión humana y, sobre todo, para trata de mejorarla…..
Buenos días a todos

Os adjunto en pdf el auto de archivo de Martin Pallin. Tiene mucho fondo….

Los Comentarios están cerrados