Encuesta del Día


Aparte de temas económicos, ¿tiene sentido alargar la edad de jubilación?


  • no (70%, 309 Votos)

  • si (24%, 104 Votos)

  • no tengo criterio (6%, 26 Votos)

Total Votos: 439

Cargando ... Cargando ...

Luis María Anson: operación política contra Mario Conde

Mario Conde - Escrito el 25 de septiembre de 2009

L.Maria Anson: operación politica sobre Mario Conde from blog marioconde on Vimeo.

LM Anson cuenta, “desde la fila 0” la operación politica contra Mario Conde que supuso la intervención de Banesto

  1. #1 > Denacorima > 25 de septiembre de 2009 20:28

    No puedo escucharlo bien. ¿Lo escuchais vosotros bien?

    Gracias.

     franjfg Respuesta:
     

    @Denacorima, si,yo lo escucho muy bien.ciao

     Ceropuntocero Respuesta:
     

    @franjfg,

    Perfectamente.

     Juanma Respuesta:
     

    @Denacorima,
    A la perfección. Mira la configuración del sonido de tu pc.
    Saludos

  2. #2 > franjfg > 25 de septiembre de 2009 20:37

    Realmente tanto estas palabras como lo expuesto en el libro, dejan a uno sin palabras.
    Creo que hay que estar hecho de un material especial para poder deglutir todo eso.
    Felicidades por ese ayer que tubo que ser magico pero que desde la distancia se pudo sentir.

  3. #3 > PAZOS > 25 de septiembre de 2009 20:43

    Se puede decir más alto, pero más claro no.
    Y una pregunta me viene a la mente si D.Luis Mª Ansón estaba en la fila cero en Octubre del 93 ¿como no se ha manifestado hasta el 24/9/2009?.
    Pero menos mal que aunque tarde se ha manifestado, esperemos, confiemos y deseamos que las manifestación del Sr.Ansón haga recapacitar a tantos y tantos que saben lo que realmente paso con el tema Banesto/Mario Conde.-
    Felicidades Mario pues parece que se empieza a ver luz al final del tunel, aunque el Sistema …………….
    Saludos.-

     Lili Marlen Respuesta:
     

    @PAZOS,

    UN HOMBRE CABAL

    Pazos, solamente tienes que bucear en Google para confirmar que Luis María Ansón se pronunció entonces de forma abierta y clara, afirmando que Mario Conde emergía como posible lider de un gobierno de unidad nacional.

    Sus testimonio desde la “fila cero” es ahora una página de nuestra historia directa por su valentía, expresada con la firmeza que da la exactitud.

    Agradecia que se revise el segundo video, que se detiene a partir de la mitad.

    Gracias.

  4. #4 > jtamames > 25 de septiembre de 2009 20:48

    Muy importante y valiente testimonio el de Luis María Ansón.

    También el de Jesús Calvo, un hombre cabal.

    Falta decir que (es una opinión personal) el libro tiene también un halo de tristeza, por cuanto describe el rapto del estado de Derecho en aras de la “razón de Estado” entendida como tal por unos pocos.

    Y el triste ensañamiento sobre una persona.

    Como ayer comentó Mario, otros menos fuertes pagaron con su vida el ensañamiento del Sistema.

    Y como también decía Mario hace unos días, el estado de derecho es la columna vertebral de toda sociedad avanzada.

    Gracias por colgarlo en el blog.

     Mario Conde Respuesta:
     

    @jtamames, Estoy procesando los videos de Jesus Calvo y el mio propio. Cuesta un tiempo. Gracias Joaquin

     doxanda Respuesta:
     

    @Mario Conde,
    Buenas noches,

    Verdaderamente he disfrutado con los vídeos que acabo de ver correspondientes al acto de la presentación del libro.
    No todos los días y no cualquiera puede contar con el aval de todo un ilustre académico de la talla y de la dilatada y sólida experiencias del Sr.Ansón, y de un no menos potente y esclarecedor testimonio que una persona de nivel y del nivel ha aportado.
    Además de recrearnos con el dominio que este señor tiene del lenguaje, insisto, lo más destacado de su intervención ha sido lo que muchos, ya en aquellos años, en mi Pamplona natal (algún día os contaré algo), comentábamos como la tesis más verosímil: una Acción eminentemente Cacique muy típica del Socialismo del Cortijo Felipista (vaya vergüenza y chapuza de país) en “connivencia” con una extraña, y por ello más que sospechosa, inacción política de la oposición, a todas luces “confabulatoriamente” interesada, y, todo hay que decirlo, con la música de fondo sonando de manos del Cuarto Poder, no siendo que pudiesen oirse los gritos de la verdad.
    La reunión que según el Sr.Ansón tuvo lugar tan sólo dos meses antes de la intervención de Banesto entre los principales partidos políticos para apartar (por emplear un eufemismo) al Sr.Conde de la esfera del Poder Económico Privado (ese que nunca ha existido en este Cortijo, digo en este País). Es que claro, el Sr.Conde, y mira que parecía listo!, pues no acababa de entender una sencillísima premisa: “En tu salario está el llevarte bien con el Ministro de Hacienda”. Sin comentarios…
    En cualquier caso, hay que estar de enhorabuena por contar con un la participación de una persona del nivel (además de por lo dicho anteriormente, por realizar su testimonio desde la fila cero).
    La intervención del Sr.Calvo me gustaría poder comentarla con más detalle, pero desgraciadamente tengo problemas en el ordenador para ver el segundo vídeo (y el primero un poquito a trompicones). Lo cierto es que resulta reconfortante escucharle en su firmeza y en su cercanía, en su tono respetuoso con las instituciones (a pesar de los pesares…) y en su alineamiento y lealtad con la verdad y la dignidad. Enhorabuena también por haber contado con su inestimable participación.
    Por último, y muy brevemente (a estas horas no puede ser de otra manera), destacar de la intervención de D.Mario Conde, el profundamente humano y emotivo sentimiento de agradecimiento al final de su intervención, que es, el agradecer, lo contrario a dar las cosas por supuesto. Algo sólo propio de personas con humanidad, personas con hondura, personas con grandeza de alma.

    Gracias D.Mario por ser, una vez más, ejemplo para todos. Gracias D.Mario por ser seguramente, simplemente…D.Mario Conde. Mucho ánimo y adelante.

    Un abrazo,
    Aitor D’Oxandabaratz

  5. #5 > Socrates > 25 de septiembre de 2009 21:02

    Don Luis Mª Anson, tan comedido y discreto normalmente, ayer se salió de sus casillas en el buen sentido del término. Sinceramente, su valentía (e incluso, osadía) me sorprendió gratamente. La verdad es que, no me lo esperaba de una persona tan prudente y sagaz. Ayer no se valió de ambages y llamó las cosas por su nombre. Le aplaudo aun no siendo santo de mi devoción.

    Lo sorprendente de todo, a parte de lo dicho, es que no haya tenido repercusión mediática en el día de hoy.

    ¡Bravo don Luis!

  6. #6 > Ceropuntocero > 25 de septiembre de 2009 21:02

    Había imaginado un discurso más diplomático, pero veo que no se ha mordido la lengua.

  7. #7 > Esencia > 25 de septiembre de 2009 21:09

    No se puede decir más claro, ni de una manera más valiente, sin temor a nada ni a nadie, como cuando uno está seguro de estar en poder de la verdad, precisamente por eso, tal vez tengamos hoy este silencio.

    Es tremendo todo esto y mucho más viendo como él ha reaccionado ante toda esta barbaridad. Es todo un ejemplo.

    Ahora ha llegado su momento y creo que será imparable, pero lo que más importa es verle como le vimos anoche, feliz, sereno, viviendo lo que no pudo vivir, una vida agradable rodeado de sus seres queridos.

    Por eso nada, nada debe obstaculizar este momento y solo él sabe lo que le hace feliz, lo que quiere, lo que le conviene y libertad y capacidad tiene para decidir y conseguir cualquier cosa.

    Mis mejores deseos para este momento y todos los que quedan por vivir. Sabrás elegir los mejores y los que más te convienen, que ya sabemos que no siempre son lo que queremos.

    Enhorabuena.

  8. #8 > Anghelina > 25 de septiembre de 2009 21:14

    Observando el video, justo en el minuto 5:20 esa mueca d Mario con las cejas jjajjaaa…
    Bastante discreto el contenido del discurso.
    Felicidades por todo Mario,

    Saludos a todos, petit comite.

  9. #9 > fado > 25 de septiembre de 2009 21:18

    Es insólito y me produce vértigo el imparable fenómeno de su blog innovador cuyo campo de actuación se encuentra fuera de los “circuitos tradicionales” de la información.

    Siento admiración o mejor dicho envidia pues……. resulta complicadísimo echar a caminar un blog así, sobretodo porque la relación tiempo-invertido alcance-logrado, no siempre es proporcional.

    Muchas veces me pregunto ¿Cuál será el blog más influyente de nuestra comunidad de aquí a unos años?. El tiempo nos lo dirá.

  10. #10 > irene falquet > 25 de septiembre de 2009 21:33

    Enhorabuena!

  11. #11 > Antao Ferreira > 25 de septiembre de 2009 21:40

    Esta parte del discurso de D. LM Anson me dejó perpleja ! Desconocidos muchos de los datos ayer, finalmente, revelados.

    Pero igual que mi compañero Pazos, ayer mismo, en la sala me cuestioné porque se habrá guardado todo ese “bombazo” hasta ayer ??? porque no fue testigo de MC ???

    Hay mucho merito en su “valentía ” en 2009.
    Con todo respecto, en pose de tamaña información como puede un Grande de Periodismo de España callar ? que podemos entonces esperar de la Prensa, vehículo de Libertad de Expresión y instrumento de Democracia ?
    -Se permite encerrar en una cárcel un Hombre, robarle 15 años de Vida Libre, asistir al sufrimiento y humillación de toda una familia y llegada la noche colocar su cabeza en una almohada y dormir ???

    Me temo que MC no se de cuenta que su “retorno” su “renacimiento” esté generando de nuevo la Corte del entonces presidente de Banesto.
    Quien viva el suficiente…que lo cuente.

     Antao Ferreira Respuesta:
     

    @Antao Ferreira,

    Aclaración :
    cuando escribo ” se permite encerrar en una cálcel a un Hombre, robarle 15 años de Vida Libre (…)”
    obvio que no pretendo decir que fue D. Luis María quién condenó, pronunció la setencia (fallo ?) envió a la cárcel , robó años de vida y llevó sufrimiento a la Familia Conde.

    Pero volvemos al Gerundio : Asistindo
    La Palabra no es la Cosa : Había una condenación política envuelta en un perturbante silencio.
    Una máxima de Mario Conde: Conducta por delante de Postura.

     Antao Ferreira Respuesta:
     

    @Antao Ferreira,

    La carta enviada a Alejandra Conde :bonito gesto.

     ML Respuesta:
     

    @Antao Ferreira,

    Dice jtamames 20:48

    Falta decir que (es una opinión personal) el libro tiene también un halo de tristeza, por cuanto describe el rapto del estado de Derecho en aras de la “razón de Estado” entendida como tal por unos pocos.

    Dice Cristina Antao ferreira 21:40

    Pero igual que mi compañero Pazos, ayer mismo, en la sala me cuestioné porque se habrá guardado todo ese “bombazo” hasta ayer ??? porque no fue testigo de MC ???
    …Con todo respecto, en pose de tamaña información como puede un Grande de Periodismo de España callar ? que podemos entonces esperar de la Prensa, vehículo de Libertad de Expresión y instrumento de Democracia ?

    Mis preguntas. Siempre preguntas regando el surco humano.

    ¿Estado de Derecho? ¿Razón de Estado?¿Periodismo grande de España?¿callar?
    …SUFRIMIENTO,HUMILLACIÓN, ENCERRAR EN LA CARCEL A UN HOMBRE…

    Todo el día llevan estas palabras en mi cabeza, desde ayer por estas horas incluso, y no sé bien cómo ordenarlas para entenderlas. Bueno sí, están escritas en los surcos del rostro de Mario. Ahí todas juntas, ellas hablan. Menos mal que alguien se ha dignado a expresarlas.
    Gracias Mario, gracias Joaquín, gracias Cristina.

     Alex Respuesta:
     

    @Antao Ferreira, A mi entender siempre ha sido valiente. Y si unimos eso a que es un pezzonovante y conoce muchas cosas de los enemigos que le puedan venir. Pues se transforma en intocable.

    Y supongo que antes no habló porque las relaciones con Mario eran distintas.

  12. #12 > Ernesto > 25 de septiembre de 2009 21:50

    Humilde sugerencia: que en las próximas ediciones de “Memorias de un preso”, el libro vaya acompañado con un DVD que contenga los videos de las intervenciones en la presenación del día 24 de septiembre. En caso de llevarse a cabo yo compraría otro ejemplar.
    Bravo por Luis María Ansón, cuya intervención es la primera que he visto en vídeo.

     jtamames Respuesta:
     

    @Ernesto, Excelente sugerencia

     Ernesto Respuesta:
     

    @jtamames,
    Gracias, Joaquin Tamames, tu siempre estas en todo.

     Esencia Respuesta:
     

    @Ernesto,

    Igual si se acompaña a los ejemplares solicitados directamente a la editorial, serviría de aliciente para los fines que se comentaban esta mñana. Se podian vender al mismo precio que en “la calle” pero con el DVD,

    En fin, que en cualquier caso, me parece una buena sugerencia, compañero.

     Ernesto Respuesta:
     

    @Esencia,

    Graciasss. Es esencial para mi tu opinión, Esencia

     Esencia Respuesta:
     

    @Ernesto,

    Igual de esencial que para mi la tuya, compañero.

    Gracias.

  13. #13 > Antonia > 25 de septiembre de 2009 21:58

    Los que tuvimos la gran suerte de presenciar el acto, pudimos observar, admirar y oír palabras llenas de gratitud, sentimientos profundos y, sobre todo, derramando VALENTÍA por D. Jesús Calvo y D. Luís María Ansón.
    Muchas gracias.

    D. Mario, enhorabuena y no pierda nunca en sentido del humor.

  14. #14 > Sananda > 25 de septiembre de 2009 22:25

    A pesar de toda la desgracia, algo que ya nunca se podrá recompensar con nada,
    es muy justo que poco a poco salga a la luz toda la verdad, sobre esta grande y triste injusticia.

    Con ello se demuestra como la maldad de las personas, que como mínimo fueron representantes a través de partidos políticos de tantos españoles, fué bochornosamente la que imperó, entre gente que si llegaron a donde llegaron, fué generalmente, por el voto de confianza que recibieron de tantos españoles.

    Creo que la mayoróa de los españoles, sentirían la verguenza ajena.
    Y lamentado, el haber confiado en cierto modo, y puesto nuestras esperanzas en gente sin escrúpulos, para que dirijan la posibilidad de
    propesridad de todo el pais………….

    El sr. Conde ha conseguido “sobrevivir”, no sin secuelas, a todos los “atentados” recibidos por parte de la “clase política” contra su vida y dignidad, a fuerza de calumnias, humillaciones, daños directos sobre su vida y como consecuencia la de toda su familia.

    Me hago con ello una idea, de todas y tantas otras personas, en este caso y cualquier otro, en el que las victimas, murieron en el olvido de la injusticia de la que fueron objeto, sin haberse “reconocido” al menos a nivel social, jamás, abuso que se cometió contra ellos.

  15. #15 > Fernando > 25 de septiembre de 2009 22:37

    Bueno, mas claro agua. Muy positivo que alguien como Ansón se pronuncie de forma tan esclarecedora y diáfana.

     Osnofla Respuesta:
     

    @Fernando,

    Muchas gracias por tus enlaces, amigo Fernando. ya tengo trabajo para muchos meses en mi Atalaya. No te las pude dejar pues estaba cerrado la respuesta. Y por ello aprovecho esta entrada. Cosas así se deberían tener muy presentes en cualquier tipo de EDUCACIÓN en mayúsculas.

  16. #16 > Efraim Riess > 25 de septiembre de 2009 22:39

    Decía Robespierre: “La igualdad consiste en cortar las cabezas que sobresalen”

    Al parecer en aquella época la clase política -que por lo general, y salvo contadas excepciones, siempre ha carecido de verdadero nivel y talante- se tomó pero que muy en serio las palabras del líder Jacobino.

    Me alegro de que gracias a la valentía de las personas, la verdad termine saliendo a la luz.

    Enhorabuena y un saludo D. Mario

     Efraim Riess Respuesta:
     

    @Efraim Riess,

    Cuando hablo del escaso nivel y talante, me estoy refiriendo a la clase política en “España” !!!

  17. #17 > Ricardo > 25 de septiembre de 2009 22:40

    Fue excelente, pero , por favor subid los demás…..
    Gracias!!

  18. #18 > Maria RR > 25 de septiembre de 2009 23:14

    Hola.

    Es impresionante lo que pueden decir unas palabras y lo que puede hacer, en extremo, el poder.

    Desde luego, las metaevaluaciones y los metaevaluadores son necesarios pero también parece ser que los que evalúen a estos son imprescindibles y no menos obvio es que, si seguimos con estas necesidades de “controlar” es porque no somos capaces de autorregularnos nosotros mismos.

    Volvemos a los valores. A su necesidad imperiosa.

    Un saludo.

  19. #19 > San_do_Medio > 25 de septiembre de 2009 23:29

    pues… veo, escucho y me acordé de un poema que escribí hace unos añicos…

    lo siento, pero, aunque soy español, gallego de aldea, no escribo en Español; escribo en el idioma del País onde me hice y ese idioma es el Portugués. Debería traducirlo porque puede parecer una falta de consideración meter aquí una cosa en lengua extraña, pero, sinceramente, no soy capaz de traducir un texto poético mio. en primer lugar porque haría otro diferente y ya no seria el que quiero ofrecerle.
    sobre lo que escuché, solo digo: como es la Historia…lo que es…
    aquí está el Poema:

    Horas de silêncio

    O vento
    Bate na porta da Alma.
    Tem silêncio quando
    Deveria ser tumulto
    Ruído
    Verbo esmagador
    Raiva
    E até pavor em quem está abrigado.

    Confuso no meio da barafunda
    Esforço os olhos
    Para olhar
    Ver
    E visionar.

    Mudo
    Abraço a poesia
    Pensando que o verso
    Desvela a entranha
    E aflora a verdade universal.

    Incerto
    Pergunto-me porque o vilipêndio
    Ataca o atacado.

    Depois de tudo
    Fica ou não fica
    A sensação da plenitude
    Porque
    No mau
    No bom
    No medíocre
    Na verdade
    Na mentira
    Na vida
    Na morte
    Só conta a emoção
    Que nos impele para os braços
    De quem amamos
    Queremos
    Ou desejamos.

  20. #20 > Alex > 26 de septiembre de 2009 00:25

    Por fin habeis desclasificado el documento.

    Espero que se desclasifiquen más para los que no quieren darse cuenta. Es triste la gente que aún sigue negando lo evidente.

    Yo lo creí desde que ibas a PPNavarro joder!

    Esta es la forma de ganar la batalla.

  21. #21 > Merce > 26 de septiembre de 2009 00:47

    Muy bien Luis María Anson, muy bien.
    Se agradecede

     Merce Respuesta:
     

    @Merce,
    Quería decir, se agradece

  22. #22 > Sotomayor > 26 de septiembre de 2009 00:58

    Con su permiso D. Mario, me gustaría agradecer y reconocer las palabras de D. Luis María por su valentía y claridad. Ya era hora de que alguien con su solvencia, credibilidad y públicamente llamara a las cosas por su nombre.

    Deseo que con el tiempo salgan más “altavoces” de este tipo que se unan a este discurso -el de la verdad- para que llegue a más gente y se haga justicia REAL desde la sociedad.

    Me uno a “ese aplauso de reparación”, como dijo D. Luis María.

    Saludos a todos.

  23. #23 > Tata > 26 de septiembre de 2009 01:03

    Esperaré a mañana, cuando estén subidos todos los vídeos y en la misma secuencia que se vivió, tendré la fortuna de disfrutar del acto.
    Ahora ya me retiro a dormir, la verdad que contenta, muy contenta.

    Ayer, hoy, mañana, el camino sigue.
    Llevo calzadas buenas botas, y vituallas en la mochila.
    Seguimos. Buenas noches a todos, buenas noches Mario.
    A descansar por hoy, lo merecemos.

  24. #24 > Mario Conde > 26 de septiembre de 2009 06:33

    Javier Leon ha colgado en su blog un post. Os lo adjunto. Javier Leon, como sabeis, es nuestro El Loco. Es el editor de Seneca. Es una de las personas mas sinceras y mejor formadas que he conocido en mi vida. tenemos pendiente de publicar nuestras cartas, las que le remitia encerrado de cuerpo desde Alcalá Meco y las que él me contestaba. Lo haremos. Ahora os dejo este post con su enlace.
    http://editorseneca.blogspot.com/2009/09/memorias-de-un-preso_25.html
    http://editorseneca.blogspot.com/2009/09/maria.html

     Maria RR Respuesta:
     

    @Mario Conde,

    Hola.

    Qué bellas palabras le dedica El Loco a María, no debe caber en sí de gozo.

    Ummm, feliz felicidad!

     Denacorima Respuesta:
     

    @Mario Conde,
    Mientras haya un misterio para el hombre
    ¡Habrá poesía!

    http://www.youtube.com/watch?v=K5f_AG-SR24

     Antao Ferreira Respuesta:
     

    @Mario Conde,
    Gracias por proporcionar el enlace de Javier.

    Fue la descubierta de su “espacio” para una mirada más intimista .
    Sus magnificos textos de El Loco nos cautivan …pero cuanta sensibilidad …

    Preciosas palabras para Maria .
    Hay que proteger ese tesoro de la vulgaridad y de los “devoradores ” de la verdadera felicidad que está viviendo. Que estan viviendo.

    p.d. sin celos de elcamaleon…

     DOÑAJIMENA Respuesta:
     

    @Mario Conde,
    MARIO!

    Hace seis meses, te pregunté por tus sentimientos hacia el blog.

    Hoy creo que es el momento de volver a preguntarte, pero ahora por un hecho más importante.

    QUÉ SIENTES AL HABER VIVIDO ESA TARDE DEL 24 DE SEPTIEMBRE??

    Las palabras que se te dicaron, y aquellos aplausos han tenido que removerte los adentros, verdad??

    El mundo de los afectos, de los sentimientos, de los sufrimientos y quizas su reparación….

  25. #25 > George Bor > 26 de septiembre de 2009 07:50

    Que caritas pone MC cuando Ansón suelta la perla.

  26. #26 > Systematicus > 26 de septiembre de 2009 08:31

    Me sorprendió el viernes que Mario Conde aparezca con cara de sorpresa al oír las revelaciones de Luis María Ansón. Se le ve con ese gesto varias veces, mientras Ansón desvela la operación política contra Mario Conde. Esto da idea de la sinceridad del acto. Mario Conde no sabía lo que iba a decir Ansón. Este tuvo el acierto de guardar el secreto y hacer que hasta el propio Mario Conde se viese sorprendido por la revelación.

    Cuando fui con un ejemplar de las Memorias de un preso a que Mario Conde me lo firmara , Mario me comentó: “ ¡Qué fuerte lo que ha dicho Ansón!” Me repitió lo de fuerte varias veces. Yo me quedé muy sorprendido por estas palabras que me dijo Mario Conde.

    En cuanto al comentario que hace Joaquín Tamames , sobre el halo de tristeza que desprenden esas Memorias, al referirse Mario al desmoche del Estado de Derecho en España ,en aras de la monstruosa razón de Estado, eso me recuerda la pregunta que nos hacía ayer otra bloguera: ¿cuánto libertad tiene el pueblo en realidad?.

    Yo respondo: muy poca, cuando la mi manipulación informativa llega a las cotas que se alcanza hoy en España, y que viene de muy lejos. Ésa manipulación informativa me parece la mayor amenaza para la democracia. Por eso son tan importantes los actos como el que aquí comentamos..

    Una de las ventajas de la democracia sobre los sistemas totalitarios, es la descentralización del proceso de toma de decisiones públicas. Al contrario que en los sistemas totalitarios, en los que esa toma de decisiones se concentra en pocas manos, la naturaleza participativa de la democracia tiende a que existe un proceso de toma de decisiones más repartido entre más personas. Muchas grandes Empresas han adoptado esta forma de gobernarse, pasando de un proceso solitario de toma de decisiones concentrado en muy pocas cabezas, a un proceso más repartido, en el que entran en juego equipos de trabajo, de forma que se puedan combinar los mejores talentos de la Organización a la hora de tomar decisiones.

    La pregunta es: ¿hasta qué punto es efectiva la democracia a la hora de distribuir la tarea de tomar las decisiones de poder?.

    Porque hay que reconocer que con el solo voto, no se llega mágicamente a una óptima descentralización de las tomas de decisiones del poder. La gente se ve reducida a opciones demasiado simplistas, a elegir entre sí y el no, entre el blanco y el negro. Prácticamente sólo se dan dos opciones políticas para elegir, las cuales comprimen todo lo humano y divino en programas que luego no se cumplen, y además, el Poder toma decisiones que no estaban ni siquiera contenidas en los programas electorales.

    Con los actuales procesos electorales se pierde un tremendo potencial de talento y habilidad de las personas. Los procesos electorales suponen – es de necesidad y justicia reconocerlo así – la concentración del poder real en las manos de un grupo muy pequeño de personas. Y en la práctica, fuera de las palabrerías huecas de las Constituciones, las leyes y los programas electorales, la verdad es que la naturaleza participativa la democracia se ve absolutamente corrompido y subvertida, ya que el poder real de la toma de decisiones al final se concentra realmente en muy pocas manos, las cuales toman las decisiones prácticamente en la misma forma que se hace en los sistemas totalitarios.

    Esto es la lacra de la partitocracia, que subvierte el concepto mismo de la democracia. Lo vemos en lo que nos desvelan Ansón: una poquísimas personas, los dirigentes de los principales partidos políticos, deciden acabar con Mario Conde. ¿Dónde está aquí la voz del pueblo? Pues eso….

    Para intentar remediar esa excesiva concentración del Poder en pocas manos, se ha intentado que haya contrapesos y controles dentro del Sistema constitucional. Pero nos tenemos que preguntar si este Sistema constitucional está bien diseñado, si es capaz de evitar en la realidad la excesiva concentración de poder que contemplamos. Y si somos sinceros, tenemos que reconocer que hay una preocupación generalizada, motivada por el hecho real de que los tres Poderes del Sistema constitucional -ejecutivo, legislativo y judicial- , están en la práctica bajo el dominio de un solo partido político, el gobernante, y por ello en manos de cuatro personas, de los dirigentes de ese partido político. Así, nadie se debería sorprender de que surjan sentencias como las que llevaron a Mario Conde a la cárcel. ¡Pero si las dictaron jueces que fueron puestos por cuatro políticos para eso! ¿Dónde queda la independencia de los tres Poderes? En papel mojado. Esta falta de independencia judicial lleva a la quiebra y a la desaparición real del Estado de Derecho, por más que los medios de comunicación nos sigan engañando diciendo que vivimos en una democracia. Ya lo dice Mario Conde en sus Memorias, con tristeza. Que el Estado de Derecho ha desaparecido…Y lo dice él, que como buen Abogado del Estado sabe un poco de estas cuestiones.

    Con estos diseños constitucionales, las democracias no se diferencian en la práctica en apenas nada de los sistemas totalitarios.

    Un posible remedio es la aparición de Internet. Las redes que Internet permite que existan, son un cauce idóneo para incrementar la libertad popular y la participación de todas las personas en las tareas públicas, en las tomas de decisiones públicas. El concepto de e-democracia puede ser la tumba de los actuales Sistemas constitucionales, que son una farsa penosa y muy peligrosa para las personas y para el bienestar colectivo. Ahí tenemos el caso de Mario Conde para corroborarlo. Internet puede servir para aprovechar las capacidades y talento de muchas personas, no sólo de cuatro listillos, los nombrados por las cúpulas del partido político gobernante. Quizá el resultado llegue a ser como lo que decía Churchill , “la peor forma de gobierno” aunque terminara su frase con la expresión “ aunque es la forma de gobierno menos mala de todas las que se han probado antes.” Seguro que si Churchill viviera, aprobaría esta nueva forma de democracia .

    Con la gran afición que Mario Conde tiene por Internet, le animo a pelear por este nuevo ámbito de participación popular en los asuntos públicos. Los blogs son paso muy importante en esa dirección.

    Y animo a Mario Conde a que, junto con otras cabezas bien amuebladas-en el acto del viernes vi a a algún Abogado del Estado, y a algún Letrado del Consejo de Estado -, se dedique a formular una propuesta de nuevo Sistema constitucional, que sea mucho más participativo que el actual. Utilizando para ello las nuevas tecnologías , Internet , que sea un nuevo ámbito de participación popular en los asuntos públicos. Un Sistema constitucional que sea tan generoso con los españoles, como lo es Mario Conde personalmente con su blog, en el que nos deja participar libremente en él a los españoles de a pie. Una vez más, es el ejemplo de la conducta, y no la mera palabra, lo que al final resuelve las cosas..

    Gracias Mario por tu conducta.

    P.S. Perdonadme la extensión de mi ladrillo. Otra cosa: me alegro de que este blog sea uno de los pocos sitios en que no se habla de las hijas de Zapatero. Me recuerda lo que vi en un poster, allá por los años setenta .Salía Carlos Marx diciendo : ” Nosotros no hablabábamos del tiempo.” Ojo, y no tengo nada que ver con el marxismo ni con otras formas de totalitarismo, disfrazado o no. Buen fin de semana.

  27. #27 > Mario Conde > 26 de septiembre de 2009 09:13

    Contesto a Systematicus con trozos literales de mi discurso de investidura en la Universidad Complutense pronunciado en 1.993, poco antes de que los dos partidos, o mejor dicho, los dos dirigentes, decidieran intervenir Banesto, segun explicó el jueves Luis Maria Anson

    El problema es cómo organizar de forma eficiente la discusión sobre estos principios y cómo conseguir implementarlos en la vida social. Los cauces formales que ofrece el sistema democrático son necesarios pero no suficientes. Hay que partir, en efecto, de la base de que la democracia no ha sido siempre lo que es en el momento actual, sino que supone el desenvolvimiento de una idea básica de convivencia sujeta a aportaciones conseguidas en cada momento histórico. La democracia ha sido, y es, un proceso de revolución permanente que avanzado mediante la puesta en práctica de fórmulas diferentes y sucesivas, por lo que no puede concebirse como una definición adquirida, cerrada, inasequible a transformaciones y cambios. El momento actual no se entiende sin la labor de los heterodoxos y los iconoclastas. Creo que puede sostenerse que democracia ya no es sólo el emitir un voto cada cuatro años y luego desentenderse de los asuntos públicos, como tampoco puede admitirse que el voto legitima cualquier tipo de actuación de los gobernantes sobre los gobernados. Hoy más que nunca el progreso social sólo puede provenir de una interacción activa y dinámica entre el Estado de Derecho y la sociedad civil, lo que nos conduce directamente a la segunda parte de este discurso.
    El sistema parlamentario liberal se construye en momentos históricos en que la sociedad civil desempeñaba en Europa, tanto en el orden económico como en el social y el cultural, un papel muy distinto al que actualmente le corresponde. El mundo contemporáneo registra la eminencia de la sociedad civil, entendido como el cuerpo social informalmente articulado que se expresa mediante procedimientos espontáneos que forman la “opinión pública”. La sociedad civil, en suma, es la colectividad “vertebrada”, activa, crítica, capaz de tomar decisiones relevantes al margen de lo políticamente institucionalizado. En los países anglosajones, el entramado social es mucho más denso, maduro y activo que en los latinos; en España, la coacción autoritaria, tantas veces impuesta a nuestra sociedad a lo largo de la Historia, ha impedido la formación de una sociedad civil organizada, cuajada de asociaciones de toda índole, “vertebrada” en términos reales, por utilizar de nuevo el inevitable concepto orteguiano. Pero es evidente que, por encima de las dificultades para su desarrollo, emerge una nueva sociedad civil cada vez más cargada de valores elocuentes.
    ……
    Puede afirmarse, en suma, que el modelo de democracia parlamentaria hoy vigente en la mayoría de los países europeos fue concebido en una coyuntura social, cultural y económica muy distinta de la que cabe definir y precisar en nuestros días. Y es evidente que , con una sociedad mucho más desarrollada en todos los órdenes que la de antaño y que exige mayor presencia en la defensa de sus propios intereses, no sería prudente seguir manteniendo intacto un modelo respecto del cual las percepciones de los ciudadanos reflejen dudas sobre su auténtica eficiencia.
    En consecuencia, sobresale una necesidad manifiesta en los tiempos en que nos toca vivir: la que reclama, en las postrimerías del siglo XX, el debido protagonismo para la sociedad civil. Creo que a este fin hay que dar respuesta a dos cuestiones principales: cómo ha de estructurarse la sociedad civil y, consecuentemente, qué papel debe desempeñar en el proceso público.
    …..
    Una vez que se han puesto de manifiesto estas ideas hay que descender del terreno especulativo a la concreción de las soluciones pragmáticas. Es claro que resulta necesario potenciar y estructurar la sociedad civil, pero ¿cómo conseguir su participación real en el proceso público?.
    Pero no sólo se trata de la relación de los poderes en el marco de las instituciones del Estado, sino de las relaciones entre la propia sociedad civil y la esfera de la política. Este, creo yo, es uno de los grandes interrogantes de este fin de siglo. Ningún sentido tendría que existiera este sistema de frenos y contrapesos en lo estrictamente político si no se diera también, y con carácter previo, entre lo político y lo social. Recuérdese que hace un siglo decía John Stuart Mill: “Una constitución democrática no sustentada por instituciones democráticas en su base, sino confinada tan sólo al gobierno central, no sólo no lleva a cabo la libertad política, sino que a menudo crea un espíritu precisamente opuesto”. Y es que la democracia no es sólo un régimen político con unas determinadas instituciones, sino también una forma de vida.

    En síntesis, la tesis central de este discurso consiste en la necesidad de reflexionar sobre el estado actual del sistema de democracia parlamentaria, con un propósito inequívoco: defender la democracia. Para ello es necesario profundizar en el esquema de independencia de los distintos poderes del Estado y reconocer que el desarrollo de la sociedad civil requiere, como decía anteriormente, que cualquier proyecto político básico pueda convertirse en proyecto colectivo sin el concurso y la participación de la sociedad civil. Y para ello, además de perfeccionar el propio contenido democrático de algunas instituciones esenciales de la propia sociedad civil, es necesario buscar fórmulas imaginativas para conseguir la presencia de la sociedad en algunas instancias del Estado.
    La Universidad debe tomar la iniciativa porque la exigencia de nuestro fin de siglo es aguzar la mente y templar nuestro coraje moral para percatarnos de que la democracia es, en realidad, un territorio difícil e inexplorado que por supuesto ha de ser defendido en su realidad presente pero, “sobre todo, debe ser desarrollado en cuanto a sus posibilidades futuras. También sería deseable que esta iniciativa se hiciera patente en las Reales Academias y en otras instituciones de la sociedad civil de quien debemos esperar su valiosa aportación en asuntos de tanta trascendencia.
    Uno de los motores seculares de la Historia ha sido la pugna entre dos tendencias básicas: la materialista y la humanista. Esta última no ha de equivaler necesariamente a la concepción religiosa de la existencia humana: consiste en entender al hombre como protagonista de la Historia. El materialismo, en cambio, sobrepasa al individuo y establece valores que se inscriben en instancias “superiores” a él: lo colectivo, lo social, lo global. El abandono del individuo como actor de la política y como sujeto del progreso produce debilidad –y hasta el menosprecio- de los valores que preocupan al hombre y, consiguientemente, genera en él una desesperanza individual que, agregada, se convierte en desesperanza colectiva. Este fenómeno es probablemente el que está provocando la profunda crisis que vive Europa.
    El gran desafío consiste en dotar nuevamente de contenido humanista a nuestros proyectos colectivos. En recuperar al hombre. En recuperar el pensamiento humanista como definidor de la arquitectura de todo modelo social.

     olindico Respuesta:
     

    @Mario Conde, ¿Y sí entre los miembros del Blog hicíeramos una universidad popular? no se… se me acaba de ocurrir creo que aquí hay suficiente nivel para ello…y las universidades populares están como muy poco usadas o monopolizadas por los de siempre, pero son las grandes desconocidas:
    http://www.feup.org/public_html/staticpages/index.php?page=QueSonUUPP

     olindico Respuesta:
     

    @Mario Conde, creo que esto puede resultar interesante también, sobre todo el punto de como establecer la universidad popular desde una asociación sin ánimo de lucro.
    http://www.feup.org/public_html/staticpages/index.php?page=CrearUp

     olindico Respuesta:
     

    @Mario Conde, creo que esto puede resultar interesante también, sobre todo el punto de como establecer la universidad popular desde una asociación sin ánimo de lucro.
    http://www.feup.org/public_html/staticpages/index.php?page=CrearUp

    Eso posibilitaría crear unos estatutos blindados a toda intervención ajena al contexto fundacional (políticos, intereses fraudulentos, grupos de presión, y demás advenedizos) es solo una ocurrencia…

  28. #28 > Systematicus > 26 de septiembre de 2009 10:13

    Mario, gracias por traernos aquel discurso . Del que sobresalen muchas ideas-fuerza que conservan su plena vigencia : lograr una independencia real entre los poderes estatales; vertebrar a la sociedad civil; modernizar y perfeccionar la democracia, y lograr una buena inter-acción etre Poder político y sociedad civil, etc…

    Lo que pasa es que cuando pronunciaste aquel importante discurso, no teníamos Internet. Tú pedías entonces imaginación, creías que la Universidad tenía que ofrecer soluciones. Es bueno y muy sano soñar , no se puede vivir sin ello. Y unos magos resulta que han venido en nuestra ayuda : no son nuestras Universidades, hundidas en la orgía de los botellones; ni nuestras Reales Academias, dinosaurios a quienes nadie escucha. Esos magos son todas esas personas que han creado esta bendita Red, Internet, que puede ser el origen de nuevas formas de organización política y social.

    Y aquí aparece Mario Conde con su blog, con todo el esfuerzo que eso supone, dando ejemplo, buscando crear nuevas formas para solucionar viejos problemas : cómo estructurar las relaciones entre dos Sistemas , la sociedad civil y el Poder político . Seguro que su genio, y el de otras muchas personas, sabrán encontrar algún cauce para crear esas nuevas formas. Hay que jugar más con Internet, en el sentido profundo de la palabra. Con ese juego, esa interactuación entre muchas personas, además de surgir la alegría, propia de todo juego, surgirán nuevas ideas.Es la simulación del juego, ayudada hoy por los ordenadores, la que nos ayudará a crear nuevas formas, a aprender.

    Así que Mario, tu discurso de investidura como Doctor honoris causa no fue en vano. Tú pusiste algunas primeras piedras – tus ideas, tu blog, tu presencia constante en la sociedad – , y tu testigo estoy seguro que será recogido y continuado por otros. Ya verás cómo las Universidades despiertan de la modorra provocada por el botellón. Las crisis son latigazos que ayudan a despertarse a las sociedades adormiladas.

    Otra vez, muchas gracias. Por anticiparte, por no pensar sólo en el dinero, como nos han creído hacer creer, sino por pensar mucho en cómo ayudar a la sociedad española

  29. #29 > pacovel > 26 de septiembre de 2009 11:37

    Desde hace ya diez años tuve que cambiar mis valores porque me conducían a la desdicha.Estos valores eran el éxito económico y toda la parafernalia que lo rodeaban.Me enseñaron a seguir a “un poder superior tal como cada uno se lo planteara” en el sitio ,para mi, más insospechado:Alcohólicos anónimos.(como veréis yo de anónimo tengo poco). Me resulta más insospechado aún reencontrarme de nuevo con ese mi ídolo de juventud renovado y actualizado ,Mario Conde , ahora desde otra vertiente totalmente distinta:El éxito interior.

     pacovel Respuesta:
     

    @pacovel, Cada uno tenemos que pasar por nuestra propia cárcel…para encontrarnos de nuevo en el patio.Tiene su gracia. Así que finalmente hay algo que agradecer a “lo malo”.

  30. #30 > Aish9 > 26 de septiembre de 2009 11:59

    A donde queremos llegar como pais? comento frecuentemente la envidia que me produjo el ultimo debate en el parlamento ingles de Blair como presidente sobre temas de defensa nacional: ganó con los votos de la oposicion. Un caso asi aqui es impensable y los parlamentarios son simplemente numeros incapaces de hacer algo en contra de lo que dicta el partido -la sociedad solo sirve para cotizar-.Quizas pensamos que tenemos una democracia pero no lo es.
    Se hace camino al andar y hay tanto camino que parece imposible que podamos llegar. Creo que el primer paso pasa por la reforma de la ley electoral y dar el poder real a los ciudadanos de que tachen o pongan en su lista a personas, no a indocumentados serviles con el jefe de grupo, pero claro ¿como arrancar ese cachito de poder a los aparatos de los partidos? solo la presion constante de grupos organizados civilmente, incansables en sus demandas, puede empezar a cambiar la tendencia y pasar de una dictadura cada vez mas ferrea llamada democracia, hacia una democracia real.
    El caso de Mario Conde es tremendo, aunque siempre tuvo el apoyo de su familia y un selecto grupo de amigos, amen de multitud de personas anónimas que analizando los datos no nos encajaban con los dictamenes. Pero es que hay cientos, quizas miles de personas, que nos hemos enfrentado al poder y obviamente perdimos y me acuerdo de algunos casos: el funcionario que por intentar contra viento y marea respetar la ley del suelo que dice que en zona verde no se puede contruir nada sin licencia, acabó pagando 6000 euros a los infractores, aquel que decidió que no era justo que se necesitaran 7 masters para igualar la puntuacion de unos cursillos del idioma local y tambien perdió, aquel que entendió que para un puesto de mantenimiento de edificios era importante la experiencia en obra frente a quien no la tenia y tambien perdió…y aquella plaza en la Universidad adjudicada a una recien licenciada sin ningun tipo de experiencia, pero eso si: hija de su padre (creeis que tiene algo que ver el caso de la Aido o la hija de Chaves?) y asi seguiriamos … y probablemente tendria que soportar la incomprension de su familia y amigos y decidir si seguir o no….
    La soledad del camino de hacer lo que hay que hacer es incuestionable, y bien si hay momentos en los que se siente que algo cambia y hay algun apoyo aun solo como sonrisa amable… da fuerzas. De ahi la importancia de apoyar claramente a MC o a aquellos que siguen sendas paralelas, no tan vistosas, pero igual de necesarias.

  31. #31 > juanarmas > 26 de septiembre de 2009 12:57

    El Sr. Luis María Ansón ya había manifestado publicamente ese acuerdo político para “escabechar” a Mario Conde. Imagino que su reacción gestual fue una manera de recalcar el valor de esas palabras que no salían de su boca, sino de todo un periodista en su más noble sentido.

    http://www.youtube.com/watch?v=jhnpu2vupxw&fmt=18

  32. #32 > AUXI > 26 de septiembre de 2009 14:19

    Realmente fue un placer escuchar de D. Luis María Arson esas palabras que procedían de tanta verdad oculta, o que muchos querían tapar, pero al ser voz populi y tan directas ya no queda duda, felicidades por la presentación, fue extraordinaria.

    Lo importante y la conclusión que he llegado de todo se sale, si asi lo deseamos.

     krista Respuesta:
     

    @AUXI, Estoy de acuerdo contigo, fué extraordinario.
    Esto como otras muchas cosas, también pasará.
    Auxi, tengo tus fotos de la presentación del libro.
    ¿Las quieres?, si es así dame un correo y te las hago llegar.
    Un besito canariaaaaaaaaaaaaa

     Jano Respuesta:
     

    @krista,

    Hola Krista,
    Soy Jano, Alejandro,
    creo, que por el nick que me dijiste en el salon el pasado jueves
    eras tú la que me sacó la foto con Mario, no?
    si no es así perdona, me habré equivocado,
    pero recuerdo que me dijo su nick y era algo asi como Cristal, o krista,
    en caso de que fueses tú te agradecería un monton si me pudises enviar la foto por correo,
    te estaria realmente agradecido,
    muchas gracias,
    seguimos en contacto en este maginifco lugar, un saludo
    te dejo mi email de nuevo: jano1880@hotmail.com

     AUXI Respuesta:
     

    @krista, Gracias mi correo es auxi2918@yahoo.es

  33. #33 > Marien > 26 de septiembre de 2009 18:35

    Muy buena la intervencion del Sr. Anson. “Pasar de ser lider social a la politica”, salto que no pudian aceptar el bipartidismo. España hoy seria otra, si hubieran actuado con respeto a las libertades. Pasar de la clandestinidad a ser Presidente del Gobierno, fue arriesgado para los que fuimos gobernados, “cocinero antes que fraile” dice el refran. Y obstentar el cargo dirigido por el Opus Dei, fue otro Presidente. Ambos, eran un riesgo, demostrado y que hoy pagamos los gobernados.
    Buenas tardes y enhorabuena a Mario y a su familia.

  34. #34 > San_do_Medio > 26 de septiembre de 2009 19:18

    Tengo que decir algo porque me mata el bicho del espanto. Es sábado y ya eché mi siesta semanal. Este vídeo me corroe. Las palabras de Luis María Ansón me dejan serio; queriendo sentar-me en la lectura lúcida. Los límites… Lo que habla y de que habló este periodista de fila cero – por algo es el vértice de la pirámide del saber periodístico – fue de “los límites”. Y lo que siento es que los que marcan las rayas de “los límites”, meten a un señor, al que hasta conocen y tratan, en la Cárcel para que se “limite”. Es fuerte. Humanamente, emocionalmente es fuerte. Pero, no llega. No es suficiente porque consideran que necesitan más; le dañan, seriamente, su patrimonio; lo demonizan; desacreditan desde la falacia su verdad;ganan y tampoco llega. Quieren mas. Lo retienen de forma especifica y la especificidad radica en la alarma social; podría pedir,pero, no podía… El Poder, los ejecutivos del Poder querían mas; querían doblar la persona y sus emociones. El Poder es fuerte y sus ejecutivos se lo creyeron. Quisieron transformar su víctima en un mimbre manso. Pero, el Hombre permaneció.
    El periodista de la fila cero observó; vio el tiempo pasar. Llegó, finalmente, la reunión de los presentes y de los ausentes. Luis María Ansón habló. A ese hora, colocaba yo el poema de António Gedeão cantado por Manuel Freire: a pedra filosofal; “ellos no saben que el sueño comanda la vida…” Y el periodista hablaba de “los límites” y que el cortijo es de pocos.
    Como contará el episodio la Historia? Principalmente, como me siento yo ciudadano contemporáneo de los echos?… Me siento mal; inseguro. Digo que no puede ser. Pienso en los ejecutivos del Poder; imagino su condición humana y la veo mal; rara… Me acuerdo del viejo dicho anarquista que dice: ” El Poder Corrompe.” No quedo desconcertado porque me senté en la lucidez; sillón de mis tardes serenas.
    Que lleva al Hombre a querer “capar” otro Hombre?… Solo una cosa; una idea y sensación enferma, nefasta, tratable, espero que curable: la Ambición. Solo la locura de la Razón Sinrazón.
    Ahora, me falta tabaco. Tendré que comprarlo. Iré a comprarlo. Volveré. No sé que pensaré entonces. Es fuerte; todo es muy fuerte.Raro.
    Fumo y no dejé de pensar que medio Banesto visitó la Cárcel. Me acuerdo de un abogado, castellano, llegado de las las anteriores familias de Banesto, a quién leía, a veces y lo ultimo que leí hablaba de que perdiera la finca familiar que tenia en algún lugar de Castilla. Que fuerte… El Poder es inhumano. Nosotros, los Hombres, hacemos cosas que tienen características que no consideran el Ser que somos. Hacemos mal las cosas. No sabemos hacer mucho. Que burros somos…Sin embargo, somos ambiciosos, vanidosos y algunos hasta somos ejecutivos del Poder; inhumanos. Que raro.

    Pero, la “OPERACIÓN” tendría extensiones y cabeza; donde partió la Idea?..Quién la alumbró?.. Seria un marciano, un Humano no puede tener semejante idea devoradora. Si, seria un marciano…Que fuerte.
    Pienso: tienen que vivir mal; dormir mal; quién “trabaja” así, no vive con calidad.
    Que fuerte es todo.

  35. #35 > Rafa Alba > 26 de septiembre de 2009 20:01

    Enhorabuena, y Mario, ¡cómprale un trípode al cámara, que nos mareamos!

    Viene bien ver este vídeo, nos recuerda que eso de que vivimos en un Estado de Derecho es una ficción.

     Rafa Alba Respuesta:
     

    @Rafa Alba, Hay trípodes de SONY con remoto muy buenos para cámaras domésticas por 120€, si hay que hacer un mocho… 😉

  36. #36 > Wallace80 > 26 de septiembre de 2009 21:13

    Denacorima :No puedo escucharlo bien. ¿Lo escuchais vosotros bien?
    Gracias.
    [Responder a este Comentario]

     franjfg Respuesta: Septiembre 25th, 2009 20:38
    @Denacorima, si,yo lo escucho muy bien.ciao
    [Responder a este Comentario]

     Ceropuntocero Respuesta: Septiembre 25th, 2009 20:50
    @franjfg,
    Perfectamente.
    [Responder a este Comentario]

    Pues en vista de la intervención, precisa y elocuente, de Don Luis maría, espero que tenga algo de repercusión en los medios de comunicación social hablados y escritos, para que todo el mundo que quedaba por enterarse de estos detalles, lo haga y resarcir así, si eso fuera posible, la reputación a este hombre que ha sido uno de los pocos valientes que decidió que había que cambiar el funcionamiento del Sistema (ya se sabe, la famosa Sociedad Civil). Que se entere todo el mundo y reciba el perdón y las disculpas que se merece y que tanta gente desinformada le debe.
    Por cierto, la poesia final de Ansón en honor a Loudes ha sido de lo más emocionante.
    Un abrazo Don Mario.

  37. #37 > Wallace80 > 26 de septiembre de 2009 21:32

    Magnifica la intervención de Ansón. Escueta, y a la vez poética y muy elocuente y esclarecedora. Espero que este video tenga la mayor repercusión posible en los medios de comunicación sociales, hablados y escritos y que la gente que quedaba por enterarse de lo que pasó, sepán de una vez por todas lo sucedido y de esta forma cambie la opinión tan elevada que mucha gente tiene de los líderes del gobierno y la oposición (y hablá un afiliado a uno de los 2 partidos…). Uno se fue de rositas y Don Mario en la carcel…injusto total. Espero que esto sirva para que la opinión pública le restituya al Sr. Conde el lugar y la reputación en la Historia que se merece y no como la de un estafador (en palabras de Dª María Antonia Iglesias en La Noria).
    Un abrazo Don Mario.

  38. #38 > olindico > 26 de septiembre de 2009 22:00

    Esperemos que esta época de enanocracia termine pronto y vuelva la cordura a la gente. Esta tierra de Quijotes nos lo han cambiado por otra de Sancho Panzas.

    Rey de los hidalgos, señor de los tristes,
    que de fuerza alientas y de ensueños vistes,
    coronado de áureo yelmo de ilusión;
    que nadie ha podido vencer todavía,
    por la adarga al brazo, toda fantasía,
    y la lanza en ristre, toda corazón.

    Noble peregrino de los peregrinos,
    que santificaste todos los caminos
    con el paso augusto de tu heroicidad,
    contra las certezas, contra las conciencias
    y contra las leyes y contra las ciencias,
    contra la mentira, contra la verdad…

    ¡Caballero errante de los caballeros,
    varón de varones, príncipe de fieros,
    par entre los pares, maestro, salud!
    ¡Salud, porque juzgo que hoy muy poca tienes,
    entre los aplausos o entre los desdenes,
    y entre las coronas y los parabienes
    y las tonterías de la multitud!

    ¡Tú, para quien pocas fueron las victorias
    antiguas y para quien clásicas glorias
    serían apenas de ley y razón,
    soportas elogios, memorias, discursos,
    resistes certámenes, tarjetas, concursos,
    y, teniendo a Orfeo, tienes a orfeón!

    Escucha, divino Rolando del sueño,
    a un enamorado de tu Clavileño,
    y cuyo Pegaso relincha hacia ti;
    escucha los versos de estas letanías,
    hechas con las cosas de todos los días
    y con otras que en lo misterioso vi.

    ¡Ruega por nosotros, hambrientos de vida,
    con el alma a tientas, con la fe perdida,
    llenos de congojas y faltos de sol,
    por advenedizas almas de manga ancha,
    que ridiculizan el ser de la Mancha,
    el ser generoso y el ser español!

    ¡Ruega por nosotros, que necesitamos
    las mágicas rosas, los sublimes ramos
    de laurel Pro nobis ora, gran señor.
    ¡Tiembla la floresta de laurel del mundo,
    y antes que tu hermano vago, Segismundo,
    el pálido Hamlet te ofrece una flor!

    Ruega generoso, piadoso, orgulloso;
    ruega casto, puro, celeste, animoso;
    por nos intercede, suplica por nos,
    pues casi ya estamos sin savia, sin brote,
    sin alma, sin vida, sin luz, sin Quijote,
    sin piel y sin alas, sin Sancho y sin Dios.

    De tantas tristezas, de dolores tantos
    de los superhombres de Nietzsche, de cantos
    áfonos, recetas que firma un doctor,
    de las epidemias, de horribles blasfemias
    de las Academias,
    ¡líbranos, Señor!

    De rudos malsines,
    falsos paladines,
    y espíritus finos y blandos y ruines,
    del hampa que sacia
    su canallocracia
    con burlar la gloria, la vida, el honor,
    del puñal con gracia,
    ¡líbranos, Señor!

    Noble peregrino de los peregrinos,
    que santificaste todos los caminos,
    con el paso augusto de tu heroicidad,
    contra las certezas, contra las conciencias
    y contra las leyes y contra las ciencias,
    contra la mentira, contra la verdad…

    ¡Ora por nosotros, señor de los tristes
    que de fuerza alientas y de ensueños vistes,
    coronado de áureo yelmo de ilusión!
    ¡que nadie ha podido vencer todavía,
    por la adarga al brazo, toda fantasía,
    y la lanza en ristre, toda corazón!

    Madrid, abril de 1905

    Rubén Darío

  39. #39 > rimor > 27 de septiembre de 2009 02:21

    En un comentario que no me atreví a exponer en este blog y que te envié personalmente, y que posteriormente, me animastes a hacerlo, pero me pareció un poco fuerte, hacía referencia a cosas que se pueden relacionar con las palabras de Luis María Ansón.
    Me corroboro en mis pensamientos de que en este país hay una interrelación entre, justicia, política, terrorismo, ECONOMÍA…
    TEMA DEL BLOG
    Lógica cósmica o designios divinos? ‏
    COMENTARIO 07/07/2009
    Todo tiene su lógica, la mayoría de las cosas que nos suceden tienen una respuesta razonada, no hay hadas ni cosas raras, lo que a veces no nos explicamos que puede ser, nos desborda e imaginamos porqués sin encontrar una respuesta adecuada, pero la hay aunque no la sepamos.
    Pongo como ejemplo, mi actividad reparación de averías eléctricas en maquinas industriales complejas, me ha ocurrido no encontrar el porqué, de una avería, le hemos dado mil vueltas y nada, aunque hemos tomado una solución alternativa no hemos conseguido averiguar la verdadera avería que ha provocado la pararda de la máquina.
    Después de meses y casualmente tirando de otros hilos hemos visto qué era, lo que provocaba el fallo, todo tenia su razonamiento eléctrico.
    Para conocer la verdad hay que indagar investigar y tener un poco de suerte, nada ocurre por que si, cuando algo no entendemos, buscamos razonamientos, que no nos ayudan, al contrario nos alejan de la realidad, que solo tiene un camino que es el que es, aunque no lo veamos o lo distorsionemos.
    Hablando de política, mi modesto parecer, es que mientras hubo dictadura, no había terrorismo, o por lo menos no trascendía, la sociedad era ajena a este tema, y aunque existiera, el régimen hacía que pasara como una cortina de humo, es decir el terrorismo no se veía.
    Sin embargo creo que el terrorismo es una herramienta política de la política actual, incide en nuestros pensamientos brutalmente, y ha manejado nuestros designios de alguna manera, aunque no lo veamos.
    Desde los finales del régimen franquista, se ha hecho notar, y el terrorismo ha participado en la política activamente, hay dos puntos que a mi me llaman poderosamente la atención, el asesinato de Carrero Blanco, y el atentado antes de ser presidente de Aznar. Qué movió a los terroristas en ambos casos?
    En este segundo caso hay una coincidencia, eta quiso eliminar a Aznar antes de ser presidente, cosa que ya preveían, lo de ser presidente y paradójicamente este salió de la presidencia por un atentado terrorista, y herido de muerte, políticamente.
    En tu caso y conociendo un poco como es la vida en este país, creo que en algún sector de las altas esferas eras un grano en el culo, y veían en ti una persona muy inteligente que por algún motivo, no se cual, no interesabas y además podías ser un peligro, por lo que decidieron eliminarte.
    Igual que a los anteriores, toda la red estaba echada, y parece que eligieron la menos sangrante pero la mas demoledora para la persona.
    No me atrevo a escribir mis pensamientos quizás equivocados, en tu blog, pero si quiero que los conozcas.
    Un amigo.

  40. #40 > Iñigo Gómez Bilbao > 27 de septiembre de 2009 10:55

    Digerido lo del jueves, he vuelto a escuchar el relato de Luis Mª Ansón. Lo que dijo fue tan relevante que temía haberle malinterpretado. Pero no, sus palabras son claras y sin ambigüedades. Fue un montaje y él estuvo presente en la orquestación de la conspiración.

    ¿Y nos podemos quedar tan tranquilos?. Si hicieron esto con MC, ¿qué pueden hacer con cualquiera?. El comportamiento cobarde de los instigadores de la escabechina ha quedado impune, y a mi me da que ese comportamiento implica la comisión de una docena de delitos del actual Código Penal entre los que están las injurias, calumnias, prevaricación, cohecho, detención ilegal, coacciones, falsificación de documentos públicos, infidelidad en la custodia de documentos, tráfico de influencias, malversación, abusos de ejercicio de función, corrupción en las transacciones internacionales, encubrimiento, realización arbitraria del propio derecho, acusación y denuncias falsas y simulación de delitos, falso testimonio, obstrucción a la justicia y deslealtad, todos ellos castigados con penas de cárcel…

    Vamos, que lo que dijo Anson en cuarenta y cinco segundos es la plasmación de una realidad que sospechábamos, pero que confirmada escalofría. Y yo me pregunto, ¿qué estarán pensando los instigadores del aplastamiento de MC?.

    Pero quizás la segunda derivada es más importante. Repara sin género de dudas al sujeto pasivo de la trama y eso también es importante. Algo me dice que quedan papeles y documentos por ver la luz y que inevitablemente la verán.

    El Sistema, mi experiencia del poder, paso a paso. Su reedición se hace aún más imprescindible, creo.

    Buen domingo.

  41. #41 > Iñigo Gómez Bilbao > 27 de septiembre de 2009 11:05

    Por cierto, por su interés (con tu permiso Mario), estoy releyendo el discurso de MC cuando le invistieron Doctor Honoris Causa por la Complutense. Presidido por el Rey y sin la presencia expresa de ni un solo político dijo:

    SOCIEDAD CIVIL Y PODER POLÍTICO

    MARIO CONDE

    La distinción que hoy me otorga la Universidad Complutense, cuando conmemora el VII Centenario de su fundación, supone para mí un altísimo honor. No tengo palabras para expresar mi gratitud, tanto al Rector Magnífico, el Excelentísimo señor don Gustavo Villapalos, como al Claustro universitario que se ha dignado aceptar su propuesta. Créanme que resulta fascinante volver la mirada y contemplar los siete siglos en los que la Universidad Complutense ha sido andamio intelectual y luminaria científica de nuestra Historia. Recibir este doctorado bajo la presidencia de Su Majestad el Rey, aunque sea la Universidad Complutense quien merezca la asistencia de nuestro Monarca, acrecienta todavía más mi gratitud. Gracias a todos ustedes por su asistencia a un acto tan significativo para mí, y en especial mi reconocimiento, por su generosa Laudatio, al profesor Sholomo Ben-Ami, prominente figura de la Universidad y de la diplomacia de Israel, que tantos afectos ha dejado en España en el cumplimiento de sus funciones diplomáticas. Quisiera con este motivo someter a su consideración algunas reflexiones sobre un tema que ha sido pieza clave en mi pensamiento durante estos últimos años: la relación entre democracia política y sociedad civil.

    1. El mundo, durante el siglo XX, ha vivido una bipolaridad ideológica entre dos modelos antitéticos: el occidental y el colectivista. El modelo occidental, caracterizado por dos rasgos básicos: un sistema de libre mercado, con mayor o menor grado de intervensionismo y apertura internacional, y un régimen de democracia pluralista en el que los partidos políticos ejercen de hecho el monopolio de la representación parlamentaria como instrumentos para el acceso al poder. El modelo colectivista, construido sobre dos principios opuestos: la inexistencia del mercado como mecanismo que asigna los recursos destinados a la producción de bienes y servicios, y establece el valor de unos y otros una vez producidos; y la existencia de la democracia parlamentaria, sustituida por un modelo centralizado y totalitario, con partido único y una confusión deliberada entre partido y Estado. La caída del llamado “socialismo real” ha sido sobre todo un triunfo de las ideas sobre el poder político, una victoria de lo que Havel llama “el poder de los sin poder”, de aquellos que, contra toda esperanza y al margen de cualquier probabilidad, se elevan contra un régimen inaceptable para la dignidad humana. Este fracaso del socialismo real ha engendrado una sensación de triunfo definitivo de los dos pilares sobre los que se construye el modelo occidental: la economía de mercado y el parlamentarismo resultante del poder monopolístico ejercido por los partidos políticos, hasta el punto de hablar incluso, probablemente con audacia, del “fin de la historia”. Y, sin embargo, creo que ésta es la hora para reflexionar sobre la estructura de nuestro modelo de convivencia a fin de analizar sus disfunciones y aventurar nuevos caminos que aproximen la realidad política a las apreciaciones y demandas de la sociedad civil.

    Si me lo permiten, me detendré en esos dos componentes básicos del sistema demoliberal.

    2. Bertrand Russel, en su obra clásica Libertad y organización, 1814-1914, detectó que el marxismo, aunque terminara fracasando, había causado en Europa un daño grave al liberalismo porque enseñaba que “las opiniones políticas están basadas, y deben estarlo siempre, en preferencias económicas antes que en ninguna consideración del bien general”. Este es el motivo por el que en mi opinión hay que devolver el economicismo que impregna el nuevo liberalismo a sus justas proporciones. Si es cierto que el mercado es el principal instrumento que asigna los recursos y el referente fundamental que determina qué y cuánto ha de producirse, también es verdad que el mercado no sirve plenamente per se como mecanismo distribuidor de los bienes y servicios producidos. Hay que introducir ingredientes correctores, elementos éticos de solidaridad, que permitan una asignación razonable y equilibrada de la riqueza para integrar a los desintegrados y alcanzar, por consiguiente, unos niveles mínimos y aceptables de cohesión social. Coincido plenamente en esto con Pierre Méndes-France cuando escribió en La República moderna que “la democracia es ante todo una cuestión moral”.

    La conclusión más relevante que se desprende de la caída del colectivismo en los países del Este es que la economía de mercado, construida sobre la propiedad privada, el beneficio y la competencia, ha demostrado ser el mejor sistema para conseguir el progreso técnico y el desarrollo económico. Esta afirmación ya no responde sólo a una simple concepción teórica: se trata de una evidencia empírica, de una realidad tangible. Aunque, sentado esto, hay que reconocer otros dos presupuestos fundamentales: el mercado tampoco es perfecto, y entre progreso técnico y progreso social no existe una relación automática.

    Para resolver estas deficiencias que denota el sistema, es necesario situar al mercado en el lugar que le corresponde. Los liberales doctrinarios piensan, como es conocido, que si existiese un marco legal que obligara a todos, incluido el Estado, y, dentro de él, cada agente económico persiguiese sus propios intereses individuales, el mercado -la” mano invisible” de Adam Smith- garantizaría por sí solo un desarrollo económico armónico y satisfactorio. Esta afirmación es probablemente una simplificación, sobre todo en un contexto de economía globalizada en donde los avances teóricos a favor de la libertad de comercio mundial tropiezan con realidades fácticas de estructuras proteccionistas más o menos sofisticadas. Por ello creo que merece la pena dedicar una breve reflexión para poner de manifiesto que el mercado, por sí mismo, no da en todo momento las respuestas adecuadas a los problemas reales de la sociedad. Una constatación que es particularmente importante en unos momentos en que ya nadie duda razonablemente del triunfo de la economía de mercado frente a sus clásicos competidores colectivistas.

    Existen, ante todo, necesidades sociales que la ortodoxia liberal no soluciona: son los llamados “fallos del mercado”. Es claro que el mercado no puede resolver íntegramente la provisión de determinados bienes públicos que son imprescindibles para que tengan sentido la idea del Estado y el concepto de civilización: la defensa, la justicia, el ordenamiento tributario, la seguridad, las grandes infraestructuras…

    Tampoco parece realista en otros casos esperar que las actuaciones individuales solventen determinadas necesidades colectivas: las que tienen, por ejemplo, a superar los problemas de degradación del medio ambiente o la congestión en las grandes urbes. Por consiguiente, el mercado, por sí solo, no resuelve todos los conflictos, de modo que, tanto en los casos enunciados a título de ejemplo como en otros muchos de parecida entidad, sigue siendo necesario arbitrar mecanismos que garanticen que el mercado conduce al sistema hacia una solución eficiente.

    Pero es que, incluso cuando funciona a la perfección un modelo de competencia, ese modelo sólo garantiza la asignación eficiente de los recursos: es decir, asegura que no van a existir recursos ociosos. Y en esto estriba la diferencia entre progreso técnico y progreso social. Llegados a este punto, creo necesario enunciar dos principios que me parecen moralmente indiscutibles:

    1. El progreso técnico, por sí solo, no garantiza el progreso social, y

    2. El objetivo final debe ser, precisamente, el progreso social.

    Me parece necesario resaltar que la eficiencia garantizada por el modelo de mercado es una virtud deseable en todo sistema económico, pero no es la única que la sociedad exige. Una asignación eficiente de los recursos disponibles puede coexistir -y de hecho coexiste en muchos casos- con una distribución muy desigual de la renta, por lo que puede ser considerada injusta por la colectividad. Cuando esto sucede, el mercado puede provocar tensiones políticas y sociales difícilmente soportables a largo plazo.

    En suma, es claro que la economía de mercado puede convivir con núcleos de marginación social y económica profundos y coexistir con diferencias muy grandes en la distribución espacial de la renta, tanto en un país concreto como en áreas geográficas que conforman un único mercado o, incluso, a nivel mundial. La integración de los marginados no es un problema que se sitúe en el plano de la eficiencia económica sino en el de lo ético o incluso en el puramente pragmático de la estabilidad social. Si se quiere razonar en un orden estrictamente técnico, podría sostenerse la tesis de que la integración de los núcleos marginales es cuestión de tiempo ya que el progreso generado por el sistema redimirá en un cierto momento esa marginación. Pero semejante propuesta, que tiene incluso cierta fragilidad técnica en términos económicos y sociológicos, es muy problemática desde un punto de vista ético puesto que implica admitir, a priori, que un conjunto de seres humanos tienen que esperar durante un tiempo indefinido a que el sistema adquiera toda su eficiencia.

    Por añadidura, no sabemos de cuánto tiempo disponemos. La utopía del comunismo ha funcionado como una especie de salvavidas, de refugio en la esperanza para muchos sectores desfavorecidos. Y este salvavidas, esta esperanza, ya han dejado de existir, por lo que, si nuestra sociedad no es capaz de dar soluciones concretas a problemas concretos, surgirán nueva utopías, nuevas escapatorias para la frustración social. De ahí que parezca razonable afirmar que la economía de mercado se enfrenta consigo misma como consecuencia de su propio éxito. Es urgente percatarse de esta realidad y centrarnos, por tanto, en este problema capital.

    3. Como primera conclusión, creo que la única posibilidad que existe de integrar el razonamiento ético y el puramente económico consiste en diseñar un Código de Valores Compartido, entendiendo no como una definición precisa y articulada sino como un conjunto de principios sobre los que queremos construir nuestra sociedad.

    Bien entendido que hay que huir de voluntarismos abstractos o de actitudes paternalistas porque, como escribió Ortega, “hacer consistir la política en un credo de reformas públicas que proporcione mayor equidad a la convivencia humana es vaciarla de sí misma y llenarla de un pobre misticismo ético”.

    Para conseguir los objetivos propuestos creo que, con carácter básico, debemos recuperar al individuo como eje central de todas las acciones sociales. No sólo el hombre es la “medida de todas las cosas” como decían los pensadores gnósticos, con Protágoras a la cabeza, sino también el principio y el fin de toda acción. Salvador de Madariaga ha escrito unas palabras de gran profundidad al respecto: “Los seres humanos son las únicas entidades reales y tangibles, las únicas criaturas que existen de verdad y en quienes todos los espíritu, todas las tendencias se manifiestan. Hombre de la libertad, hombre del orden y el equilibrio. ¿Y la nación? ¿Dónde está la nación sino en corazón de sus ciudadanos? […] Es que no hay más que individuos. A tal punto que, si descendemos de las alturas de la discusión teórica a la aplicación práctica de los principios adoptados, cualesquiera que sean, no se trata, en suma, más que de relaciones de potencia entre el individuo-gobierno y el individuo-gobernado”.

    Por ello, entiendo que debe abrirse un debate sobre los principios que queremos que rijan en nuestra sociedad. En España se ha registrado a este respecto un cierto movimiento pendular: hace años, el deseo de enriquecimiento individual era enjuiciado de manera peyorativa; en los últimos tiempos de crecimiento económico, la sociedad ha aceptado positivamente el deseo de prosperar. Y es que, en contra de lo que han ignorado las grandes utopías del colectivismo, el deseo de enriquecimiento individual es uno de los móviles esenciales de la actividad económica. Pero ese deseo no puede ser el único valor presente ni en el seno de la empresa ni mucho menos en el tejido social. La lógica de lo cuantitativo, de lo eficiente, de lo pragmático sin otros ingredientes superiores, nunca ha servido para explicar el progreso de la humanidad; por ello, es imprescindible hacer referencia a otros valores, a otros principios, sin degradar lo conquistado, pero situando cada creencia en su posición correcta.

    Una sociedad reclama empresarios, desde luego. Pero también artistas, pensadores, maestros, profesores universitarios y políticos. Y en todas estas profesiones, imprescindibles para otorgar sentido a la idea de civilización, la búsqueda del lucro no es, o no debería ser, el móvil principal. Ello significa que en modo alguno podemos confundir eficiencia económica con eficiencia social: la primera se sitúa en el plano de la producción de bienes y servicios, la segunda en el de la propia organización de la vida social, del progreso social. Y es ahí donde se plantea el gran dilema: cómo y hacia dónde destinamos los bienes producidos. La solución sólo puede encontrarse recurriendo activamente a los valores colectivos.

    El problema es cómo organizar de forma eficiente la discusión sobre estos principios y cómo conseguir implementarlos en la vida social. Los cauces formales que ofrece el sistema democrático son necesarios pero no suficientes. Hay que partir, en efecto, de la base de que la democracia no ha sido siempre lo que es en el momento actual, sino que supone el desenvolvimiento de una idea básica de convivencia sujeta a aportaciones conseguidas en cada momento histórico. La democracia ha sido, y es, un proceso de revolución permanente que avanzado mediante la puesta en práctica de fórmulas diferentes y sucesivas, por lo que no puede concebirse como una definición adquirida, cerrada, inasequible a transformaciones y cambios. El momento actual no se entiende sin la labor de los heterodoxos y los iconoclastas. Creo que puede sostenerse que democracia ya no es sólo el emitir un voto cada cuatro años y luego desentenderse de los asuntos públicos, como tampoco puede admitirse que el voto legitima cualquier tipo de actuación de los gobernantes sobre los gobernados. Hoy más que nunca el progreso social sólo puede provenir de una interacción activa y dinámica entre el Estado de Derecho y la sociedad civil, lo que nos conduce directamente a la segunda parte de este discurso.

    4. El sistema parlamentario liberal se construye en momentos históricos en que la sociedad civil desempeñaba en Europa, tanto en el orden económico como en el social y el cultural, un papel muy distinto al que actualmente le corresponde. El mundo contemporáneo registra la eminencia de la sociedad civil, entendido como el cuerpo social informalmente articulado que se expresa mediante procedimientos espontáneos que forman la “opinión pública”. La sociedad civil, en suma, es la colectividad “vertebrada”, activa, crítica, capaz de tomar decisiones relevantes al margen de lo políticamente institucionalizado. En los países anglosajones, el entramado social es mucho más denso, maduro y activo que en los latinos; en España, la coacción autoritaria, tantas veces impuesta a nuestra sociedad a lo largo de la Historia, ha impedido la formación de una sociedad civil organizada, cuajada de asociaciones de toda índole, “vertebrada” en términos reales, por utilizar de nuevo el inevitable concepto orteguiano. Pero es evidente que, por encima de las dificultades para su desarrollo, emerge una nueva sociedad civil cada vez más cargada de valores elocuentes.

    Pues bien: en la sociedad civil europea se aprecian, en relación al modelo político, una serie de percepciones que intentaré resumir:

    Se advierte entre los ciudadanos un descenso generalizado en la valoración de la clase política. Podría decirse que existe una cierta desconfianza entre el ciudadano y la clase política. Quizá en parte sea debido a lo que dice Ortega acerca de que “nada le gusta más al español que poder designar con nombre y apellidos al autor presunto de sus males”. Pero también a la sensación de que no existe plena coincidencia entre los interese de los políticos profesionales y los sujetos representados, sobre todo en una situación en que se desdibujan los perfiles ideológicos entre las opciones con mayores posibilidades de éxito electoral. El hecho de que haya puesto de manifiesto una separación entre la uniformidad de pensamiento de la clase política y la respuesta divergente de gran parte de la sociedad, es una prueba elocuente de la situación.

    Esta posición social no afecta sólo a la “clase política”, considerada individual y aisladamente, sino que también repercute sobre los partidos políticos como cauce exclusivo para la generación de la clase gobernante. Y un nivel más elevado causa preocupación la posibilidad de una cierta invasión del poder ejecutivo sobre el legislativo y el judicial, con una tendencia muy problemática de confusión entre Gobierno y Estado. Puede afirmarse, en suma, que el modelo de democracia parlamentaria hoy vigente en la mayoría de los países europeos fue concebido en una coyuntura social, cultural y económica muy distinta de la que cabe definir y precisar en nuestros días. Y es evidente que , con una sociedad mucho más desarrollada en todos los órdenes que la de antaño y que exige mayor presencia en la defensa de sus propios intereses, no sería prudente seguir manteniendo intacto un modelo respecto del cual las percepciones de los ciudadanos reflejen dudas sobre su auténtica eficiencia.

    En consecuencia, sobresale una necesidad manifiesta en los tiempos en que nos toca vivir: la que reclama, en las postrimerías del siglo XX, el debido protagonismo para la sociedad civil. Creo que a este fin hay que dar respuesta a dos cuestiones principales: cómo ha de estructurarse la sociedad civil y, consecuentemente, qué papel debe desempeñar en el proceso público.

    El sistema de relaciones entre sociedad civil y régimen institucional ha experimentado en los últimos años un tránsito cualitativo que se puede reducir a dos estadios:

    – Primero se tomó conciencia de que era preciso estructurar la sociedad civil para garantizar que las libertades formales se convirtieran en libertades reales.

    – Más adelante, se advirtió que no puede funcionar el sistema público sin una sociedad civil organizada y en franca colaboración con un proyecto colectivo.

    En el mundo occidental, la economía y la propia sociedad están fuertemente internacionalizadas, de tal manera que la separación entre los político y lo civil, además de ser artificiosa y aún peligrosa para las libertades reales, impide al conjunto del sistema funcionar correctamente. Creo que puede sostenerse que en este fin de siglo XX ningún proyecto político puede llegar a convertirse en verdadero proyecto colectivo sin el concurso y la colaboración de la sociedad civil. Esta es la gran enseñanza de estos últimos años y que creo es necesario tomar en consideración para el funcionamiento adecuado del sistema.

    5. Antes de avanzar en el desarrollo argumental, permítanme que haga dos consideraciones previas:

    1. La sociedad civil, en sus diferentes instancias, es la verdadera depositaria de los valores colectivos, de aquellos principios que la colectividad considera vigentes en cada momento histórico, y que se explicitan a través de lo que se ha definido como modos de pensar y modos de comportamiento.

    2. La necesidad de romper la sensación de alejamiento entre lo político y lo público, sólo remediable mediante el desempeño por la sociedad civil de un papel más activo, responde a que los efectos negativos derivados de una determinada forma de ejercer la política no han de terminar afectando a la valoración del sistema democrático en sí mismo. No podemos desconocer que aquellos sectores sociales que impulsan el progreso en mayor medida – científicos, filósofos, artistas- se hallan en una situación de desamparo fácilmente comprobable. Lo cual es debido, en especial, a dos causas: a que el pensamiento del siglo XX se ha visto hondamente influido por el marxismo, hasta el extremo de que el naufragio del “socialismo real” ha creado una cierta sensación de orfandad intelectual en Europa; y a que estas personas, decisivas para forzar el progreso social, carecen de verdadera capacidad de influencia. Arnold Joseph Toynbee lo explicaba con su claridad proverbial: “Si se declara una huelga de empleados de las compañías eléctricas lo advertiríamos inmediatamente en nuestras vidas porque no funcionarían los ascensores, las cafeteras, las máquinas de escribir… Estos trabajadores tienen un poder coercitivo inmediato que no se corresponde con su importancia en el progreso social. En cambio, una huelga de filósofos o de poetas produciría hilaridad, a pesar de que esos sectores sí son vitales para asegurar el progreso de las sociedades a largo plazo”. Por tanto, tenemos que edificar un sistema democrático en el que los sectores trascendentales para el progreso social posean una capacidad de influencia indudable. De esta manera, no sólo se conseguiría integrarlos en el proyecto colectivo sino que daremos verdadero sentido a esa integración.

    6. Una vez que se han puesto de manifiesto estas ideas hay que descender del terreno especulativo a la concreción de las soluciones pragmáticas. Es claro que resulta necesario potenciar y estructurar la sociedad civil, pero ¿cómo conseguir su participación real en el proceso público? En primer lugar, es preciso reconsiderar el papel del Estado, para lo cual la apelación a la doctrina científica más relevante constituye un bagaje imprescindible, ya que hemos de resolver, en palabras de Burke, “uno de los problemas más delicados en Derecho, es decir, determinar lo que el Estado debe asumir para dirigir la sabiduría pública y lo que debe dejar, con tan poca interferencia como sea posible, al esfuerzo individual”. Habrá que distinguir, pues, utilizando la terminología de Bentham, entre la “agenda” y la “no-agenda” del Gobierno. Bien entendido que, en palabras de Keynes, “la agenda más importante del Estado no se refiere a aquellas actividades que los individuos privados ya están desarrollando, sino a aquellas funciones que caen fuera de la esfera del individuo, las decisiones que nadie toma si el Estado no lo hace”. A lo que añade: “Lo importante para el Gobierno no es hacer cosas que ya están haciendo los individuos, y hacerlas un poco mejor o un poco peor, sino hacer aquellas cosas que en la actualidad no se hacen en absoluto”.

    Tengo por cierto en cualquier caso que, con los nuevos planteamientos ideológicos de nuestro tiempo, el problema de los límites de la acción de los poderes públicos será el eje de la discusión política de finales del siglo XX y principios del siglo XXI. No se trata ahora de declararse a ultranza partidario, sin más, del Estado mínimo. Ni siquiera centrar el problema en las competencias económicas a asumir por el Estado.

    El problema es más profundo: la clase política ha atribuido al Estado un papel excesivo que éste luego no puede cumplir o no puede hacerlo eficientemente, y por ello entre la tarea atribuida y los resultados obtenidos hay una amplia divergencia que genera la insatisfacción que está en la base de la desconfianza entre los ciudadanos y los políticos.

    La ciencia política enseña que una verdadera democracia debe incluir un sistema interno de frenos y contrapesos que facilite el equilibrio general del modelo y establezca límites racionales al poder. No en vano advertía con agudeza Montesquieu que “no hay poder que no incite al abuso, a la extralimitación…”. Esta ha sido la gran cuestión en la Historia del pensamiento y de las ideas políticas: la de los frenos entre los diversos poderes y la manera de contrapesarse los unos con los otros. Uno de los padres fundadores de la Revolución Americana, Jefferson, señaló con acierto que el nuevo régimen político de ningún modo podía convertirse en un “despotismo electivo”. Y hoy en Europa, con algunas excepciones, existe la preocupación de que el Parlamento, que fue un instrumento político de control, pueda llegar a convertirse, de alguna manera, en un mecanismo legitimador de decisiones que, en gran medida, se toman fuera de él.

    Pero no sólo se trata de la relación de los poderes en el marco de las instituciones del Estado, sino de las relaciones entre la propia sociedad civil y la esfera de la política. Este, creo yo, es uno de los grandes interrogantes de este fin de siglo. Ningún sentido tendría que existiera este sistema de frenos y contrapesos en lo estrictamente político si no se diera también, y con carácter previo, entre lo político y lo social. Recuérdese que hace un siglo decía John Stuart Mill: “Una constitución democrática no sustentada por instituciones democráticas en su base, sino confinada tan sólo al gobierno central, no sólo no lleva a cabo la libertad política, sino que a menudo crea un espíritu precisamente opuesto”. Y es que la democracia no es sólo un régimen político con unas determinadas instituciones, sino también una forma de vida.

    En este sentido, ha resultado decisivo el papel de los medios de comunicación social, que no son tanto un nuevo poder como un medio para trasladar las inquietudes de la sociedad civil, y constituyen, en cierta medida, una cámara de discusión paralela y distinta a la emanada por las urnas. Una sociedad en la que no existiera eso que denominamos opinión pública estaría destinada a presenciar el desvanecimiento de la sociedad civil. Por ello conviene recordar la frase de Madison: “Las libertades de expresión resultan esenciales para la formación y el correcto comportamiento de los ciudadanos en una democracia”.

    A partir de aquí creo que habrá que organizar la participación de políticos y ciudadanos en la definición de los problemas y la adopción de las adecuadas soluciones. Al cabo, esta tesis engarza con la “Sociedad Abierta” trazada por Popper: “En una sociedad pluralista, liberal, moderna y desarrollada como la nuestra, quienes poseen el poder político son conscientes de que no tienen todo el porvenir en su mano”. En consecuencia, creo que cabe preguntar: ¿por qué no establecer entonces un sistema de participación real de la sociedad civil en el proyecto colectivo, un sistema que redundaría en beneficio de la colectividad y, por tanto, también de los propios partidos?

    7. La Constitución articula unas formas concretas de participación de la sociedad en la res pública. Los partidos políticos (artículo 6) expresan pluralismo político, pero únicamente concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular, lo que implica necesariamente la existencia de otras formas participativas. En este mismo sentido, los partidos son “instrumento fundamental” de participación política: pero no, por tanto, el único instrumento admisible. La Constitución ha rehuido, tenaz y conscientemente, de situar el monopolio de estas actividades sociales en manos de estructuras concretas. Antes al contrario, un artículo fundamental, el 9.2, ordena a los poderes públicos promover la libertad y la igualdad reales y efectivas del individuo y de “los grupos en que se integra”, reconociendo así un auténtico pluralismo social espontáneo e independiente; y ese mismo precepto establece la obligación de los poderes públicos de “facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social”, lo que puede y debe hacerse a través de cauces propios y no de mecanismos dirigidos.

    En el artículo 23 se percibe cómo los partidos políticos no son los únicos cauces de participación en los asuntos públicos, aunque puedan de facto tener la exclusiva de la representación parlamentaria. Por tanto, no pareces existir base constitucional para el principio del monopolio de los partidos en cuanto agentes políticos. Por supuesto que los partidos desempeñan un papel decisivo en cualquier democracia, pero eso no significa necesariamente que asuman la exclusiva de la acción política organizada, sobre todo porque una mayor pluralidad puede hacer desaparecer el clima de desconfianza sobre la clase política organizada en partidos. La Constitución reconoce a las fundaciones (art. 34), a los colegios profesionales (art. 36), a las empresas (art.38), a los sindicatos y a las asociaciones profesionales, y todos ellos, junto con otras formas de organizar el pluralismo social, han de jugar un papel muy importante en un momento en el que ese “Estado de partidos” que nació después de la Segunda Guerra Mundial atraviesa una crisis notoria.

    El intento de materializar el papel activo de la sociedad civil conecta con la preocupación de muchos teóricos que hoy meditan sobre las deficiencias del modelo de representación vigente en las grandes democracias. La vieja antinomia entre la democracia directa o plebiscitaria -cuya principal institución es el referéndum- y la democracia semidirecta o representativa ha vuelto a suscitar interés y crear debate. En los últimos tiempos se han formulado ya algunas ideas que parecen rozar la utopía: hay quien propone la constitución de una segunda Cámara parlamentaria formada por los ciudadanos elegidos aleatoriamente, al azar, entre todos los que forman el censo electoral. Otros teóricos aseguran que en unos pocos años la tecnología y la cibernética saldrán en ayuda de la democracia: la segunda Cámara -en este caso simbólica- estaría formada por todos los electores del censo, quienes desde su propio domicilio podrían votar lo que se les plantease cada vez mediante un simple aparato electrónico. Sería la culminación de la democracia directa que habría de combinarse por diversas razones con la indirecta o representativa. En el fondo de estas propuestas, cuya viabilidad a corto plazo no me parece elevada, se encuentra no sólo la preocupación sobre el funcionamiento actual del modelo de democracia parlamentaria, sino la sensación de que, como ha escrito René Remond, “la política ya no es lo que era”. No lo es porque, aparte de los factores mencionados, los temas que en la actualidad constituyen objeto de primordial discusión no tienen fácil respuesta por parte de las ideologías que hasta hace poco monopolizaban el enfrentamiento político. Temas como la conservación del medio ambiente, el derecho de la sociedad internacional a intervenir allí donde se produzcan conflictos interétnicos, los problemas morales derivados de la investigación genética y un largo etcétera, no tienen fácil solución desde los planteamientos ideológicos tradicionales.

    Son cuestiones complejas, que no tienen soluciones simples, que exigen la colaboración de expertos y que se refieren no sólo a la forma de organizar el Estado sino a la forma de vivir cada uno de los ciudadanos en colectividad.

    En una idea paralela de pensamiento, esto es, en la de una concepción de la sociedad como un organismo vivo y no como una simple suma de individuos uniformes, se sitúa Pierre Méndes-France. Su concepción de la democracia hace del ciudadano, convenientemente informado, el protagonista de cada opción válida en la controversia política. Propugna un acuerdo, constantemente renovado, entre gobernantes y gobernados que sólo puede ser llevado a la práctica mediante una amplia participación de la sociedad en los asuntos públicos. De esta forma, la búsqueda constante de eficiencia y de libertad se convierte en el rasgo fundamental del pensamiento “mendesista”, que aúna la moralización y la pedagogía y otorga a los hombres de Estado la misión de “formular al país objetivos concretos, precisos, límpidos y susceptibles de que cada ciudadano los pueda apreciar y juzgar”. La fórmula representativa que propone, de forma más o menos explícita, es la combinación de la representación parlamentaria directa, basada en el sufragio universal y el régimen de partidos, con la presencia, en determinadas instituciones, de la sociedad civil.

    Mis ideas no están muy alejadas, en líneas generales, de éstas últimas que acabo de exponer. Hoy nos enfrentamos, en el mundo occidental, con la necesidad, no de cambiar el sistema representativo, pero sí de revitalizarlo. Revitalizar la representación significa acometer una tarea de reformas a través de las cuales se consiga que la democracia, siendo -no podría ser de otra manera- democracia de partidos, sea, al mismo tiempo, democracia de ciudadanos. El Estado debe dar cobijo en los procesos de estudio, preparación y concertación de decisiones públicas, a las representaciones sociales, económicas y culturales que constituyen el entramado más vivo de la comunidad.

    En este momento es necesario preguntarse si algunas de las instituciones de la sociedad civil no están respondiendo también a planteamientos de cierto corte endogámico que hacen el que su prestigio social, su capacidad de asimilar las nuevas realidades sociales y, consiguientemente, su posibilidad de influencia efectiva, se vean seriamente disminuidas. No sólo debemos mirar hacia el Estado: una reflexión sobre nosotros mismos es igualmente necesaria.

    En síntesis, la tesis central de este discurso consiste en la necesidad de reflexionar sobre el estado actual del sistema de democracia parlamentaria, con un propósito inequívoco: defender la democracia. Para ello es necesario profundizar en el esquema de independencia de los distintos poderes del Estado y reconocer que el desarrollo de la sociedad civil requiere, como decía anteriormente, que cualquier proyecto político básico pueda convertirse en proyecto colectivo sin el concurso y la participación de la sociedad civil. Y para ello, además de perfeccionar el propio contenido democrático de algunas instituciones esenciales de la propia sociedad civil, es necesario buscar fórmulas imaginativas para conseguir la presencia de la sociedad en algunas instancias del Estado.

    La Universidad debe tomar la iniciativa porque la exigencia de nuestro fin de siglo es aguzar la mente y templar nuestro coraje moral para percatarnos de que la democracia es, en realidad, un territorio difícil e inexplorado que por supuesto ha de ser defendido en su realidad presente pero, “sobre todo, debe ser desarrollado en cuanto a sus posibilidades futuras. También sería deseable que esta iniciativa se hiciera patente en las Reales Academias y en otras instituciones de la sociedad civil de quien debemos esperar su valiosa aportación en asuntos de tanta trascendencia.

    Uno de los motores seculares de la Historia ha sido la pugna entre dos tendencias básicas: la materialista y la humanista. Esta última no ha de equivaler necesariamente a la concepción religiosa de la existencia humana: consiste en entender al hombre como protagonista de la Historia. El materialismo, en cambio, sobrepasa al individuo y establece valores que se inscriben en instancias “superiores” a él: lo colectivo, lo social, lo global. El abandono del individuo como actor de la política y como sujeto del progreso produce debilidad -y hasta el menosprecio- de los valores que preocupan al hombre y, consiguientemente, genera en él una desesperanza individual que, agregada, se convierte en desesperanza colectiva. Este fenómeno es probablemente el que está provocando la profunda crisis que vive Europa.

    El gran desafío consiste en dotar nuevamente de contenido humanista a nuestros proyectos colectivos. En recuperar al hombre. En recuperar el pensamiento humanista como definidor de la arquitectura de todo modelo social. De la Francia de Luis XVI, Mirabeau escribió que no se había sentido “nunca ni más fuerte, ni más saludable, ni más cercana a desarrollar toda su estatura” y que sus únicos inconvenientes eran “una Administración poco sistemática y el miedo ridículo a recurrir a la nación para construir la nación”. Gracias a que Su Majestad el Rey jugó tan decisivo papel en el gran proceso que permitió a la nación hacerse dueña de su destino, podemos hoy abrirnos a la posibilidad de perfeccionar la democracia y profundizar en el camino de la libertad, y para ello no debemos tener miedo a acudir a España para mejorar España.

    DISCURSO PRONUNCIADO
    BAJO LA PRESIDENCIA DE S.M. EL REY
    POR EL EXCMO. SR. D. MARIO CONDE
    EL DIA 9 DE JUNIO DE 1993
    EN EL ACTO DE INVESTIDURA
    COMO DOCTOR HONORIS CAUSA
    POR LA UNIVERSIDAD COMPLUTENSE
    DE MADRID CON MOTIVO
    DEL VII CENTENARIO DE SU FUNDACIÓN
    MADRID
    MCMXCIII

  42. #42 > superviviente > 27 de septiembre de 2009 16:03

    Desde luego Mario no ha podido elegir un momento mejor para la presentación del libro y sobre todo para su reaparición en la vida pública. El paralelismo con aquella situación que se vivia en España es evidente, crisis económica, corrupción, desempleo, una imagen pésima de la casta politica por parte de los ciudadanos, en definitiva un hartazgo social al que solo le falta una cosa: ESTALLAR. Los ingredientes están en la sartén, para colmo si faltaba alguno más, pues toma, subida de impuestos para ahorradores y trabajadores, es decir los que no han causado esta crisis siguen pagandola mientras que los causantes apenas la sufren. En eso va Ud. y aparece, curiosamente sin el menor eco en los medios de comunicación. La casta politica no puede permitir que el invento se desbarate, hoy tu mañana yo, y el peligro de que los ciudadanos giren la mirada hacia algo nuevo, algo innovador, al margen de estas pestilentes ideologias inservibles a remolque de los acontecimientos que se les escapan de pura pasividad. El peligro es real, hay que ocultarlo, los ciudadanos quieren otra cosa, no lo de siempre. Y existe, no nos dejemos engañar, la burocracia de las ideologias ha muerto, hay que echarlos y este es un momento clave, falta la chispa, la chispa que haga estallar a todos, sin organizaciones que nos guien, que nos manipulen. Solo nosotros. Saludos.

  43. #43 > Juanma > 27 de septiembre de 2009 17:15

    Qué momentos estamos viviendo. No hay dudas.

    El pasado vuelve al presente a través del libro que Mario Conde. Por fin ha decide que era el momento del que viera la luz. ¿Habrá más? Parece ser que sí y creo que nadie al estas alturas tendrá dudas. Quizás será cuestión de tiempo porque para todo existe un momento y algo que aprendí de Mario es que la paciencia es saber esperar al momento apropiado y este lo es.

    Momentos muy parecidos a los que socialmente vivíamos hace ya veinte años –como quién no quiere la cosa- No por los veinte años que es un mucho tiempo para todos sino porque la sociedad sigue igual, convulsa ante un Sistema que parece estar más pedido que nunca y no sólo por no saber gestionar la crisis económica sino por la falta de liderazgo en su propia clase y hacia lo que ellos llaman el Pueblo.

    El caso es que ahora Mario nos revela parte de la realidad, de la verdad, de esa verdad que no caduca fácilmente porque vive alojada en el interior de eso llamado Sociedad. Siempre se dijo que Mario fue una víctima política. Muchos de los que andamos pos aquí no lo dudamos nunca y por ello lo demostramos cuando era el momento de hacerlo. El Sistema luchó con toda su fuerza para hundir la imagen de Mario. No lo conseguía, siguió intentándolo y por último y viendo que no les quedaba otra manera utilizaron el mazo de la fuerza, el de la injusticia justificada, el de la manipulación y el de la incoherencia pero sobre todo el de la maldad.

    Pero bueno ahí está la verdad. Vuelve a aparecer con datos más precisos, más milimétricos, con nombres y apellidos como a algunos periodistas de investigación les gusta para así comprobar y volver a comprobar para quién le pueda interesar. Y la verdad está ahí como siempre lo estuvo saliendo como una mancha de tinta en una buena alfombra, se limpia y vuelve a salir una y otra vez y es que hay tintas que no sólo manchan sino que escriben como cada uno debe escribir su camino, el que queda el de la verdad.

    Creo que para todo el que siente admiración por Mario y sobre todo para los que le quieren habrán sentido estos días que el éxito del libro y del acto que se hizo hace pocos días en Madrid con motivo de la presentación del este ha sido un éxito sin precedentes. Un éxito que va más allá de lo que mucha gente pueda pensar y es que Mario Conde vuelve a hacer historia. Se reafirma la que la gente quiere a Mario, que la verdad se conoce, que un Director de prisiones –algo insólito y nunca visto antes- le acompaña a su derecha y el que no duda ni un instante de que es una persona ejemplar y única. Historia de la que se escribe y de la que queda.

    En definitiva la mentira perece y la verdad sobrevive y luchan entre sí como el agua y el aceite que pueden estar juntos pero nunca revueltos y siempre uno inevitablemente flota sobre el otro.

    Las palabras del Sr. Jesús Calvo las esperaba con admiración. En alguna ocasión había escuchado a Mario hacer referencia a él y observé que eran palabras de admiración.
    En una ocasión y con motivo de su destitución como Director de Alcalá Meco le escuché hablar en televisión y recuerdo perfectamente que no hubo una palabra fuera de tono por lo sucedido. Sin duda un señor elegante y por lo que dicen de él una persona modelo. Espero que este país de muchas más como él y así tengamos para nuestros hijos modelos que influyan en su conducta como personas positivas llenas de humanidad.

    En cuanto a Luís María Ansón, le había escuchado una vez hace años en una entrevista de radio y era obvio que conocía todo de primera mano desde la barrera de la plaza. Me gusta mucho lo que dice y cómo lo dice. Esa contundencia sólo se puede tener cuando sabes que tu interior lo que dices lo sabes muy bien, lo conoces, lo vives y lo sufres.
    Sus palabras darán que hablar…

    Por último decir que el libro es extraordinario, te engancha como una novela de Ken Follet. Una vez empiezas no puedes parar y sabes que son hechos reales, hechos vividos y por eso en ocasiones te sientes disgustado porque lo vives. Te paras piensas y meditas y reflexionas para tus adentros en silencio y en tu interior una vez te dice: Menos mal que Mario resistió, luchó por la verdad, su verdad y venció. Me viene a la mente el Fénix.
    Creo que ganamos todos.

    Me faltó estar presente en el acto de Madrid. -Mi mente estuvo allí-

    Seguiré leyendo el libro porque no puedo parar.
    Mis disculpas porque este me ha salido algo extenso.
    Saludos a todos. Somos parte de esto.
    Juanma

  44. #44 > Juanma > 27 de septiembre de 2009 17:21

    Una cosa más.
    Podríais dejar el lunes estos apartados abiertos. Es fin de semana y gente que habitualmente escribe no podrá hacerlo con facilidad, así tendrían la oportunidad de dejar sus comentarios -siempre interesantes-
    Y un descanso de lunes quizás no os vendría mal.

    Saludos

    Juanma

  45. #45 > jane avril > 27 de septiembre de 2009 17:33

    Me alegro de que por fin alguien tan importante como el señor Ansón haya hablado alto y claro de como un complot quiso quitar de en medio al señor MC. Espero que en un futuro no muy lejano se sumen más personas relevantes a adherirse a la causa del señor MC. Con tal de que empiece uno es más fácil que los demás le sigan

    He comprado el libro de Memorias de un preso pero todavía no lo he empezado a leer porque estoy acabando otro libro

    He visto todos los vídeos y es una pena que no pudiese asistir porque vivo en Compostela y me venía mal

    Me alegro que el acto haya sido todo un éxito

    Mi total apoyo a usted señor MC

  46. #46 > Ceropuntocero > 27 de septiembre de 2009 18:52

    Los medios que se hacen eco del acto, no muchos, en lo que he visto pasan por alto la intervención de Ansón. Como si no hubiera existido. Con excepción de El Imparcial, que precisamente creo que tiene una relación directa con Ansón.

    No puede sorprender, sabiendo cómo funcionan más o menos las cosas. Falta por conocer si puede tener éxito una actitud de silenciamiento ante la sociedad, que desde luego es intencionada, cuando ya se ha pronunciado una voz autorizada y de cierto peso. Dos días es poco para saberlo, al menos para mí, que me manejo con pobrísimos conocimientos del terreno. Algo me dice que esto no ha hecho más que empezar.

  47. #47 > Manuela > 27 de septiembre de 2009 20:15

    Sin palabras. Escuchar a Luis M. Ansón decir lo que ha dicho pues deja sin palabras. De aquella era un veinteañera donde los acontecimientos políticos me sorprendían pero no llegaba a entender todo lo que estaba pasando en el país, veía todo como un caos y sin saber quien era el ladrón y el robado. Personajes y situaciones variopintas se sucedían todos los días.
    Escuchando a Luis María Ansón no pude evitar recordar las sensaciones tan extrañas de aquellos años y lo peor de todo son iguales a las sensaciones que en este momento tengo con la situación que estamos viviendo en España.
    No sabemos que es verdad y que es mentira, se respira una tensión en el ambiente terrible, todo está maquillado y la sensación de estancamiento y caos es igual.
    Un saludo a todos, cuando lea el libro opinaré un poquillo más sobre el tema.
    Suerte Mario y a todas las personas que están en situaciones similares, que habelas haylas.

  48. #48 > olga > 27 de septiembre de 2009 21:33

    Hola Mario, como me alegra oir las palabras de Luis M. Ansón, tan claras, lo que todos sabemos, acusando tan directamente con nombres. Cuanta veces pienso en lo sentiste en aquellos momentos, no puedo ni imaginar el dolor de toda tu familia. Tengo un nudo de rabia en la garganta, de impotencia. Como serian hoy las cosas, me pregunto, si esto no hubiese pasado.
    Un abrazo y gracias por este blog.

  49. #49 > Naïf > 28 de septiembre de 2009 04:05

    Tardias las palabras de D. J.M. Anson pero aun asi gracias.
    Dar credito a las mismas , es remover conciencias , los que la tengan., es haber aceptado y aceptar que se cometio y se cometen enormes injusticias, es reconocer que tan cumpables han sido y son los que lo organizaron y organizan como los que lo permitieron y permiten.
    Imposible será oirlas en los medios de comunicacion., y si asi fuera lo mas probable es que fueran opacadas por la famosa fotografia de la familia del Sr. Z. P.
    ¿Los jovenes y los no tan jovenes querian ser Mario Conde? Mas bien deseaban vivir como vivia y tener lo que tenia .
    Admirado superficialmente, envidiado y odiado interiormente.
    Imposible aspirar a SER lo que se desconoce , y me da que DON MARIO CONDE fué y sigue siendo el “Gran Desconocido”.
    Su amigo el Angustias me comento estas reflexiones.
    Borrar de la retina miles de imagenes y de la memoria rios de tinta , sera una lucha de gigantes.
    Dificil y penosa tarea que se permita descubrir y conocer al “Gran Desconocido”.
    Digerir la dualidad explosiva del personaje y la persona humana , ardua tarea.
    Que se entienda que despues de lo vivido siga en la brecha luchando sin descanso por sus ideales .
    Y por si fuera poco entender , comprender , la profundidad de los mismos ……..
    Protestar , quejarse que es preocupante la situacion en la que nos encontramos , es una cosa , pero convertirse en Mercedarios en un proyecto de hermanos para la libertad contra el Poderoso Sistema , son palabras mayores.
    A día de hoy me pregunto ., ahora que se sabe lo que ha vivido y padecido ¿existira alguien que todavia quiera ser Mario Conde ?
    A mi me gustaria ser “El Gran Desconocido” .
    Gracias.

  50. #50 > juancar > 28 de septiembre de 2009 23:04

    Estoy todavía leyendo el libro y realmente cuando lo termine será en todo caso el momento de hacer las aportaciones correspondientes.
    No obstante hasta el momento como sí he visto los videos, y sin ánimo alguno de causar tristezas, sí me gustaría resaltar que la intervención del Sr. Ansón no me ha dejado nada perplejo. Es más, era de esperar en él. El Sr. Ansón relatando algo que conoció en su día y cayó oportunamente para que sea la historia la que absuelva al Sr. Conde. Sí sí la Historia, como suena, la Justicia no era el caso. Por supuesto el SISTEMA tampoco porque no tocaba en ese momento. En aquel momento no consideró oportuno decir nada más que se prepara y apretara el pompis apelando a que se comportara como un verdadero hombre. ¡¡Cómo un verdadero Conde¡¡¡, quizás también se le ocurrió abrir el cajón y entregarle un Rosario y una Biblia para encomendarle que rezara profundamente creyendo en el Altísimo, que diera su encierro en pos del bien supremo o que se martirizara conveniéntemente para obtener la debida paz y convivencia entre todos los espoñoles. Eso sí que no se preocupara que ya tendría tiempo de redimirle la HISTORIA. Dentro de veinte años y si Dios quiere una buena tarde yo iré y contaré a todo el mundo que su marido era inocente, que el yerno de mi amigo en realidad era una persona honrada, que todo el padecimiento y la injusticia traigan tintes de venganza y de conspiración para hundir su crédito y su fama. Pero bueno, a continuación “pelillos a la mar”, Don Juan, Magestades, abdicaciones dinásticas, mármoles fríos, Catedrales y Conventos, agradecimientos de bondad y toda la diatriba que sigue. Sr. Ansón contribuya a la historia de verdad, díganos por qué cree Vd. que todo el que se arrima a esta familia siempre termina en la cárcel, qué tendrá este buen Sr. que todos sus vasallos más fieles han terminado pasando por el Cadalso. Y por último decir que particularmente no tendría valor para sentarme al lado de un hombre que ha sufrido mucho en pos de una injusticia y de la que en su momento parece muy enterado de todo, para después de veinte años, presentarme en su casa a corroborarle algo que ya sabía y que ha tenido que descubrir él mismo por sí solo, encerrado bajo los muros de un penal. Sencillamente causa perplejidad, sonrojo y un poquito de verguenza ajena. Pues bien, yo apelo a la historia en este momento y apelo a ella para recordar trayendo a mi memoría episodios de conspiración donde realmente se le veía muy alterado al Sr. Ansón. Siempre se altera en defensa de su verdad que es la que toca y conviene en cada momento. Como nunca termina de desentramar la madeja pues nos deja con la duda para tener que escuchar las segundas partes al cabo de los 20 años. Sr. Ansón, y otros muchos, no es momento de diatribas, no es momento de predicar, es momento de que alguna vez den trigo. Con amigos así desde luego podrá pensar el Sr. Conde que no necesitó tampoco muchos enemigos.

  51. #51 > Maria S.O. > 29 de septiembre de 2009 07:09

    Estoy impresionada. Parece fácil escucharlo. De manera sencilla se relata el atropello. Cinco minutos le bastaron a Anson para trasmitir la secuencia de los hechos. Incluso con algunos detalles. Desde provincias suena estremecedor que un grupo de personas se reúna para machacar a otras. Impacta la idea de que existan empresas (da igual la procedencia) que asuman la encomienda de orquestar tan sutil movimiento de hilos. Y la sociedad al margen. Impacto al ver su engominada cabeza camino de la cárcel. Ostracismo social y caída del mito. Totalmente denostado para los restos. Objetivo cumplido. Que suceda y que el afectado vea transcurrir varios lustros antes de poder decirlo alto. Cinco minutos para relatar algo más de quince años. Y difama, que algo queda.
    Era necesario poder aclararlo, que se escuche. Me pregunto cuánto de reparador será este momento para el afectado. Y si, quizá en algún despacho se esté gestando otra demolición.

  52. #52 > San_do_Medio > 30 de septiembre de 2009 00:58

    Está una buena noche para hablar-mudo; para escribir. Esta página es Historia viva. Luis María Ansón abre las fuente histórica de un periodo atribulado de esta España de Dalís, Buñueles, Manoletes, Antonios, Manitas de Platas, Ferreres y Guardias y Prescilianos. Merece unas palabras. Cuando se habla desde ese púlpito; tiene derecho a que el ciudadano le agradezca y que le cuente que sabe del. Es lo mínimo.

    Lo empecé a leer allá atrás cuando el campo aun no florecía. No sabia si era malo, bueno o las dos cosas. “Pasté” culturalmente y informativamente en su ABC. Después, lo perdí un poco porque se fue a las tropas mexicanas. Vino la Razón. Disfruté con los cronistas. La rabia de la pluma de Semprun Maura me excitaba. Solo volví a leer crónicas con esa energía en Calaza; tanto las que hizo para La Voz de Galicia como las que escribió para MC. Albiac. Y canela fina pura, tan pura como la pureza mariana; inmaculada. Me decía: las palabras del jefe del Partido Monárquico. Eran, son, soberbios sus textos; sus cosas. Pesan;brillan; están escritas con letras de oro.

    Es, sin discusión, “EL Periodista” Español de la Enjundia. Nada, nadie se parece. Es único. Hombre de fila cero. Un ser que templa. Habla. Persona al que le brillan los ojos. Un sujeto de la Historia.

    Y me siento afortunado por escuchar sus palabras en la presentación del libro Memorias de un Preso. Y reconfortado porque aproximar-me a una verdad histórica me causa un placer orgiástico.

    Es un placer ser su contemporáneo, Luis María Ansón.

  53. #53 > magedade > 30 de septiembre de 2009 21:10

    ESTE VIDEO NO SOLO DICE LO QUE DICE SINO QUE TAMBIEN ES LA CONFIRMACION DE QUE LOS QUE ESTABAN EN LOS MEDIOS SIGUEN ESTANDO. Y QUE LOS QUE NOS MANEJABAN ENTONCES NOS SIGUEN MANEJANDO.

    Me explico, he estado unos dias sin internet y por mucho que quería haber asistido al acto no pude. Busqué en los medios de comunicación alguna noticia relativa a esto, y por mas que busqué y busqué no encontre. Un saludo

  1. No hay trackbacks

Los Comentarios están cerrados