RiveraÉrase una vez, un pacífico y cálido país en donde sus habitantes vivían felices y contentos, o casi…

Disponían de todo tipo de riquezas naturales y ganaderas y se auguraba un próspero futuro.

Pero su clase dirigente estaba más por corromperse y vivir del cuento que hacer los deberes. Así que despreocupándose del desarrollo y modernización del país, el pueblo cayó en brazos de la miseria.

Leer artículo completo »

, ,

37 Comentarios

blog

Recibo bastantes correos procedentes del blog y de otros orígenes en los que me indican que mi libro Memorias de un preso se encuentra agotado en los centros de distribución visitados por las personas que me escriben. Es cierto. Lo hemos comprobado y la editorial MR ya está al corriente. Tampoco en la editorial Séneca tenemos ejemplares y hemos tenido que comprarlos fuera para poder atender demandas de algunos clientes, pero ahora ya no sabemos donde comprarlo. El tirón en ventas del ultimo mes a nivel nacional ha sido superior a lo esperado. Solo puedo deciros que me informa la editorial que está en marcha la sexta edición y que seguramente a partir del dia 20 la tendremos en los centros de distribución. Gracias a todos

66 Comentarios

Captura de pantalla 2010-01-14 a las 05.32.11¿Qué puedes decir que no resulte meramente convencional? ¿Qué puedes hacer diferente a pronunciar o escribir palabras?. Ante la magnitud de un desastre semejante cualquier acción individual no pasa de un alcance meramente testimonial. Pero incluso esto es importante. Dejemos testimonio de dolor ante este nuevo sunami terrestre. A veces sientes que quizás estemos de modo constante pecando de vanidad, de creernos dueños y amos de la tierra y percibes como una especie de extraña intuición de que se trata de un organismo vivo que no cesa de enviar mensajes a la humanidad de que nuestra relación con las cosas no es la adecuada, de que los hijos no atentan contra sus padres de manera impune. No se, son extraños pensamientos, quizás derivados del dolor que produce tanto ser humano desaparecido, tanto tránsito de la vida (asi llamada) a la muerte (asi denominada) en un segundo en el que se rompe esa ecuación espacio/temporal en la que nos movemos de ordinario. Testimonio de dolor por los que han muerto y por los que en el momento de redactar estas línea, en el de leerlas y en el próximo futuro seguirán sufriendo. A ellos nuestro testimonio de Humanidad

162 Comentarios

GHace años llegó a mis manos un libro que en su momento consideré importante, no por la notoriedad editorial de su autor, ni tampoco por la revelación que sus páginas contenían. Pero me impactó. Es “Ética de la Hospitalidad”, de Daniel Innerarity. En ella el filósofo vasco propone un concepto de ética basado en el Otro, en aquél que recibe nuestro contacto y en nosotros como receptores a nuestra vez del Mundo. Contrariamente a la mayoría de éticas formuladas en el XVIII, el XIX y parte del XX, el concepto de hospitalidad centraliza la atención en ideas como la vulnerabilidad humana, nuestra imprevisibilidad o el deseo subjetivo de reconocimiento. Pone el acento en la pasividad, en lo patético, en aquello que nos hace plenamente humanos, que no es otra cosa que nuestra capacidad de sufrir. En su día me pareció que alguien que pivotaba alrededor del concepto de cuidado, en vez de arrogarse un discurso centrado en la autodeterminación, la soberanía o la autosuficiencia personal estaba dando en el clavo. Hoy sigo pensando lo mismo. Leer artículo completo »

37 Comentarios

blogConsidero la creación, el acto de crear, como la acción más intensa y plena de la existencia del ser humano.

De la nada… surge arte, surge belleza, surge un diseño, surge la gracia…

De la nada surge un cuadro, una canción, un poema, una novela, una fórmula matemática, una prenda, una escultura, un dibujo, un baile, un lienzo, un niño,  un edificio, un puente, una interpretación… de la nada… a un concepto, a una idea, a un sentimiento, al amor.

Leer artículo completo »

,

45 Comentarios

nueva-foto-blogComo supongo la gran mayoría de vosotros a lo largo de mi vida escuché en muchas ocasiones hablar de los rotarios, pero confieso que mi ignorancia acerca de la estructura, fines y funcionamiento de la institución era bastante amplia. En mi, como quizás en alguno de vosotros, resonaba el mito de que los miembros de ese Club, o la casa en sí misma considerada, constituía una antesala de la masonería, una especie de miembros light de la orden de los Hijos de la Viuda. Nunca supe a qué obedecía esa calificación, pero no dejó de sorprenderme la fuerza expansiva con la que circulaba en un país como España. Creo que en ninguna otra aparte del mundo, al menos que yo sepa, el mito tiene esa consistencia hispánica.Ayer mismo, en la cena, al comentar este asunto, mi compañeros de mesa dijeron la consabida frase de ¿no son los rotarios algo parecido a los masones?. Leer artículo completo »

, ,

192 Comentarios

El Loco personalEn todas las tradiciones existen momentos que reclaman especial atención. Son períodos de interiorización, de retiro, de introspección hacia dentro para observar el curso de la vida y afrontar el reto que se nos presenta con fortaleza y admisión. En algunos ritos de iniciación, ese tiempo sin tiempo solía transcurrir dentro de una cueva o en algún lugar oscuro. Una especie de cámara de reflexiones donde el neófito debía asumir que la iniciación pretende la muerte simbólica para renacer en una nueva vida. Como todo rito, el problema de la muerte es resuelta con un segundo nacimiento. De ahí la expresión “el nacido dos veces”.

Dentro de la liturgia y los rituales cristianos, la Cuaresma sería ese momento culminante antes de la gran transición que sufrirá el Ungido. Un momento de retiro, de oración profunda donde el pueblo cristiano se prepara desde el Miércoles de Ceniza al Domingo de Ramos, día que comienza la Semana Santa y todo el proceso crístico de muerte y resurrección. Un tiempo de respeto que pretende prepararnos para el significado profundo de la muerte en la cruz y cuya preparación vino precedida por el mismo Jesús en su retiro de cuarenta días en el Desierto.

Leer artículo completo »

, , , , ,

65 Comentarios

Aunque la formulación de esta pregunta tiene antigüedad notable, desgraciadamente sigue siendo actual. Porque la respuesta dada o la ausencia de respuesta, que es una forma de responder, no consigue atajar el problema que, por el contrario, no de cesa de crecer, alcanzando proporciones tan alarmantes como socialmente destructivas. Y lo traigo hoy a colación porque un artículo de Vargas Llosa, cuyas posiciones no siempre me entusiasman, titulado El otro Estado vuelve a obligarnos a reflexionar, o, si se quiere, a volver a considerar el asunto a la luz de los datos que nos arroja la experiencia

Ante todo, como he aclarado en mas de una ocasión, un porcentaje brutalmente elevado de presos en las cárceles españolas tiene que ver directa e indirectamente con el mundo de la droga. Traficantes, correos y lavadores de dinero conforman una siniestra trilogía capaz de erosionar los fundamentos de nuestra convivencia. Y lo peor es que tal proporción es debida a un hecho tan incuestionable como trágico: la sociedad consume drogas. Y no solo las ingiere físicamente sino que además consume un cinismo insoportable. El traficante de drogas es únicamente traficante cuando lo han encarcelado. Hasta ese momento, al menos para un amplio segmento social, era un enlace capaz de suministrar los polvos blancos en los momentos de necesidad, incluso en los de puro divertimento y con servicio a domicilio. He conocido a varios de ellos en prisión que se dedicaban a esta misión, y así lo he relatado en Memorias de un preso. Leer artículo completo »

156 Comentarios

Todos, quien más quien menos, hemos oído hablar de Adolf Hitler. Se sabe que cuando la disolución del Ejército alemán tras su derrota en la I Guerra Mundial, se licenció con la categoría de cabo, lo cual nos puede dar una idea de lo anodino de su existencia en las filas de dicho Ejército durante la gran guerra europea.

También se sabe que al licenciarse trabajó como espía de la minúscula organización militar que las potencias vencedoras habían permitido para ejercer labores más bien policiales y de control al Movimiento obrero de clara ideología marxista y revolucionaria como correspondía a una época de extremada agitación social tras la Revolución bolchevique de 1917 en Rusia. En 1919 a Hitler se le encomendó que se infiltrara en un partido recién fundado, el Partido Obrero Alemán, en la siempre efervescente Baviera. Este partido fue fundado por Drexler, Eckardt y Rosemberg entre otros personajes, y cuando Hitler “se infiltró”, conoció, además, a militantes tales como Himler, Rudolf Hess, Hans Frank y el enigmático Haushofer.

Leer artículo completo »

, , ,

127 Comentarios